21 de septiembre de 2016 3:38 pm

Colombia: La paz nos entusiasma pero no olvidemos la verdad y la justicia, dice Cardenal

Por Álvaro de Juana y Walter Sánchez Silva
Redacción ACI Prensa

Cardenal Darío Castrillón. Foto: ACI Prensa
Cardenal Darío Castrillón. Foto: ACI Prensa

El Cardenal Darío Castrillón, Prefecto emérito de la Congregación para el Clero, señaló que el Acuerdo de Paz entre el gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC es algo que “nos entusiasma” y que no puede estar exento de la verdad y la justicia.

Así lo indicó el 20 de septiembre el también Presidente Emérito de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei –instituida para el diálogo con la Fraternidad fundada por el arzobispo Lefebvre (lefebvristas)– en diálogo con ACI Prensa en la ciudad de Roma, donde reside.

El Cardenal comentó la próxima firma protocolaria en Cartagena del Acuerdo de Paz al que llegaron el gobierno y las FARC, que pone fin a más de 50 años de conflicto interno en Colombia y que el Presidente Juan Manuel Santos presentó este miércoles ante la ONU.

El evento de la firma del Acuerdo de 297 páginas se realizará el lunes 26 de septiembre, contará con la presencia del Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, y el domingo 2 de octubre será sometido a un plebiscito en todo el país.

El Cardenal Castrillón dijo a ACI Prensa que “desde que era seminarista, pero aún más durante mi tiempo de sacerdote, un tiempo durante el que conocí santos como Juan Pablo II, como la Madre Teresa (…) sabía que la cosa más grande para un hombre es llegar a descubrir verdaderamente que es Hijo de Dios. Y en una familia en la que todos son hijos de ese Padre Dios, debe haber más armonía: por eso la palabra paz nos entusiasma”.

“Pero yo la palabra paz la uno a Jesús: no os doy mi paz como la da el mundo. La paz del Señor es distinta, la paz del Señor no es un tratado, la paz del Señor es un amor vivido en el que Él nos comunica la armonía interna de las tres personas divinas del Padre, del Hijo, del Espíritu Santo, de una familia divina y nos hace vivir esa paz”.

El Cardenal subrayó asimismo que “la paz no puede estar nunca separada de la verdad. Siendo el hijo de Dios que creó el mundo para el bien de todos, la paz nunca puede estar separada de la justicia, que es dar a cada cual lo que le pertenece, y a ti te pertenece un pedacito de mundo porque eres hijo de Dios. ‘¿Te lo han reconocido? ¿Te lo han dado? ¿O están firmando por encima de ese reconocimiento?’”.

Tras resaltar que la firma del Acuerdo de paz no debe servir para obtener beneficios políticos”, el Prefecto Emérito afirmó que “nos alegramos, porque al fin y al cabo, entre tantas cosas negativas, pues también esta (el tratado) puede ser una cosa positiva”.

A continuación el Cardenal alentó a renunciar definitivamente a las armas para poder seguir adelante en el proceso de paz.

Sobre este Acuerdo, el Papa Francisco reiteró recientemente su “apoyo al objetivo de alcanzar la concordia y la reconciliación de todo el pueblo colombiano, a la luz de los derechos humanos y de los valores cristianos que se hallan en el centro de la cultura latinoamericana”.

Francisco también encomendó “el proceso de paz en Colombia a la materna protección de la Santa Madre de Dios, Reina de la Paz", e invocó "el don del Espíritu Santo para que ilumine el corazón y la mente de quienes están llamados a construir el bien común de la nación colombiana”.

En la reciente Jornada Mundial de Oración realizada en Asís y que fue presidida por el Santo Padre, Colombia fue uno de los países por los que se pidió de manera específica durante la liturgia ecuménica de los líderes cristianos.

También te puede interesar: 

Etiquetas: Colombia, FARC, Iglesia en Colombia, Obispos de Colombia, acuerdo de paz

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios