6 de agosto de 2014 - 2:14 AM

Gobierno cubano usa agentes en motos y autos para amedrentar opositores, denuncia dirigente del MCL

POR EDUARDO BERDEJO | ACI Prensa/EWTN Noticias

La localidad de Velasco, en Holguín (Cuba), amaneció el lunes “bajo un fuerte operativo” montado por el Gobierno, con agentes en motos y en autos, con el fin de amedrentar a la oposición y a la población “que cada día tolera menos esta dictadura”, denunció Eduardo Cardet, miembro del Consejo Coordinador del Movimiento Cristiano Liberación (MCL).

El objetivo es “amedrentar a la ciudadanía por la situación que se está viviendo, por el despertar de nuestro pueblo que cada día tolera menos a esta dictadura. Es penoso ver cómo consumen cuantiosos recursos, tanto de combustible como de hombres que están siendo utilizados para realizar este operativo gigantesco”, expresó Cardet en un audio difundido este lunes por el MCL.

El dirigente relató que la localidad se vio a las “fuerzas combinadas de la seguridad del estado, la policía, brigadas de respuesta rápida, los tristemente famosos boinas negras, que llevan varias horas patrullando por las calles de Velasco a alta velocidad en motos, en autos lada y en carros especializados con las puertas abiertas como en estado de combate”.

Asimismo, denunció que “han sucedido detenciones de algunos opositores”, mientras se vigilaba las viviendas de otros miembros del MCL y disidentes. “También tenemos fuerte vigilancia en mi casa, hay varios miembros de brigadas de respuesta rápida y personas que apoyan a estas brigadas, desde tempranas horas de la madrugada”.

Por su parte, Omar Lore, coordinador provincial del MCL en Holguín, denunció también que dos miembros del movimiento –que trabajan en una plaza central- son acosados “por los miembros de la seguridad del estado, por el jefe de la plaza que es miembro del partido y por la secretaria del sindicato”.

Etiquetas: Cuba, MCL

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios