25 de noviembre de 2020 - 2:07 PM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 25 de noviembre de 2020 2:31 pm

El Papa sobre el aborto: “¿Es justo alquilar un sicario para resolver un problema?”

POR GISELLE VARGAS | ACI Prensa

Papa Francisco. Crédito: Daniel Ibañez - ACI Prensa
Papa Francisco. Crédito: Daniel Ibañez - ACI Prensa

“¿Es justo alquilar un sicario para resolver un problema?”, expresó el Papa Francisco al cuestionar la realización del aborto, a un grupo de mujeres de las villas argentinas que manifestaron su preocupación por el proyecto de ley para legalizar esta práctica presentado por el presidente Alberto Fernández. 

Las mujeres de Villa 31, villa Rodrigo Bueno y villa José León Suárez en Buenos Aires, enviaron una carta al Santo Padre a través del correo electrónico de la diputada Victoria Morales Gorleri, luego de conocer que el presidente Alberto Fernández había ingresado su proyecto de legalización del aborto al Congreso de la Nación.

En el mensaje del 17 de noviembre, Fernández expresó que “la legalización del aborto salva vidas de mujeres y preserva sus capacidades reproductivas, muchas veces afectada por esos abortos inseguros”. “No aumenta la cantidad de abortos ni los promueve. Solo resuelve un problema que afecta a la salud pública”, aseguró.

El 24 de noviembre, desde su cuenta de Twitter, la parroquia La Esperanza de Puerto Madero difundió la respuesta del Pontífice al grupo de mujeres. En una carta escrita con su puño y letra, Francisco les dijo que “realmente son mujeres que saben lo que es la vida”.

“Por favor, dígales de mi parte que admiro su trabajo y su testimonio; que les agradezco de corazón lo que hacen, y que sigan adelante. La patria está orgullosa de tener mujeres así”, agregó.

“Sobre el problema del aborto tener presente que no es un asunto primariamente religioso sino de ética humana, anterior a cualquier confesión religiosa”.

“¿Es justo eliminar una vida humana para resolver un problema?; ¿Es justo alquilar un sicario para resolver un problema?”, preguntó el Papa Francisco.

“Gracias por todo lo que hacen. Por favor no se olvide de rezar por mí; lo hago por usted. Saludos a su esposo y a su hija”, le dijo a la diputada Gorleri.

“Que Jesús le bendiga, y la Virgen Santa los cuide. Fraternalmente, Franciscus".

Las mujeres de los barrios vulnerables expresaron en la carta al Papa Francisco que “nuestra voz, como la de los niños por nacer, nunca es escuchada”.

“No nos quieren escuchar, ni los legisladores ni los periodistas. Si no tuviéramos a los curas villeros que levantan la voz por nosotros estaríamos aún más solas”, denunciaron.

“Es por eso que nos dirigimos a Su Santidad, con el deseo de pedirle que nos ayude a poder expresar ante la opinión pública que nos sentimos presas de una situación donde está comprometida nuestra propia familia, nuestras hijas adolescentes y las futuras generaciones, que van creciendo con la idea de que nuestra vida es la no deseada y que no tenemos derecho a tener hijos por ser pobres”.

“Le pedimos que nos ayude haciendo oír nuestra voz, seguramente lo escucharán con más atención de la que nos dan nuestros políticos”, insistieron las mujeres.

Al escuchar al presidente Fernández “nos invadió un frío terror de solo pensar que ese proyecto va dirigido a las adolescentes de nuestros barrios. No tanto porque en la cultura villera se piense en el aborto como una solución al embarazo inesperado”, sino porque “está orientado a cultivar la idea de que el aborto es una posibilidad más dentro del abanico de métodos anticonceptivos y que inclusive las principales usuarias debemos ser las mujeres pobres”.

El grupo de mujeres también denunció que se han acostumbrado a que les “ofrezcan abortos” desde la primera consulta por embarazo que realizan en los centros de salud de los barrios.

“‘¿Cómo vas a hacer para criar otro hijo?’ ‘En tu situación es irresponsable traer otro hijo al mundo’ o ‘el aborto es un derecho, nadie te puede obligar a ser madre’, son la primera respuesta de los profesionales de la salud que nos atienden cuando llegamos al primer control”.

“Pensamos horrorizadas que si esto ocurre en la salitas y en los hospitales de Buenos Aires sin que exista una ley de aborto, ¿qué va a pasar con una ley vigente que le asegura a las chicas desde los 13 años un acceso irrestricto a esta práctica horrenda?”, cuestionaron.

Las mujeres de estas villas se conocieron a raíz del debate del proyecto del aborto en 2018, que tras un intenso debate fue rechazado en el Senado con 38 votos contra 31, dos abstenciones y una ausencia.

A partir de ahí se organizaron para generar redes de apoyo y trabajar, “codo a codo para cuidar la vida de muchos vecinos: del bebé que está en gestación y de su mamá como así también del que nació está entre nosotros y necesita ayuda”.

En este año de pandemia las mujeres organizan “tres comedores instalados de urgencia y sin ningún aporte estatal; donde en cada uno de ellos se le ofrece cariño y un plato de comida a 300 personas”, precisaron.

En tanto, Alberto Fernández invitado al programa argentino Corea del Centro el 22 de noviembre, defendió su proyecto para legalizar el aborto y que no está “muy de acuerdo con la lógica de la Iglesia”. 

Ante la pregunta de si “¿el Papa se enojará mucho con esto?”, Alberto Fernández respondió: “Yo espero que no, porque él sabe cuánto lo admiro, cuánto lo valoro y espero que entienda que tengo que resolver un problema de la salud pública argentina”.

“Finalmente el Vaticano es un estado dentro de un país que se llama Italia donde el aborto está permitido desde hace muchos años. Así que espero que entienda”, manifestó Fernández.

No es la primera vez que el Papa Francisco relaciona la práctica del aborto con el sicariato. 

En su Audiencia General del 10 de octubre de 2018, el Santo Padre condenó con firmeza el aborto y señaló que no es un derecho, sino un crimen. “Es como contratar a un sicario para resolver un problema”, advirtió.

Ese día el Pontífice reflexionó sobre el quinto mandamiento “no matarás” y dijo que “no es justo acabar con una vida humana para resolver un problema, no es justo acabar con la vida humana de un pequeño para solucionar un problema”.

Asimismo, condenó a quienes empujan al aborto a los padres cuyo hijo no nacido padece algún tipo de discapacidad. “Los padres, en estos casos dramáticos, necesitan una verdadera cercanía, una verdadera solidaridad para afrontar la realidad superando el miedo comprensible”, señaló.

Proyecto de ley del aborto

El texto presentado se titula “Regulación del acceso a la interrupción voluntaria del embarazo y a la atención posaborto”, y fue elaborado por los ministerios de Salud y de Mujeres, Géneros y Diversidades en coordinación con la Secretaría Legal y Técnica de la Presidencia.

Junto a este texto, Fernández también presentó el proyecto de “Atención y cuidado integral de la salud durante el embarazo y la primera infancia”, desarrollado por la cartera de Desarrollo Social.

Si bien se desconoce la fecha de inicio de la discusión, el texto debería ser incorporado en el temario de sesiones extraordinarias del parlamento a partir de diciembre.

De esa forma, el tratamiento comenzará en la Cámara de Diputados en las comisiones de Legislación General, de Salud y Acción Social, de Mujeres y Diversidades, y de Legislación Penal.

Luego deberá pasar al pleno de la Cámara de Diputados y de ser aprobado -lo que se conoce como “media sanción”-, ingresará al Senado para su debate.

Etiquetas: Argentina, Papa Francisco, Defensa de la vida, Legalización del aborto, Aborto en Argentina, villas miseria, Alberto Fernández

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios