4 de junio de 2020 8:00

Desde organización internacional, critican plan de la ONU para Ecuador por incluir aborto

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial / Crédito: Unsplash
Imagen referencial / Crédito: Unsplash

En un artículo de opinión publicado por la organización de defensa legal cristiana ADF Internacional, se critica el recientemente publicado Plan de Respuesta Humanitaria COVID-19 de Naciones Unidas para Ecuador, debido a que incluye el “aborto seguro legal”.

En el artículo del 2 de junio de 2020 publicado en ADF se denuncia que “la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha respondido a la crisis en Ecuador con un plan de respuesta COVID-19 que pide la legalización del aborto”, a pesar de que la misma organización de la ONU, a fines de mayo, negó oficialmente cualquier tipo de injerencia para cambiar las normas de los países miembros.

“Cualquier sugerencia de que estamos utilizando la pandemia COVID-19 como una oportunidad para promover el aborto no es correcta (…) no buscamos anular ninguna ley nacional”, dijo en aquel momento la portavoz de la ONU, Stephane Dujarric.

El texto de ADF calificó esta contradicción como una “sorprendente yuxtaposición”.

Sobre el contexto de la pandemia del coronavirus en el que Ecuador aceptó la ayuda internacional, se explica que “la gravedad de la crisis llevó al presidente Lenín Moreno a solicitar el estatus de prioridad para Ecuador ante la OMS”, no obstante, “enterrado en la página 22 del plan resultante de la OMS está la disposición de que Ecuador implemente el ‘aborto seguro legal’”.

El artículo sostiene que, teniendo en cuenta que “el aborto es ilegal en Ecuador” con limitadas excepciones, “esta última evidencia de los esfuerzos de la ONU para forzar cambios en las leyes de aborto bajo el pretexto del alivio del coronavirus constituye una violación atroz de la soberanía del estado”.

“Los intercambios oficiales entre Moreno y el director general de la OMS, Tedros Adhanom, no han mencionado el aborto, una conversación que probablemente provocaría indignación entre una población que es mayoritariamente provida”, analiza el texto publicado en ADF, pero añade que probablemente “la OMS esté utilizando presiones secretas para aumentar el impulso de la legalización del aborto durante un momento en que Ecuador está desesperado”.

Los registros oficiales indican que Ecuador tiene más de 30 mil casos positivos y más de dos mil muertes por COVID-19. No obstante, se cree que la cifra de muertos sea hasta 15 veces mayor que lo informado por el Gobierno.

El artículo de ADF recuerda que en septiembre de 2019 la Asamblea Legislativa ecuatoriana rechazó despenalizar el aborto para casos de violación, incesto y malformación del bebé en el vientre materno. “El debate sobre el aborto cae directamente dentro de la jurisdicción interna del país: es un asunto que los ecuatorianos deben determinar para Ecuador, no ser impuesto por los burócratas en Ginebra”, agrega.

Sobre los beneficios que recibiría Ecuador de la OMS, 7.25 millones de dólares serían asignados a la estrategia de respuesta humanitaria frente a la pandemia en el sector salud, y otros tres millones de dólares por separado para el área de “salud sexual y reproductiva y salud materna, neonatal e infantil”.

“El UNFPA [NdR: Fondo de Población de las Naciones Unidas], el UNICEF y la Organización Panamericana de la Salud tienen la tarea de administrar. Gran parte de este financiamiento tiene el potencial de ser asignado directamente a servicios de aborto, en contravención de la ley ecuatoriana”, precisa el artículo de ADF.

En otro punto del texto, se enfatiza que “el vehículo para la promoción del aborto como se describe en el plan es el Minimum Initial Service Package (MISP) de la ONU, administrado por el UNFPA”.

“MISP es un plan para emergencias humanitarias que comprende kits de cajas con ‘materiales de salud reproductiva’ para mujeres y niñas. El personal de MISP está capacitado en derivación al aborto y en la provisión de abortos. Los kits incluyen una variedad de materiales comúnmente asociados con el aborto, tales como extractores de vacío, herramientas para la dilatación y legrado, y varios medicamentos como el misoprostol, además de los craneoclastos para el aplastamiento de cráneos fetales”, se explica. 

El artículo subraya que “también se incluye un manual con información sobre su uso para los abortos del primer trimestre”, de manera tal que se “disipe cualquier duda de que realmente están destinados al aborto”.

“Con el 25% de los ecuatorianos viviendo en la pobreza y la pobreza extrema afectando al 8.9% de la población, Ecuador necesita asistencia financiera urgente. Además, su vulnerabilidad como país en desarrollo puede verse significativamente exacerbada por la pandemia. Como señala la OMS, el país, que depende del turismo, se encuentra en una situación desesperada, agravada por una dramática reducción de las exportaciones, a saber, flores y plátanos”, se informa.

Al final del artículo de ADF se señala que si bien algunos argumentan que la decisión de los Estados Unidos de suspender la financiación de la OMS afectará negativamente los esfuerzos de ayuda, “Estados Unidos, a través de USAID, recientemente hizo una donación directa a Ecuador por 8 millones dólares en fondos de ayuda”.

“Queda por ver si a Ecuador le iría mejor sin la participación de la OMS. Si el alivio del coronavirus tiene el costo de una interferencia doméstica radical, quizás sería mejor que el país confiara en otras formas de ayuda sin condiciones contenciosas. Mucho más allá del debate sobre el aborto, el enredo de la OMS en la realidad nacional del aborto de un país constituye una extralimitación dramática que pone en peligro aún más la credibilidad de la organización ya asediada”, concluye el texto.

Etiquetas: ONU, Ecuador, Naciones Unidas, Organización Mundial de la Salud (OMS), ayuda humanitaria, ADF Internacional, coronavirus, Covid-19, pandemia, covid19, covid

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios