19 de marzo de 2015 11:09 am

Episcopado chileno expresa su respaldo al Papa en nombramiento de Obispo de Osorno

Redacción ACI Prensa

Episcopado chileno expresa su respaldo al Papa en nombramiento de Obispo de Osorno

En un comunicado dado a conocer el 18 de marzo, el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile, expresó su apoyo a la decisión del Papa de nombrar a Mons. Juan Barros Madrid, como nuevo Obispo de Osorno, ante las críticas de algunos que lo acusan de encubrir los abusos sexuales cometidos por el condenado sacerdote Fernando Karadima Fariña, algo que él ha negado tajantemente.

En el texto, los prelados chilenos expresan su “adhesión, en espíritu de fe y obediencia, al Papa Francisco quien ha nominado a Mons. Barros como Obispo de la diócesis de Osorno” el pasado 10 de enero.

Y agregan su “cercanía a los presbíteros, diáconos permanentes, consagrados y consagradas, laicos y laicas de la Iglesia hermana de Osorno, llamados por Jesús a ser discípulos – misioneros suyos, en comunión con su pastor”.

“Nuestro compromiso de oración para que fieles y pastor caminen en fidelidad al mandato del Señor: Padre, que todos sean uno como lo somos nosotros. Yo en ellos y Tú en mí para que sean plenamente uno; para que el mundo conozca que Tú me enviaste y los amaste como me amaste a mí (Jn 17, 22-23)”, concluye la misiva.

Este apoyo sale al paso de las críticas de algunos grupos como la Congregación de los Sagrados Corazones en Chile que publicó una carta en que afirmaban que el nombramiento de Mons. Barros no contaría según ellos con “el respaldo de la mayoría de los obispos” y que “el Papa no tuvo todos los antecedentes sobre la mesa” al momento de confirmar el nombramiento.

Respecto a esto último, el vocero de la Conferencia Episcopal de Chile, Jaime Coiro, en entrevista con CNN Chile, afirmó que “el Papa contaba con los antecedentes necesarios para tomar la decisión antes del nombramiento y después del nombramiento”.

“Todos los hechos acopiados en la investigación contra el presbítero Karadima fueron revisados por la Congregación para la Doctrina de la Fe por lo tanto hay copia en la Santa Sede” y “los antecedentes estaban, estuvieron y se entregaron además explícitamente”, añadió.

El respaldo del Episcopado se suma a lo ya expresado por la Nunciatura Apostólica en Chile que en un comunicado el día 14 de marzo renovó su “confianza y apoyo a S.E. Mons. Juan Barros Madrid, Obispo electo de la Diócesis de Osorno”.

En la carta dada a conocer por la Nunciatura Apostólica se “invita, por tanto, a toda la Iglesia en Chile y, en manera particular, a la Comunidad diocesana de Osorno a prepararse, mediante la oración y las obras de bien, al inicio del gobierno pastoral de S.E. Mons. Barros Madrid, reavivando un espíritu de fe como también de comunión con el Sucesor de Pedro y con el nuevo Pastor”.

“La Nunciatura Apostólica exhorta a ir adelante en el camino de conversión y fortalecimiento del corazón, que el Santo Padre ha invitado a recorrer mediante el Mensaje pontificio enviado para la Cuaresma 2015", finaliza la carta.

Sobre el nombramiento, el Cardenal Ricardo Ezzati, Arzobispo de Santiago y Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, dijo recientemente a los medios de prensa que “el Santo Padre ha elegido a un pastor para la Iglesia de Osorno y nosotros como católicos estamos muy en comunión con el Santo Padre y de manera particular los obispos somos con Pedro y bajo Pedro”.

Mons. Ezzati agregó que respecto a una hipotética conexión de Mons. Barros con el caso Karadima “no hay que unir las dos cosas. El Santo Padre ha tenido la tarea de discernir el bien de una comunidad y nosotros adherimos a lo que el Santo Padre ha decidido”.

La defensa del Obispo Barros

Mons. Juan Barros además hizo pública una carta dirigida a los fieles y religiosos de Osorno, donde aseguró que jamás tuvo conocimiento de los abusos sexuales cometidos por Fernando Karadima, hechos que condenó públicamente.

"En este tiempo se han difundido una serie de opiniones en relación a mi persona. Jamás tuve conocimiento de alguna denuncia respecto del sacerdote Karadima siendo Secretario del Cardenal Juan Francisco Fresno, y jamás tuve conocimiento ni imaginé nunca de aquellos graves abusos que este sacerdote cometía con sus víctimas. No he aprobado ni participado en esos hechos", aseguró Mons. Barros.

Al respecto, recordó que "hubo una investigación exhaustiva por instancias civiles y eclesiásticas para discernir las responsabilidades y sanciones" en el caso, en la que no resultó involucrado.

Monseñor Barros manifestó además su rechazo a los actos cometidos por Karadima y afirmó que también se sintió defraudado. "Como tantos jóvenes, yo llegué a la Parroquia del Sagrado Corazón en tiempos hermosos de espiritualidad y apostolado, pero terminé defraudado por este sacerdote y condeno absolutamente los delitos por él cometidos. El daño que ha causado es enorme", afirmó.

El 22 de junio de 2011, el Cardenal Ezzati anunció en conferencia de prensa en Santiago que el Vaticano había ratificado la sentencia que declaró culpable de abusos sexuales a Karadima. El sacerdote fue condenado a retirarse a una vida de oración y penitencia, y se le prohibió a perpetuidad el ejercicio público del ministerio sacerdotal.

Etiquetas: Iglesia en Chile, Obispos de Chile, Obispo de Osorno, Mons. Juan Barros

Comentarios