Durante el encuentro ecuménico que tuvo lugar en el tercer día de su viaje a Bahrein, el Papa Francisco apareció con una cruz pectoral distinta a la que suele llevar colgado del cuello. 

Aunque no es la primera vez que el Papa Francisco aparece con esta cruz, son muchas las preguntas que han surgido en torno a ella.

El pectoral papal

El llamado “pectoral papal” (Crux Pectoralis) es el nombre del crucifijo que forma parte del atuendo característico de los pontífices, aunque también pueden llevarlo los cardenales, obispos y otros prelados que están autorizados a usar las insignias pontificales.

Sin embargo, hay cruces reservadas solamente para el Obispo de Roma y dependiendo del material suelen pertenecer a un rango u otro. Siempre se coloca en el pecho y se cuelga del cuello con una cadena o cordón.

Fue el Papa Inocencio III el primero en mencionar el pectoral como parte de los ornamentos pontificales, y su uso se consolidó hacia finales de la Edad Media. 

Más en Vaticano

Tras ser nombrado Papa, Francisco no quiso lucir el crucifijo dorado con piedras preciosas como habían hecho sus predecesores, y optó por utilizar un pectoral más sencillo que llevaba desde que fue nombrado Obispo. Se trata de una cruz de plata conocida como la “Cruz del Buen Pastor”.

El Encolpion

La cruz de marfil que llevó ayer el Papa Francisco durante el encuentro ecuménico en Bahrein se llama “Encolpion” y se trata del pectoral que utilizan los ortodoxos. 

El Santo Padre la llevó por primera vez hace un año, el 7 de octubre de 2021, durante la oración ecuménica que tuvo lugar en el Coliseo de Roma. 

Esta cruz fue un regalo que le entregó el Patriarca Ecuménico de Constantinopla y principal figura del mundo cristiano ortodoxo, Bartolomé I.