En la mañana del miércoles 26 de octubre, el Papa Francisco recibió en audiencia a la Selección Argentina de fútbol de talla baja, a quienes animó a continuar con valentía y a ser ellos mismos.

El Papa Francisco destacó el “coraje” de los presentes reunidos en el Vaticano a la hora de “abrir nuevos caminos”.

“Son valientes, cuiden esta valentía, nunca, nunca la tiren: la valentía de ir adelante en la vida como uno es. Con sus valores intelectuales, afectivos, físicos, todo”. 

A continuación, el Papa Francisco explicó que “en la vida uno puede mirar las cosas con dos medidas: para arriba o para abajo. Es decir: están los pesimistas de siempre y cualquier cosa que  les pasa miran para abajo: ‘O que mal’… Y se deprimen. Y esa gente lo único que hacen es armar  horizontes amargados”. 

“Y están los optimistas, como ustedes, que cualquier dificultad la miran para arriba: adelante, a progresar, a caminar, a andar como estamos ahora con lo que tengo. Es decir, capitalizar todo, incluso capitalizar lo que parece negativo”, señaló a continuación. 

El Santo Padre explicó que esto es “madurez humana” y manifestó su alegría al ver que estos jugadores de talla baja hayan escogido este camino. 

Más en Vaticano

Los futbolistas explicaron al Santo Padre todo el esfuerzo realizado para la inclusión de las personas de talla baja dentro de la sociedad a través del deporte. 

Además, los jugadores de la Selección que ha sido campeona de la Copa América y de la Copa de Europa regalaron al Papa Francisco una camiseta firmada por todos, una agenda con la imagen de la Virgen de Itatí y una imagen de la Virgen del Valle de Catamarca.