19 de setiembre de 2017 - 7:09 PM

Defensa de la vida es una lucha “contra el demonio”, afirma activista argentina

POR MARÍA XIMENA RONDÓN | ACI Prensa

Olga Muñoz / Foto: ACI Prensa
Olga Muñoz / Foto: ACI Prensa

Desde el año 2006 Olga Muñoz encabeza la emblemática Marcha de los Escarpines en Argentina. Tras estos años de experiencia afirmó que la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural “es una lucha teológica” contra el demonio que “confunde al hombre”.

En entrevista concedida a ACI Prensa, Muñoz comentó que el objetivo de la Marcha de los Escarpines, que se realiza los últimos miércoles de cada mes, es de “concientización” sobre el valor de la vida porque “hay poca experiencia de que el católico salga a la vía pública en nuestro país”.

Marcha de los Escarpines en Buenos Aires / Foto: Cortesía Olga Muñoz

Cartel de la Marcha de los Escarpines / Foto: Cortesía Olga Muñoz

Los escarpines son los pequeños zapatos de bebés. Las marchas que organizan, dijo Muñoz, comienzan con música que habla sobre la vida y repartiendo folletos en los que se explica su origen. La manifestación termina con el rezo del Rosario.

La activista argentina contó que se le ocurrió de la Marcha de los Escarpines cuando conversaba con una religiosa porque estos “son una de las dos cosas que se le ponen primero a un bebé” cuando nace.

Tiempo después, en 2006 se realizó la primera marcha como respuesta al Encuentro Nacional de Mujeres Autoconvocadas, un evento que se realiza una vez al año y en la que las mujeres participantes atacan la Catedral de la ciudad en donde se realiza.

Muñoz, que también trabajó como asesora en el congreso de Argentina, dijo estar convencida de que la batalla por la defensa de la vida “es un lucha teológica. El demonio, que no puede enfrentar a Dios, confunde al hombre, lo toma y hace con él lo que quiere”.

La activista puso como ejemplo el hecho de que “en aras de una libertad de la mujer, se tomaron el trabajo de sacarla de su casa y descuidar los bienes primarios de la familia y los hijos. Con la mujer ausente ahora se va por los hijos”.

Indicó que en Argentina la lucha pro vida “es dispareja” porque las feministas radicales “recorren los pasillos del congreso y van visitando a los legisladores y los van convenciendo de distintas formas” mientras que a las mujeres provida que llevan solo un cartel “nos cuestionaban”.

La también presidenta de la asociación civil Familias del Mundo Unidas para la Paz (Fampaz), recordó que en Argentina se ha despenalizado el aborto en el 2012 para los casos de peligro de la vida y salud de la mujer y por violación.

Ante este panorama y con el protocolo del aborto no punible, ahora no se “le puede decir a la mujer cómo se inicia la vida. (Las autoridades) no dejan entrar a nadie, pero sí dejan entrar a los ideólogos e ideólogas que promueven que mate al bebé”.

“Muchas mujeres llegan al aborto porque se callan muchas verdades. Los grupos radicales de feministas dicen que no hay vida, que todavía no se sabe cuándo se inicia la vida, yo lo escuché decir a legisladoras en el congreso de la nación”, indicó a ACI Prensa.

Frente a esta realidad, Muñoz precisó que se debe “rezar mucho porque si no vamos a perder esta batalla”.

Con esta oración también ruegan a Dios para que “se ilumine la conciencia de nuestros legisladores en que si ellos están ocupando una banca es porque su mamá le dijo sí a la vida, sino no estarían ahí”.

Escenificación a favor de la vida / Foto: Cortesía Olga Muñoz

Asimismo, pese a las limitaciones para congregar a la gente en la Marcha de los Escarpines, reiteró que “hay que militar, hay que ganar la calle”.

“No somos una multitud, pero como yo digo siempre, cuando empezó nuestra religión eran 12”, subrayó.

También te puede interesar:

Etiquetas: Aborto, Argentina, Marcha de los Escarpines, Defensa de la vida, Demonio, Aborto en Argentina

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios