4 de octubre de 2022 - 12:30 PM

Cristianos de Mozambique mantienen la fe y esperanza a pesar del terrorismo

POR ALMUDENA MARTÍNEZ-BORDIÚ | ACI Prensa

Habitantes de Mozambique, Cabo Delgado. Crédito: Ayuda a la Iglesia Necesitada.
Habitantes de Mozambique, Cabo Delgado. Crédito: Ayuda a la Iglesia Necesitada.

“¿Son la guerra y la pobreza cosas del pasado?”. Bajo este título, la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada presentó una rueda de prensa para concienciar sobre la grave situación de los cristianos perseguidos en Mozambique, país situado en la zona oriental del sudeste africano.

Se trata de un país mayoritariamente cristiano, donde el 54% de la población es cristiana debido principalmente a la colonización portuguesa.

Según indicó Ayuda a la Iglesia Necesitada, este extremismo de lucha religiosa no existía hasta hace cinco años, cuando en octubre de 2017 comenzaron a surgir grupos de jóvenes terroristas. En aquel entonces hubo cerca de 4 mil muertos y cientos de miles de desplazados.

Una paz que nunca llegó

El Obispo de Nacala (Mozambique), Mons. Alberto Vera Aréjula, de nacionalidad española y perteneciente a la Orden de Nuestra Señora de la Merced, lleva más de 23 años en el país africano. Tiene 65 años y estuvo en el entierro de la hermana Maria Coppi, la misionera comboniana asesinada en Mozambique hace apenas un mes. 

El Prelado recordó en la rueda de prensa que hoy, 4 de octubre, se celebran 30 años del acuerdo de paz en Mozambique, una paz que está muy lejos y que nunca ha llegado realmente.

Durante la rueda de prensa, Mons. Alberto Vera explicó que Mozambique lleva casi 100 años en guerra. Y a día de hoy, gran cantidad de cristianos y también algunos musulmanes se han visto obligados a abandonar sus hogares debido al terror sembrado por los grupos terroristas como la Renamo (Resistencia Nacional Mozambiqueña). 

Recordó que esta situación comenzó ya en 2010, cuando “líderes musulmanes ya avisaron de que algo estaba cambiando dentro de las mezquitas, donde los jóvenes que habían sido enviados a estudiar a países musulmanes llegaban con ideas fundamentalistas, condenando incluso a sus propios familias y padres”. 

Atentado en la misión de Chipene

El Prelado recordó también que el pasado 4 de septiembre los terroristas asesinaron a una persona en Naputo y de ahí bajaron a la misión de Chipene, donde se encontraba la religiosa comboniana Maria de Coppi. “Allí, 20 terroristas quemaron la casa de las misioneras y a la religiosa le dispararon en la cabeza”. 

El sábado pasado, Mons. Alberto viajó hasta Chipene, donde se reunió con el párroco y visitó distintas comunidades y a las personas que sufrieron esta violencia. 

“El cuarto de las hermanas era todo cenizas”, lamentó el sacerdote. “Había más de 1000 personas en la misa que celebramos y quedamos muy impresionados, ya que acudieron a pesar del miedo. Ante lo ocurrido, el pueblo se levanta y nosotros no podemos quedarnos con los brazos cruzados”, añadió.

El Obispo recordó que durante su homilía transmitió a los presentes un mensaje de esperanza, y defendió que “necesitamos caminar juntos, caminar con ellos y desde la pobreza, para que la guerra, el hambre y la pobreza termine”.

“Es la primera vez que destruyen una misión. Lo hicieron por su resonancia internacional, después de que el gobierno dijo que los terroristas estaban controlados”, explicó el Obispo. 

“Dios nos enseñó el perdón y tenemos que seguir de pie. Veo tantos niños y señoras y escuché que les decían a las hermanas ‘por favor no se vayan , no nos dejen, si nos dejan solos qué vamos a hacer’”.

Además, señaló que “el miedo y el terror que provoca una acción así dio lugar a 60.000 personas desplazadas. Después de casi un mes algunas regresan pero con bastante miedo. La guerra está presente, la pobreza siempre ha existido y hay una gran desnutrición infantil y aumento de enfermedades”. 

Explicó también que “muchos jóvenes son captados con dinero a través del mundo digital. Mucha juventud, no sólo musulmana, se ha afiliado y está luchando con grupos terroristas, porque no tienen otra salida”.

“El trabajo que tenemos que hacer es educación y crear oportunidades para los jóvenes”, dijo. 

Además, el Obispo aseguró que existe la posibilidad de que se abra un proceso de canonización por martirio para la Hermana María de Coppi.

Etiquetas: cristianos perseguidos, Mozambique, Ayuda a la Iglesia Necesitada

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios