18 de marzo de 2022 - 4:33 PM

Carl Anderson: Herencia cristiana de Occidente no puede preservarse mirando atrás

Redacción ACI Prensa

Carl Anderson, fotografiado en el Angelicum de Roma el 17 de marzo de 2022. | Daniel Ibáñez - ACI Prensa
Carl Anderson, fotografiado en el Angelicum de Roma el 17 de marzo de 2022. | Daniel Ibáñez - ACI Prensa

La herencia cristiana de Occidente no se puede preservar mirando hacia atrás, sino solo mirando hacia adelante y construyendo “una auténtica cultura de testimonio cristiano”, dijo el jueves el ex Caballero Supremo de los Caballeros de Colón, Carl Anderson, en una conferencia en Roma.

“La Iglesia ciertamente tiene dentro de sí misma el futuro del mundo y ese futuro depende de muchas maneras del grado en que cada uno de nosotros pueda construir una auténtica cultura de testimonio cristiano”, dijo Anderson el 17 de marzo.

Hablando en la Universidad Pontificia de Santo Tomás de Aquino, también conocida como Angelicum, Anderson pronunció una conferencia para el Instituto de Cultura San Juan Pablo II.

El ex Caballero Supremo de la organización benéfica católica Caballeros de Colón dijo que si bien todavía es importante “resistir los esfuerzos para cancelar dos milenios de cristianismo en Occidente”, ahora también es el momento de mirar hacia adelante para ver cómo se puede “reintroducir” el cristianismo en las sociedades seculares.

“La herencia cristiana de Occidente no se puede preservar mirando hacia atrás. Solo se puede preservar mirando hacia adelante”, dijo Anderson.

“El Papa Juan Pablo II vio claramente el problema cuando nos desafió a ‘abrir de par en par las puertas a Cristo. A su poder salvador, abre las fronteras de los Estados, los sistemas económicos y políticos, los vastos campos de la cultura, la civilización y el desarrollo’”, agregó.

Anderson citó a Larry Chapp, un profesor jubilado de Teología, quien argumentó que “la Iglesia en Occidente ha hecho un ‘acuerdo’ con la modernidad burguesa y liberal, creando una forma de catolicismo que aburre (y) no atrae”.

“Él sostiene que solo una vivencia radical del Evangelio, como se ve en la vida de personas como Dorothy Day, por ejemplo, ‘será suficiente como respuesta a los desafíos únicos de la modernidad liberal’”.

Anderson, quien se desempeñó como Caballero Supremo de 2000 a 2021, agregó: “Mi experiencia, al liderar a más de dos millones de miembros de los Caballeros de Colón y sus familias, me dice que con respecto a una vida de testimonio cristiano, la cosecha puede ser más abundante de lo que sabemos. El problema puede no ser tanto que los trabajadores sean pocos, sino que hemos llamado a pocos para que se presenten y lleven esas vidas”.

Agregó que creía que lo que se necesitaba era brindar “estructura, formación, orientación, empoderamiento y oportunidad a los laicos, especialmente a nivel parroquial”.

“Y lo más importante, llamar a nuestros compañeros católicos a una mejor comprensión del estado de vida cristiano, la vocación de los laicos y el llamado al discipulado”, dijo.

Belleza y trascendencia

En su conferencia, transmitida en vivo, Anderson también se refirió a la observación del filósofo político Charles Taylor, quien escribió que los seres humanos ahora viven en una época en la que toda una población “ha logrado experimentar (su) mundo completamente como inmanente”.

Señaló que Joseph Ratzinger, quien era un conocido teólogo antes de ser elegido Papa y tomó el nombre de Benedicto XVI, notó algo similar.

Él escribió: “Se ha afirmado que nuestro siglo se caracteriza por un fenómeno completamente nuevo: la aparición de personas incapaces de relacionarse con Dios. Como resultado de los desarrollos espirituales y sociales, se dice, hemos llegado a la etapa en que se ha desarrollado una especie de persona en la que ya no hay ningún punto de partida para el conocimiento de Dios”.

Ante este problema, Anderson dijo que el tema se convierte en “cómo introducir un sentido de trascendencia”. “Históricamente, esta ha sido una función del arte”, señaló.

“Creo que esta es nuestra situación hoy. Después de décadas de imágenes estáticas y estilos influenciados por la cultura secular, es hora de que esta matriz secular sea rota por artistas cristianos con una visión teológica coherente”, dijo.

Anderson destacó el trabajo del artista esloveno P. Marko Ivan Rupnik S.J., y su comunidad de artistas en Roma en el Centro Aletti, que diseñó la iglesia Redemptor Hominis en el Santuario Nacional de San Juan Pablo II en Washington, DC, junto con muchas otras iglesias.

Citó a San Agustín, quien escribió: “Todo lo bello proviene de la más alta belleza, que es Dios”.

“Escribiendo en Communio, David C. Schindler ha afirmado que ‘la belleza no es accidental a la religión sino una expresión inevitable de la misma: lo divino no puede entrar en la diferenciación física de la materia en el tiempo y el espacio sin revelar su unidad que confiere significado, que es decir, sin hacer que esa materia irradie una belleza que la trascienda’”, dijo.

El poder del testimonio

Anderson también elogió el trabajo del director de cine estadounidense Terrence Malick, quien “ha logrado introducir un estilo espiritual y trascendente en un medio artístico contemporáneo que abre un acceso al misterio y lo sagrado”.

La película de Malick, “A Hidden Life”, estrenada en 2019, cuenta la historia del Beato Franz Jägerstätter, el mártir que fue ejecutado en 1943 por los nazis por negarse a realizar el servicio militar.

“Agricultor, sacristán parroquial y franciscano de la Tercera Orden, Jägerstätter tuvo numerosas oportunidades para evitar el martirio, pero se negó a participar en el servicio militar para el Tercer Reich que requería que hiciera el juramento de lealtad a Hitler, todo lo cual él consideraba un forma moderna de paganismo”, dijo Anderson.

“Algunos meses antes de su ejecución, Jägerstätter escribió: ‘¿Qué se nos exige hoy a los cristianos? … ¿No valdría la pena aprender de la vida de los santos para saber cómo habrían respondido los primeros cristianos a los malos mandamientos de hoy?’”.

Anderson dijo que el testimonio cristiano brinda una respuesta profunda a los horrores de la trágica historia del siglo XX, como también se ve en las vidas de Santa Edith Stein y San Maximiliano Kolbe, quienes fueron “luces espirituales” en la oscuridad de Auschwitz.

“Somos una Iglesia peregrina, y las implicaciones de esta realidad son muchas. Pero seguramente una implicación es que permanecemos fieles a nuestros compañeros peregrinos en el camino, para mantener la fe especialmente con aquellos que han dado su vida en lugares como Auschwitz, Alepo, Nínive y ahora Kiev”, dijo.

Al señalar que San Juan Pablo II llamó a Kolbe “el patrono de nuestro difícil siglo”, Anderson sugirió que Kolbe, Stein y Jägerstätter podrían considerarse “patrones del testimonio cristiano en nuestro siglo”.

Anderson también recordó que en las últimas horas de la vida de San Juan Pablo II, miles de jóvenes se reunieron en la Plaza de San Pedro para orar.

Cuando se le informó de su presencia, el Papa que inició las primeras Jornadas Mundiales de la Juventud dijo: “Los he buscado. Ahora han venido a mí y se los agradezco”.

“Este encuentro final entre los jóvenes cristianos y Juan Pablo II, así como la notable historia de las jornadas de la juventud, testifica la expectativa de la experiencia de una nueva generación de experiencia de la profundidad sagrada y espiritual, pero también para la oportunidad del testigo cristiano”, dijo Anderson.

“Al reflexionar sobre esto durante su homilía por la inauguración de su propio pontificado, el Papa Benedicto XVI dijo: ‘Se hizo maravillosamente evidente para nosotros que la Iglesia esté viva. Y la iglesia es joven. Ella lleva dentro de sí misma el futuro del mundo y, por lo tanto, nos muestra a cada uno de nosotros el camino hacia el futuro’”.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Iglesia Católica, Evangelización, Caballeros de Colón, Carl Anderson, Occidente

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios