Crisis en Venezuela: Laicos y obispos piden urgente cambio político profundo

Por Eduardo Berdejo

CARACAS, 11 Ene. 17 / 01:25 pm (ACI).- Los obispos y laicos de Venezuela, reunidos en su primera asamblea conjunta, alentaron a los venezolanos “a levantar su voz” ante la gravísima crisis que sufre el país y cuya salida exige “urgente un cambio político profundo” que lo aleje del “proyecto político-ideológico” impuesto por el gobierno y que es moralmente inaceptable.

Los laicos y obispos, cuya asamblea se realizó en el marco de la asamblea plenaria del Episcopado, denunciaron que en Venezuela existe “la sistemática violación de los derechos humanos y de la Constitución, la progresiva desinstitucionalización de todos los espacios del poder público, la militarización de los ámbitos de participación ciudadana”.

Además, los venezolanos también enfrentan “la escasez, la violencia, la inseguridad, el hambre, la enfermedad, la hiperinflación, la desmejora de los servicios públicos, la baja calidad de la educación y los ataques contra la familia y la vida”.

El texto, enviado a ACI Prensa este 10 de enero, señaló que la Iglesia en Venezuela también sufre los estragos de la crisis, cuya causa principal “es la decisión oficial de imponer a los venezolanos un proyecto político-ideológico contrario a la Constitución y moralmente inaceptable”.

“Por eso, es urgente un cambio político profundo, que haga posible una convivencia ciudadana solidaria donde todos los venezolanos podamos convivir en una democracia basada en la verdad y la libertad, en la justicia y la paz, en la reconciliación y la fraternidad”.

En ese sentido, los laicos y obispos invitaron a los venezolanos, cada uno “desde su quehacer cotidiano y donde quiera que se encuentre, a levantar su voz y poner su esfuerzo en lograr la reconstrucción y el progreso del país”.

“En medio de la crisis somos personas de fe y esperanza. Estamos convencidos de las capacidades del ser humano para superar las dificultades. Como hijos de Dios confiamos en el auxilio de la providencia divina”, expresó el comunicado.

El texto culmina invocando “como católicos” a la Virgen de Coromoto, Patrona del país “para que nos cubra con su manto y nos acompañe en nuestro compromiso por una mejor Venezuela”.

Crisis económica

El domingo el Presidente Nicolás Maduro anunció el aumento del sueldo mínimo en 50% a partir del 15 de enero, es decir que ahora será de 40.683 bolívares, aproximadamente 60 dólares según las tasas de cambio oficiales, pero 12 dólares en el mercado negro.

Y aunque Maduro a esto le suma los 63.720 bolívares del Cesta-Ticket -un complemento salarial obligatorio para los trabajadores-, la realidad muestra que el total de 104.358 bolívares no es suficiente para cubrir las necesidades de una familia venezolana.

Según informó el 26 de diciembre de 2016 el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), el precio de la Canasta Básica Familiar se ubicó en noviembre en 624.544,78 bolívares, aumentando en 49.216,74 bolívares (8,6%), con respecto a octubre.

La Canasta Básica Familiar incluye tanto el costo de los alimentos como los productos de higiene personal, del hogar, medicamentos, entre otros.

Situación política

Con respecto a la crisis política, el intento de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de convocar a nuevas elecciones se ha alejado más, luego que ayer 10 de enero se cumpliera el cuarto año de gobierno de Maduro y, por tanto, el plazo para revocar al gobierno y convocar a nuevas elecciones.

Ahora, de acuerdo a la Constitución, en el caso de que Maduro perdiera en un supuesto referéndum revocatorio, solo sería reemplazado por el recién nombrado vicepresidente Tareck el Aissami, quien completaría el periodo hasta 2019.

El Aissami, de origen sirio y exministro del Interior de Hugo Chávez, es considerado un “chavista radical” y, según informó en mayo de 2015 The World Street Journal, es sospechoso de recibir “sobornos para facilitar envíos de drogas”.

Además, la decisión de la Asamblea Nacional –dominada por la oposición– de declarar “el abandono del cargo” por parte de Maduro con el fin de convocar a nuevas elecciones, tampoco prosperaría porque recibiría el veto del Tribunal Supremo de Justicia, controlado por el gobierno y que el 9 de enero señaló que el parlamento “no tiene facultad para destituir al presidente”.

También te puede interesar:

Etiquetas: Venezuela, laicos, Obispos de Venezuela, Crisis en Venezuela

Comentarios

Todos los mensajes del Papa en Colombia
El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

El blog de Mons. José Gómez
Libros del padre José Antonio Fortea