Con una ouija entre las manos, un sacerdote mexicano advirtió de los peligros de este artefacto, supuestamente usado para contactar espíritus: “Esto no es un juego”.

En un video titulado “La Ouija ¿Simple juego o algo más allá? ¿Abre puertas al mal o puede ser causa de posesión?”, el P. José de Jesús Aguilar, subdirector de Radio y Televisión de la Arquidiócesis Primada de México, mostró lo fácil que resulta adquirir un tablero de la ouija, fabricado por la compañía estadounidense Hasbro, “que se dedica a hacer juegos”.

“Y dice (que) se puede utilizar de dos o más jugadores”, señala el sacerdote.

El P. Aguilar advirtió además que en el empaque de la tabla de ouija se presenta como “para personas de 8 años en adelante”.

“Es decir que esta empresa supuestamente de juegos ya permite que un niño de 8 años" use este tablero, sin pedir el acompañamiento de los padres, criticó.

Más en América

El sacerdote precisó que “utilizar la ouija no es un juego”, sino que “es tener una sesión espiritista”.

Mientras que las personas creen que hablarán con “un difunto o varios difuntos” al comenzar una sesión de ouija, explicó, la realidad es que “el que les va a responder es Satanás”.

“Y Satanás puede darles algunas respuestas que puedan coincidir con lo que ellos quieren, con lo que ellos buscan, atrapándolos para que sigan preguntando más y más y más”, señaló.

El P. Aguilar subrayó que la ouija “es como una ventanita, una puertita abierta para que el maligno se meta, utilizando otra personalidad como si fuera un difunto”.

Y al entablar esa relación, dijo, el diablo “puede llegar a poseer una persona en distintos grados”.

Este tipo de “juegos”, reiteró, “no son ni agradables a Dios ni nos sirven”.

(El artículo continúa después)