6 de mayo de 2017 2:20 pm

FOTOS: Con bendición de cruz inicia reconstrucción de pueblos destruidos por ISIS en Irak

POR DAVID RAMOS | ACI Prensa

Con la bendición de la cruz levantada en la ciudad de Qaraqosh, el 2 de mayo, comenzó oficialmente la reconstrucción de los pueblos destruidos por el Estado Islámico (ISIS) en la llanura del Nínive, en Irak.

El Arzobispo siro-católico de Mosul, Mons. Youhanna Boutros Moshe, bendijo la cruz, en una mañana colmada de alegría, con emotivos bailes de los cristianos.

Son 13 mil las viviendas dañadas –669 de las cuales fueron totalmente destruidas por los terroristas musulmanes–, que serán reconstruidas en tres pueblos de la llanura del Nínive: Bartella, Karamless y Qaraqosh.

La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN, por sus siglas en inglés), que colabora en la reconstrucción, estimó que el costo total del programa de reconstrucción supera los 250 millones de dólares.

Hasta la fecha, ACN ha facilitado cerca de 500 mil dólares a la Comisión para la Reconstrucción de Nínive.

En declaraciones para ACI Prensa, el P. Luis Montes, sacerdote misionero del Instituto del Verbo Encarnado (IVE) en Irak, aseguró que “los cristianos están muy esperanzados con el comienzo de la reconstrucción de las ciudades de la llanura de Nínive”.

“La mayoría de los que se han quedado en Irak –algunos calculan que son la mitad de los que originalmente huyeron del Isis hace más de dos años, la otra mitad ya habría dejado el país– se quieren quedar y volver a sus ciudades”, dijo.

Sin embargo, advirtió, “no se puede decir que el drama haya pasado por varios motivos, entre los cuales está el hecho que la comunidad ha quedado muy disminuida y eso es causa de tristeza, y de mayor debilidad tanto para ahora como, y especialmente, para el futuro”.

“Además, recuperar todos los territorios que el ISIS haya tomado no significa derrotarlos, porque seguirá como grupo clandestino con atentados, lo mismo que otros grupos terroristas”, señaló.

De acuerdo a la empresa investigadora estadounidense RAND, el Estado Islámico ha perdido cerca del 60% del territorio que controlaba en su momento de mayor poder, a fines de 2014.

La mayor ofensiva contra el grupo terrorista, realizada desde octubre de 2016 por grupos combinados del ejército iraquí y la milicia kurda peshmerga, recuperó poblados en la llanura del Nínive. Actualmente, los grupos combinados luchan por el control total de Mosul.

El P. Montes recordó que “Irak tiene decenas de atentados por mes desde hace más de 10 años y eso continuará. Y no hay que olvidar que una vez terminada la batalla por Mosul recomenzarán con fuerza las tensiones entre el gobierno central de Bagdad y la región autónoma del Kurdistán”.

“Esto no quita que lo que este proceso de reconstrucción y pronta vuelta de los cristianos a sus hogares sea una gran noticia. ¡Gran noticia! Pero hay que seguir rezando porque el camino todavía es muy largo”, exhortó.

De acuerdo a una encuesta realizada en marzo, el 41% de las familias cristianas desplazadas quiere retornar definitivamente a sus hogares en la llanura del Nínive, de donde escaparon tras la invasión del Estado Islámico, en 2014.

Otro 46% estaría considerando seriamente la posibilidad de regresar.

Para el P. Andrzej Halemba, Jefe de la Sección de Oriente Próximo de ACN y Presidente en funciones de la Comisión para la Reconstrucción de Nínive, “estas cifras ofrecen una instantánea del dilema histórico que afronta el cristianismo en Irak en los tiempos actuales”.

Con el inicio de las obras de reconstrucción en Bartella, Karamless y Qaraqosh, explicó, “queremos enviar una clara señal a las miles de familias cristianas expulsadas de sus hogares de la llanura de Nínive, familias que ahora viven en de forma improvisada y provisional en Erbil y otras localidades del Kurdistán iraquí”.

Este es un momento decididamente histórico. Si ahora dejamos escapar la oportunidad de ayudar a los cristianos a regresar a sus casas de la llanura de Nínive, estas familias podrían tomar la decisión de abandonar Iraq para siempre, y esto sería una enorme tragedia”.

Para el P. Halemba, “la presencia de los cristianos en esta región es de vital importancia, pero no solo desde el punto de vista histórico, sino también desde el político y cultural”, pues “los cristianos representan un puente de paz entre los diferentes grupos musulmanes enfrentados entre sí, realizan una contribución crucial al sistema educativo y son respetados por todos los musulmanes moderados”.

El sacerdote hizo un llamado tanto a la ayuda económica como a rezar por los cristianos en Irak.

“A todos nuestros hermanos y hermanas de Occidente no solo les pedimos una ayuda económica, sino también oraciones con las que apoyar la valentía de los miles de cristianos iraquíes que han tomado la decisión de regresar a sus pueblos y permanecer en Irak”, dijo.

También te puede interesar:

Etiquetas: cristianos perseguidos, Irak, Estado Islámico de Irak y Siria ISIS, Qaraqosh, Persecución de cristianos en Irak, Amigos de Irak

Comentarios