14 de mayo de 2019 2:41 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 15 de mayo de 2019 5:25 pm

[ACTUALIZADO] Jesuita causa polémica en redes por negar existencia del infierno

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial / Crédito: Pixabay
Imagen referencial / Crédito: Pixabay

El sacerdote jesuita Ismael Bárcenas Orozco ha generado polémica en redes sociales al negar la existencia del infierno y recibió una serie de correcciones fraternas como las del P. Samuel Bonilla, conocido en redes sociales y en YouTube como el “Padre Sam”.

La polémica surgió cuando el P. Bárcenas aseguró recientemente a través de su cuenta de Twitter (@elmayo) que no se debería hablar del infierno a los niños. Tiempo atrás, en el 2012, el presbítero mexicano ya había afirmado en un tuit que no creía en el infierno.

En respuesta, el Padre Sam comentó: “Querido hermano @elmayo, negar la existencia del infierno suena atractivo, pero no es la doctrina de Jesús. Te animo a que prediques lo que nos mandó el Maestro, no lo que nos parezca conveniente. Saludos fraternos. Rezo por ti, reza por mí”.

El sacerdote jesuita replicó que “para ser fieles a Cristo” lo que se debe hacer es mostrar solamente su misericordia.

Sin embargo, el Padre Sam citó las afirmaciones del infierno del Catecismo de la Iglesia Católica y luego del Evangelio, específicamente de Mt 25,41 ss: “Entonces dirá también a los de la izquierda: ‘Apártense de mí, malditos; vayan al fuego eterno, preparado para el diablo y sus ángeles; porque estuve a hambriento (…)”-

“Fueron palabras de Jesús a sus discípulos. ¿O cómo debo interpretarlas? ¿Y Lc 16,19-31?”, preguntó el Padre Sam al jesuita.

Por su parte, el P. Bárcenas, le dijo que “para eso hay que hacer exégesis y hermenéutica, para no caer en literalismos”.

“El ‘castigo’ es resultado de una determinada manera de vivir (ser infierno para los demás), atascada en la ignorancia y en deliberadamente optar por el mal, por dañar (abusar), sobre todo del más débil”, añadió el jesuita.

Durante el intercambio de tuits, el Padre Sam recordó que “una Iglesia sin Jesús no es atractiva”.

“Y si no predicas la doctrina de Cristo, estás predicando una Iglesia a tu medida”, añadió.

Más adelante, el P. Bárcenas admitió en su Facebook que el infierno existe, pero aún piensa que hablarles a los niños de este tema es inadecuado. Tras la polémica el sacerdote decidió colocar su cuenta en modo “privado” con el fin de que sus tuits ya no puedan ser vistos.

Además, del Padre Sam otros reconocidos evangelizadores católicos decidieron aclarar la existencia del infierno al sacerdote de la Compañía de Jesús. Entre ellos el sacerdote dominico colombiano Nelson Medina, conocido como Fray Nelson; y el expastor protestante pentecostal convertido al catolicismo, Dr. Fernando Casanova, conocido conductor de la serie “Defiende tu Fe” y “Estoy en casa” transmitidos por EWTN.

“¿Saben por qué Jesucristo habló más del infierno que ninguna otra persona en la Biblia? Por dos razones: porque él siempre dice la verdad, y porque nos ama. Y el que te oculte o niegue lo revelado por Cristo al respecto te miente, y no te ama”, dijo Fernando Casanova.

Por su parte, el Padre Nelson agradeció a Casanova y le dijo: “Déjame anticipar la siguiente jugada de los negadores del infierno: ‘En redes sociales por poco me linchan simplemente por presentar a un Dios misericordioso’. Dolor por la Compañía de Jesús. ¡SAN IGNACIO DE LOYOLA: Escúchanos!”.

Ante algunas respuestas negativas recibidas en Twitter, el P. Nelson afirmó que hablar a los niños del infierno “no es amenazar, como dice aquel irresponsable; es advertir de las consecuencias de nuestros actos”.

“Advertir de consecuencias reales es un acto de sensatez y de amor”, añadió el sacerdote dominico.

Finalmente, Fernando Casanova reflexionó: “Si le digo a mi hijo: ‘cuidado con ese perro que te va a morder’, ¿soy un mal padre, y no tengo amor? Pues igual le digo: ‘cuidado con el infierno que te vas a quemar’. Así es mi Padre Dios, es bueno, y me ama”.

Enseñanza del Magisterio de la Iglesia sobre el infierno

El infierno existe y Jesús lo asegura varias veces a lo largo de los Evangelios (Mateo 7: 13-14, Mateo 8:12, Marcos 9:43, Mateo 13: 41-42, 49-50, 48-49, Mat 22:13, Mat 25:46, Lucas 12: 5, Juan 3: 18). Juan también le dedica un largo pasaje en el Apocalipsis (Ap 14: 9-11; 19:3).

Asimismo, el Catecismo de la Iglesia Católica en el numeral 1035, explica que: “La enseñanza de la Iglesia afirma la existencia del infierno y su eternidad. Las almas de los que mueren en estado de pecado mortal descienden a los infiernos inmediatamente después de la muerte y allí sufren las penas del infierno, ‘el fuego eterno’”.

Finalmente, en el numeral 1036 se explica que las “afirmaciones de la Escritura y las enseñanzas de la Iglesia a propósito del infierno son un llamamiento a la responsabilidad con la que el hombre debe usar de su libertad en relación con su destino eterno”. Y también “constituyen al mismo tiempo un llamamiento apremiante a la conversión”.

Aclaración del Padre Sam 

Al día siguiente de la polémica, el miércoles 15 de mayo de 2019, el Padre Sam emitió un comunicado para aclarar lo sucedido en la conversación que sostuvo con el P. Ismael Bárcenas.

El Padre Sam explicó que el motivo de la discusión “fue partir de una publicación que dicho hermano hizo en el 2012, en la cual afirmaba que el infierno no existe, o en todo caso lo ponía en condicional”.

“Algunas personas me hicieron llegar esta publicación, y fue por ello que escribí un tuit, dirigido a él, corrigiendo esta supuesta afirmación. Esto trascendió de una manera increíble, teniendo consecuencias positivas pero también negativas”, explicó.

En su comunicado, resaltó que el sacerdote jesuita es una persona “de diálogo” y que aclararon lo sucedido vía telefónica por varios minutos.

“No hubo peleas ni insultos (eso no es cristiano ni humano), sino que ambos asumimos nuestros errores y sacamos enseñanzas para nuestra vida y ministerio sacerdotal”, aclaró el Padre Sam.

En otro punto, el sacerdote admitió que quiso “hacer una corrección” pero se equivocó “en el modo”.

“Es decir, el fin era bueno (corrección), pero fallé en el medio (hacerlo público). Fallé en no indagar con más profundidad dichas afirmaciones y sobretodo en no buscar el diálogo en privado con el implicado. Y al hacerlo público, sí, llegó el mensaje, pero hubo muchas repercusiones negativas”, aseguró.

Más adelante, detalló que el P. Bárcenas corrigió su postura “de que el infierno no existe” y que luego lo ratificó en su cuenta de Facebook personal. No obstante, agregó que el jesuita aún mantiene su postura de que enseñar sobre el infierno a los niños es un recurso catequético inadecuado.

“Más bien enfatiza en que hay que presentarlo en su lugar y momento adecuado”, informó el Padre Sam.

El texto también enfatiza en el compromiso de ambos sacerdotes a tener cuidado de sus publicaciones, y animaron al pueblo de Dios a cuidar lo que “dicen, publican o comparten”.

El Padre Sam aclaró que no está “peleado” con el sacerdote jesuita, lamentó que las reacciones a la conversación se “salieran control” y que fueran colocados “como enemigos” generando insultos de los seguidores de ambos.

Finalmente, el Padre Sam comunicó que decidió borrar su tuit a fin de evitar “más morbo” e insultos.

“Los dos somos sacerdotes católicos, merecemos respeto. Estamos en la misma barca, no dejemos que el diablo divida lo que Cristo quiere esté unido, su Iglesia. Recen por nosotros (…) Si vamos a decir algo, dejemos que hable la inteligencia y el amor, no la ira y el enojo. Si alguien se equivoca, hay que corregirle de la manera correcta (en privado) y con las palabras adecuadas (con amor)”, agregó.

ACTUALIZACIÓN: El 15 de mayo de 2019 se añadió el comunicado del Padre Sam para aclarar lo ocurrido.

Etiquetas: Jesuitas, twitter, Compañía de Jesús, Fernando Casanova, jesuita, Padre Sam, sacerdote jesuita, Fray Nelson

Comentarios