20 de junio de 2018 2:13 pm

Iglesia en México lanza protocolos de seguridad para prevenir crímenes

POR DAVID RAMOS | ACI Prensa

Imagen referencial. Foto: Pixabay / Dominio público.
Imagen referencial. Foto: Pixabay / Dominio público.

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) publicó los “Protocolos básicos de seguridad eclesial: personal y de recintos religiosos”, que buscan prevenir crímenes contra sacerdotes, religiosos y fieles en el país.

Al presentar el documento, en conferencia de prensa este 19 de junio, el Secretario General de la CEM, Mons. Alfonso Miranda Guardiola, explicó que se trata básicamente de “protocolos de prevención” que no buscan detener “la actividad pastoral de obispos, sacerdotes, religiosas y laicos, sino hacerlo de una manera lo más segura posible”.

En ese sentido, el documento, publicado en el sitio web de la CEM, propone “cómo proceder” en casos como “visitas pastorales, o Misas en comunidades lejanas del centro de la ciudad”.

En estas situaciones, dijo, los protocolos señalan que si se viaja en vehículo, es aconsejable “hacer una avanzada previa, conocer el camino” y averiguar “las horas en las que se puede salir, etc.”.

Además se proponen medidas de seguridad para los templos, casas de comunidades y de religiosos, y otros recintos.

La violencia en México, principalmente a manos del crimen organizado, ha recrudecido en los últimos años. Se estima que 2017 ha sido el más violento en las dos últimas décadas con más de 25 mil homicidios.

De acuerdo al Centro Católico Multimedial (CCM), en los últimos seis años han sido asesinados 24 sacerdotes. Cuatro de ellos murieron en 2018.

Se estima que desde septiembre de 2017, en que comenzó la contienda electoral que culminará el 1 de julio de este año, han sido asesinados alrededor de 100 políticos en todo el país. Más de 40 de ellos eran candidatos a diferentes puestos.

Si bien con frecuencia los medios denuncian el accionar de los cárteles del narcotráfico en estados como Guerrero y Tamaulipas, la madrugada del 18 de junio de este año la violencia tocó las puertas de Ciudad de México.

En la avenida Insurgentes, una de las vías principales de la capital mexicana, las autoridades encontraron restos despedazados de dos seres humanos, en lo que se cree es un enfrentamiento por plazas de tráfico de drogas.

El Secretario General de la CEM indicó que “el protocolo de seguridad responde a lo que ha sucedido en los últimos dos, tres años, donde se han visto acumulados asesinatos no solamente de sacerdotes, sino de periodistas, policías, militares y también los candidatos o aspirantes a puestos públicos”.

Si este protocolo sirve para evitar una muerte más, ya tuvo éxito”, dijo.

A su turno, el P. Rogelio Narváez Martínez, secretario ejecutivo de la Comisión Episcopal de Pastoral Social y director de Cáritas Mexicana, dijo que la cifra de 24 sacerdotes asesinados en los últimos seis años no es “el dato que nos preocupa como Iglesia. Nos preocupa la muerte de cualquier mexicano, la muerte de cualquier persona, de alguien que está en el centro comercial, que va al templo, que está en una plaza, que va a un coche, que va con su familia”.

“Cada muerto es una herida para nuestra nación”, aseguró.

Por su parte, el Arzobispo de Morelia y Responsable de la Dimensión de Justicia, Paz y Reconciliación de la CEM, Mons. Carlos Garfias Merlos, precisó que los protocolos propuestos por el Episcopado mexicano “están muy vinculados con el tema de la inseguridad y la violencia”.

Sin embargo, destacó, estas medidas también podrían servir para “momentos de emergencia”, como los provocados por fenómenos naturales.

“Sabemos que en algunos lugares de México cada año, por los fenómenos naturales, con los huracanes, los sismos, los temblores, nos vemos en situaciones de emergencia”, dijo, y con estas medidas recomendadas las diversas comunidades católicas podrán vincularse e interactuar con las autoridades.

Lo que estamos buscando nosotros es la prevención, no solamente dentro de la Iglesia sino a nivel de toda la sociedad. Esta es la parte que es muy importante”, señaló.

El Secretario General de la CEM precisó que dentro de los protocolos “no está contemplado policías ni militares en los templos”.

Además, indicó que “el protocolo son propuestas” y no “una ley que estamos poniendo en la Iglesia”.

“Son medidas que se sugieren a los sacerdotes, obispos, etc. Y también de acuerdo a la capacidad de cada parroquia. Donde se pueda, se recomienda que se pongan los sistemas de alarmas. Donde no es posible, por lo menos que haya medidas mínimas de seguridad”.

En declaraciones para ACI Prensa el 19 de junio, el P. Omar Sotelo, director del Centro Católico Multimedial, destacó que el documento publicado por los obispos “responde a las necesidades de lo que está sucediendo en nuestro país”.

“Es un plan de seguridad, es un protocolo que de alguna u otra manera ayuda a la prevención”, señaló.

Para el P. Sotelo, la violencia en México “se ha generalizado, se ha perfeccionado y ha tocado a sectores importantes en la sociedad”.

El director del CCM señaló que este documento también “es una llamada de atención a las autoridades que no han ejercido con eficacia su trabajo”.

Para el P. Sotelo, “algunas autoridades, no todas, se han corrompido o se han visto superadas” por el crimen organizado.

El sacerdote mexicano precisó que si bien estos protocolos “no son una panacea” y no buscan “eliminar la violencia por completo”, se trata de “un granito de arena que está al servicio de la ciudadanía, de la feligresía, de las instituciones, de los templos y demás”.

Indicó que atacar el punto focal de la criminalidad “es algo muy complicado”, pues se tienen que organizar y crear “elementos que verdaderamente vayan al cambio de conciencia”.

“Es muy difícil cambiar la mentalidad de miles de personas que lamentablemente se han deshumanizado y han recurrido al crimen organizado para hacer de su vida un modus vivendi. Transformar ese tipo de situaciones cuesta mucho trabajo”.

Sin embargo, recordó el P. Sotelo, “el Evangelio nos dice que es muy fácil amar a tus amigos, pero ama también al enemigo. Y es ahí en donde tenemos que construir un camino que llegue al corazón de estas personas”.

“Salir al encuentro de estas personas es un proceso, un elemento importante que no debemos descuidar”, señaló.

Para descargar los protocolos básicos de seguridad eclesial: personal y de recintos religiosos, puede ingresar AQUÍ.

Etiquetas: México, Sacerdote asesinado, violencia, seguridad, Obispos de México, Iglesia en México, sacerdotes asesinados, asesinatos a sacerdotes, asesinatos de sacerdotes

Comentarios