Templos católicos fueron cercados ante las amenazas de ataques y profanaciones de violentas feministas que recorrerán esta tarde el centro histórico de Ciudad de México.

Diversas iglesias, entre ellas la de San Francisco y el vecino Templo Expiatorio Nacional de San Felipe de Jesús, fueron cercados, ante el peligro de que una marcha feminista anunciada para este 25 de noviembre pueda causar daños.

La Arquidiócesis de México publicó imágenes de los templos cercanos en Twitter, añadiendo en un mensaje que “ante la manifestación de este lunes #25DeNoviembre, las autoridades civiles y eclesiásticas dialogan y actúan para tomar las precauciones pertinentes y resguardar los templos, además del patrimonio histórico y cultural del Centro Histórico de la Ciudad de México”.

Consultado por ACI Prensa, Javier Rodríguez, director de Comunicación de la Arquidiócesis de México precisó que “la Arquidiócesis no pagó los cercos”.

Más en América

“Los párrocos se organizaron para poner la protección con vallas”, explicó. “El gobierno brinda apoyo con elementos de seguridad para su resguardo”, añadió.

Rodríguez señaló además que la Catedral Metropolitana de México "se resguarda con un operativo entre policías locales en el exterior y federales en el interior".

Un muro humano se congregó esta tarde en el exterior de la Catedral para rezar y protegerla pacíficamente de cualquier ataque y profanación a manos de feministas.