16 de abril de 2018 10:20 pm

El Papa Francisco se reunirá en Roma con víctimas de abusos de Karadima

Redacción ACI Prensa

Papa Francisco / Crédito: Alan Holdren (ACIPrensa)
Papa Francisco / Crédito: Alan Holdren (ACIPrensa)

A fines de abril el Papa Francisco recibirá en El Vaticano a tres víctimas de abusos sexuales del sacerdote chileno Fernando Karadima.

Así lo confirmó la Oficina de Prensa de la Santa Sede a ACI Prensa. El encuentro será en la Casa de Santa Marta, semanas antes de la reunión del Papa con los obispos de Chile para tratar el informe sobre los testimonios que acusan a Mons. Juan Barros, Obispo de Osorno, de haber encubierto los abusos sexuales cometidos por Karadima.

En su carta firmada el 8 de abril, el Santo Padre convocó a los obispos de Chile a Roma y también admitió que cometió “graves equivocaciones de valoración” en este caso, por lo que pidió “perdón a todos aquellos a los que ofendí”.

Fernando Karadima fue declarado culpable por el Vaticano el 16 de enero de 2011 por haber cometido abusos sexuales contra menores, y se le sentenció a la prohibición perpetua del ejercicio público de su ministerio y a vivir una vida de retiro en oración y penitencia.

En marzo de 2017, la justicia chilena rechazó la demanda interpuesta por Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Murillo, en contra del Arzobispado de Santiago por supuesto encubrimiento de los abusos, en la que pedían una indemnización de 450 millones de pesos chilenos (unos 640 mil dólares).

Una de las principales acusaciones de encubrimiento se dirige a Mons. Juan Barros, quien lidera la Diócesis de Osorno desde 2015 y siempre se ha declarado inocente.

El 18 de enero, en su visita a Chile antes de celebrar la Misa en Iquique, el Papa dijo a los periodistas: “El día que me traigan una prueba contra el Obispo Barros, ahí voy a hablar. No hay una sola prueba en contra. Todo es calumnia ¿Está claro?”.

Sin embargo, en la rueda de prensa en el avión papal de regreso a Roma, se disculpó por la palabra “prueba”, en vez de “evidencia”, y pidió “perdón si les he herido sin darme cuenta”.

El Santo Padre también explicó en esa oportunidad que Mons. Barros le había presentado su renuncia en dos ocasiones, pero él las rechazó porque “no tengo las evidencias”.

En febrero, el Pontífice envió a a Chile a Mons. Charles Scicluna, Presidente del Colegio para el examen de los recursos en materia de graves delitos en la Sesión Ordinaria de la Congregación para la Doctrina de la Fe, para “escuchar a quienes han manifestado la voluntad de dar a conocer elementos que poseen” en relación al Obispo Barros.

Mons. Scicluna elaboró un informe con los distintos testimonios recogidos en Chile, y se lo entregó al Santo Padre.

Tras recibir el informe, el Papa convocó a los 32 obispos de este país a Roma para tratar este tema. Para esa reunión, que será la tercera semana de mayo, los pastores llevarán un plan de renovación y no descartan la posibilidad de que el Pontífice “pida a algunos (obispos) que dejen su diócesis”.

Etiquetas: Chile, Abusos sexuales, Papa Francisco, Iglesia en Chile, Víctimas, Caso Karadima

Comentarios