El Papa Francisco a obispos: Huyan del protagonismo y del narcisismo

Por Álvaro de Juana

El Papa Francisco durante la audiencia. Foto: L'Osservatore Romano
El Papa Francisco durante la audiencia. Foto: L'Osservatore Romano

VATICANO, 14 Sep. 17 / 05:38 am (ACI).- En una audiencia con los obispos nombrados en el último año, el Papa Francisco les advirtió que no pueden ser protagonistas ni narcisistas, sino que tienen que dar un auténtico testimonio de Dios.

Su misión “no es llevar ideas o proyectos propios, ni soluciones abstractas ideadas por quien considera la Iglesia un huerto en su casa, sino humildemente, sin protagonismos o narcisismos, ofrecer vuestro testimonio concreto de unión con Dios, sirviendo al Evangelio que va cultivado y ayudado a crecer en esa situación específica”.  

Además, recordó que el hombre “continúa gritando la necesidad de ser ayudado a afrontar las dramáticas cuestiones que lo atormentan, de ser paternalmente guiado en el recorrido no obvio que lo desafía, de ser iniciado en el misterio de la propia búsqueda de vida y felicidad”.

El Santo Padre afirmó que es el Espíritu Santo es el que otorga discernimiento y por eso habló de la necesidad de “ser conscientes de tal gran don”, del cual “con gran gratitud somos perennes servidores”.

“Solo quien es guiado por Dios tiene el título y la autoridad para ser propuesto como guía de los demás. Puede administrar y hacer crecer en el discernimiento solo a quien tiene familiaridad con este maestro interior que, como una brújula, ofrece los criterios para distinguir, para sí y los demás, los tiempos de Dios y de su gracia”.

El Papa manifestó que el obispo “no puede dar por descontado la posesión de un don tan alto y trascendente como si fuese un derecho adquirido, sin decaer en un ministerio privado de fecundidad”. “Es necesario continuamente implorarlo como condición primaria para iluminar cada sabiduría humana, existencial, psicológica, sociológica, moral de la que servirnos en la tarea de discernir las vías de Dios para la salvación de aquellos que nos han sido confiados”.

Francisco, resumió este aspecto explicando que “el discernimiento nada en el corazón y en la mente del obispo a través de su oración, cuando pone en contacto a las personas y las situaciones que les confía la Palabra pronunciada por el Espíritu”.

Pero este discernimiento es siempre “una acción comunitaria que no prescinde del parecer de sus presbíteros y diáconos, del pueblo de Dios y de todos los que pueden ofrecerle una contribución útil”.

Otro de los consejos que ofreció fue “cultivar una actitud de escucha, creciendo en la libertad de renunciar al propio punto de vista (cuando se muestra parcial e insuficiente) para asumir el de Dios”.

Por tanto, “discernir significa humildad y obediencia” y es un “remedio al inmovilismo del ‘si está siempre hecho así’ o del ‘tomemos tiempo’”. “No os dejéis aprisionar por la nostalgia de poder tener una sola respuesta a aplicar en todos los casos”.

También les pidió tener “una delicadeza especial con la cultura y la religiosidad del pueblo”. “Un carisma, donado a la comunidad de los creyentes, no puede no ser reconocido, interpelado o recogido en el camino ordinario del discernimiento de los Pastores”.

Francisco les exhortó a prestar especial atención a los jóvenes, las familias y los sacerdotes, así como a “aquellos que tienen la posibilidad de guiar la sociedad” para que encuentren en ellos “el buen testimonio” de la Palabra de Dios. 

También te puede interesar: 

Etiquetas: obispos, Vaticano, Papa Francisco, nombramientos eclesiales, discernimiento

Comentarios

Todos los mensajes del Papa en Colombia
El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

Cara a cara con Alejandro Bermúdez
Libros del padre José Antonio Fortea