A través de la Limosnería Apostólica de la Santa Sede se puede obtener una bendición del Papa Francisco para aquellos novios que vayan a casarse.

También puede pedirse por otros motivos como Bautismo, Primera Comunión, Confirmación u Ordenación sacerdotal.

Estos pergaminos, decorados por monjas de clausura, pueden solicitarse a través de la página web de la Limosnería, donde se explican todos los pasos a seguir. 

La bendición papal debe pedirse además con al menos 15 días de antelación y se deberá pagar una tasa que será destinada a la acción benéfica a favor de los más necesitados.  

La Limosnería Apostólica

Se trata de la Oficina de la Santa Sede que tiene la tarea de practicar la caridad a favor de los pobres en nombre del Papa.

Más en Vaticano

En la actualidad, el Limosnero del Papa Francisco es Konrad Krajewski, quien tiene dignidad arzobispal, es parte de la Casa Pontificia y además participa en las celebraciones litúrgicas y en las audiencias oficiales del Santo Padre.

Con el objetivo de fomentar la recaudación de fondos para obras de caridad de la Limosnería, el Papa León XIII delegó al Limosnero la facultad de conceder la Bendición Apostólica por medio de diplomas en papel pergamino.

Para que estos documentos tengan validez deben estar firmados por el Limosnero y llevar además el sello en relieve.

De hecho, en 2015 la Policía vaticana confiscó unos 3.500 documentos falsos que iban a ser vendidos por un total de 70.000 euros.

Ante el intento de fraude, la Santa Sede aclaró que los pergaminos con bendiciones apostólicas son expedidos solamente por Limosnería Apostólica.

 

(El artículo continúa después)