20 de agosto de 2015 5:17 am

La manipulación detrás del caso de niña de once años para despenalizar aborto en Paraguay

POR EDUARDO BERDEJO | ACI Prensa

Imagen referencial / Foto: Pixabay (Dominio Público)
Imagen referencial / Foto: Pixabay (Dominio Público)

El 13 de agosto dio a luz en Paraguay la niña de once años que resultó embarazada por la violación de su padrastro. Este caso, que conmovió a la opinión pública y movilizó al Estado y pro-vidas para velar por la pequeña madre y la no nacida, fue sin embargo manipulado por organizaciones feministas y abortistas con el fin de presionar al gobierno para que despenalice el aborto.

Así lo denunciaron en su momento los expertos internacionales en derechos humanos y medicina Gualberto García Jones y Rafael Cabrera cuando viajaron a Paraguay para conocer de primera mano los detalles de este caso, luego que la organización feminista Cladem fuera a la OEA y la ONU para denunciar al estado paraguayo.

En mayo de este año Cladem presentó ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (perteneciente a la OEA), una medida cautelar para que se practicara un aborto bajo la causal de riesgo de vida de la niña, aduciendo que esto era solicitado por la madre en ejercicio de la patria potestad. La CIDH apoyó el pedido de Cladem.

Sin embargo, García Jones, director de la organización Grupo Internacional de Derechos Humanos; y Cabrera, médico de la Red Interamericana de Derechos Humanos, denunciaron ante el diario paraguayo ABC Color que la organización feminista engañó a la madre al hacerla firmar un texto en español pidiendo el aborto, cuando la mujer “no habla español, habla guaraní”.

“Ella niega que haya dado su consentimiento. Alega que le hicieron firmar con la advertencia de que si no lo hacía podía morir su hija. Lo hizo cuando estaba en esa situación de emergencia (la apresaron acusada de complicidad con el padrastro). Ella niega haber pedido el aborto. Evidentemente era una estrategia de esta gente inescrupulosa para fomentar su ideología, que es la legalización del aborto. Le habían redactado un documento que ella ni había leído ni entendido. Se aprovecharon de esta mujer”, señalaron en la entrevista difundida el 7 de junio.

Los expertos indicaron que durante su estancia en Paraguay se reunieron con parlamentarios, ministros, fiscales, jueces y médicos. “Sacamos bastante información de los hechos que contradicen completamente la denuncia elevada sin ninguna prueba por las representantes de esa organización. Nunca estuvo en peligro la vida de esta niña; si bien, como es lógico, se trata de un embarazo de alto riesgo”, señaló García Jones.

No dieron tiempo a Paraguay para responder

Durante la entrevista, García Jones y Cabrera indicaron que Cladem también usó como estrategia las fechas de los feriados en Estados Unidos –donde la CIDH tiene su sede–, para no dar tiempo a Paraguay de responder a la medida cautelar.

“La medida cautelar se redacta desde Cladem a la Comisión de Derechos Humanos. La CIDH da oportunidad al Estado de responder. En este caso mandaron las preguntas a la Cancillería el sábado 23, en un fin de semana en el que en Estados Unidos es festivo. Los jueces no trabajaron ese fin de semana. No trabaja nadie. El lunes era festivo. Pidieron una respuesta para el martes. No dieron oportunidad a las autoridades paraguayas a responder. Eso nos llamó la atención y empezamos a verificar. Nos percatamos que casi todos los datos de la denuncia estaban en duda”, advirtieron.

Sin embargo, señalaron que este grupo feminista también buscó influir en las Naciones Unidas, la cual el 11 de mayo sacó un pronunciamiento fuerte contra el gobierno paraguayo. “La nota era muy agresiva, acusatoria, pero no se habían comunicado con el Gobierno paraguayo y estaban acusando de hechos que ni ellos habían probado. Entonces, nos comentó el relator de la Niñez que él personalmente se comunicó con las autoridades de la ONU y el comunicado de prensa que publicaron no refleja la realidad. Nosotros creemos que la misma gente de Cladem redactó el documento”.

Ante esto, el diario recordó que “no hubo tampoco un desmentido de Naciones Unidas”. “No –señalaron los expertos-. Y la verdad es que, nosotros que trabajamos en este tema internacional, las organizaciones internacionales tienen su propia ideología en estos temas, en este caso del fomento del aborto. No fueron justos con Paraguay. No le dieron oportunidad de defenderse”.

“Cuando no existe un apoyo popular para cambiar las leyes que ellos quieren cambiar, pues acuden a los jueces. Cuando no tienen a los jueces acuden a organismos internacionales. Y simplemente saltan de un lado a otro y por donde puedan presionan. En este caso están usando la OEA y de hecho usan la ONU todos los días para presionar. Son bastante descarados”, advirtieron.

En ese sentido, Cabrera denunció que detrás de estos intentos de despenalizar el aborto están los beneficios económicos que obtienen “las multinacionales que fabrican los equipos para hacer el aborto, los de succión descartables y toda la gama de ese tipo”. “La industria del aborto es una industria billonaria”.

La niña está bien

Por su parte, el presidente de Generación Provida, Richard Izquierdo, informó a ACI Prensa que la menor está actualmente bajo el amparo del Estado y la Cruz Roja.

“El padrastro, que es el principal sospechoso de haber violado a la niña, está preso”, y la mamá está “con una medida de prisión ambulatoria y está al cuidado de la niña”. La menor “está en el hospital de la Cruz Roja donde tuvo a su hija”. Esta institución y el Estado “se están encargando de velar” por la pequeña madre y su hija recién nacida bautizada como “Milagros”.

Actualmente continúa la presión de organismos abortistas como Amnistía Internacional para que el gobierno apruebe el aborto en los casos de violación. Sin embargo, afirmó Izquierdo, “el pueblo paraguayo tiene muy arraigada la cultura de la vida” y el gobierno “tiene una posición firme de respeto a la Constitución Nacional y las leyes”, que reconocen el derecho a la vida desde la concepción.

Etiquetas: Aborto, Paraguay, feministas, Aborto por violación

Comentarios