“Ante vosotros, no sé qué decir. Estoy cerca vuestro, con la cercanía de mi corazón”, dijo consternado el Papa Francisco a los familiares de los mineros polacos fallecidos en abril de 2022.

Este viernes 24 de marzo, el Papa Francisco recibió en el Vaticano a las familias de los mineros polacos que fallecieron en unas minas de carbón entre el 20 y 23 de abril del año pasado.

Tras darles la bienvenida en el Palacio Apostólico del Vaticano, en un acto de sinceridad, el Santo Padre aseguró “no saber qué decir” al tenerles delante. Por ello, señaló que “el silencio es compasivo”.

“Perder a un marido, a un padre en un accidente como éste, es feo. Y también el hecho de que algunos estén enterrados allí, en las minas…”, lamentó el Papa. 

A continuación, el Pontífice dio a entender que no pretendía darles un discurso, sino simplemente transmitirles su cercanía: “Sólo deciros que estoy cerca de vosotros, muy cerca, con la cercanía de mi corazón, y rezo con vosotros en esta situación tan difícil y tan fea”.

El Papa Francisco destacó que en momentos de desgracia como este “parece que Dios no nos escucha”. 

Más en Vaticano

“Está el silencio de los muertos y el silencio de Dios. Y este silencio a veces nos da rabia. No tengáis miedo: esa rabia es oración”, explicó a continuación. 

Para el Santo Padre, este enfado corresponde a los “¿por qué?” que repetimos continuamente en estas situaciones. 

Ante ello, dio una respuesta clara: “En la oscuridad, el Señor está cerca de nosotros. No sabemos cómo, pero está cerca de nosotros”.

“Yo también rezo en silencio y os doy mi bendición”, concluyó el Santo Padre. 

Fueron 18 los mineros que perdieron la vida entre el 20 y 23 de abril de 2022 en varias minas del sur de Polonia. 

Los trabajadores fallecieron como consecuencia de una explosión de metano. Varios heridos fueron trasladados a hospitales cercanos con graves quemaduras.  

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email