22 de noviembre de 2022 - 6:16 PM

Cáritas Internationalis: ¿Qué hay detrás de los cambios ordenados por el Papa Francisco?

POR ANDREA GAGLIARDUCCI | ACI Prensa

Papa Francisco. Crédito: Daniel Ibáñez / ACI Prensa
Papa Francisco. Crédito: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

¿Por qué el Papa Francisco retiró este martes a toda la directiva de la organización mundial de ayuda de la Iglesia Católica?

¿Qué papel tendrá Pier Francesco Pinelli como comisario extraordinario de Cáritas Internationalis, designado por decreto papal este 22 de noviembre?

Una fecha clave para entender esta decisión y cómo encaja en la amplia reforma del Vaticano es el 15 de octubre de 2022.

Ese día el Papa Francisco recibió en audiencia en el Vaticano al P. Giacomo Canobbio y a los delegados de Bain Capital, la firma financiera en la que Pinelli ha trabajado antes.

El P. Canobbio es el sacerdote que, sin anuncio previo, fue nombrado por el Papa Francisco como comisionado en la Pontificia Universidad Lateranense.

Ambos nombramientos son una muestra del modo de proceder típico del Papa: enviar una inspección o investigación y luego nombrar a un comisionado, allí donde quiere reformar algo y donde aparentemente no hay razones para nombrar uno.

El papado de los comisionados

El Obispo Claudio Maniago fue designado inspector para la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, tras lo cual nombró al Arzobispo Arthur Roche como prefecto del dicasterio.

Después el Obispo Egidio Miragoli inspeccionó la Congregación para el Clero, un proceso que seguía su curso cuando el Papa nombró al Obispo coreano Lazzaro You Heung-sik –creado cardenal después– como prefecto del dicasterio.

Al inicio de su pontificado, el Papa Francisco nombró varias comisiones.

Una de ellas fue la de las estructuras administrativas de la Santa Sede, conocida como COSEA. Otra fue la CRIOR, que estudió al Instituto para las Obras de Religión (IOR), conocido comúnmente como el Banco del Vaticano.

El trabajo de ambas, una vez completado, tuvo como resultado la extensa renovación de los departamentos financieros del Vaticano y los nuevos estatutos del IOR, promulgados en 2019.

En el caso del nombramiento del comisario extraordinario hoy, el precedente es la inspección del Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral.

La inspección se realizó en julio de 2021 y fue dirigida por el Cardenal Blase Cupich, Arzobispo de Chicago (EEUU).

El equipo incluyó también a la hermana Helen Alford, Vicerrectora de la Pontificia Universidad Angelicum y miembro ordinario de la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales; y Pinelli, el nuevo comisario extraordinario de Cáritas.

El perfil de Pinelli

Ingeniero capacitado y gerente experimentado, Pinelli ha trabajado con varias instituciones, así como también como consultor para empresas de gestión e inversión.

Según rumores del Vaticano no confirmados oficialmente pero proporcionados por múltiples fuentes a la agencia en inglés del Grupo ACI, CNA, Pinelli también estuvo involucrado en la reestructuración de lo que ahora es el Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral.

Un comunicado de prensa del dicasterio señala que Pinelli es un ingeniero "con una forma de proceder más humanista que técnica" y que está "formado en la espiritualidad ignaciana", un hombre que "desde temprana edad estuvo activo como voluntario trabajando con la recuperación de drogasdictos, en la cooperación al desarrollo, el apoyo a las obras misioneras y la catequesis”.

El comunicado también precisa que está casado, tiene tres hijos y tres nietos.

El comunicado también enfatiza que “en 33 años de trabajo”, Pinelli ha adquirido experiencia gerencial en diferentes sectores, incluida una gran empresa de energía.

Después de haber trabajado como gerente de proyectos para empresas de energía y como consultor de gestión para Bain, Pinelli también tiene experiencia trabajando con obras e instituciones religiosas y seculares, según el comunicado.

Obviamente, su formación y posiciones en algunas instituciones jesuitas pueden haber influido en su designación. Es probable que el Cardenal jesuita Michael Czerny, prefecto actual del dicasterio, tuvo que ver para involucrarlo a él y a otros.

Sin embargo, todavía es difícil evaluar qué cuestiones están en juego. Parece claro que el Papa quiere reformar Cáritas Internationalis, incluidos sus estatutos y reglamentos.

Fundada en 1951, la confederación católica de Cáritas está formada por 162 organizaciones caritativas con sede en 200 países de todo el mundo.

Su sede está ubicada en territorio vaticano en Roma, y ​​el Vaticano supervisa su actividad.

Según el dicasterio del Cardenal Czerny, “no surgieron pruebas de mala gestión financiera o conducta sexual inapropiada”; sin embargo, “se observaron deficiencias en la gestión y los procedimientos, perjudicando gravemente el espíritu de equipo y la moral del personal”.

La tarea de Pinelli

La reforma de los estatutos será la primera tarea del nuevo comisario.

Pinelli estará asistido por María Amparo Alonso Escobar, jefa de incidencia de Caritas Internationalis, y por el sacerdote jesuita Manuel Morujão, quien brindará acompañamiento personal y espiritual a los empleados de Cáritas, según establece el decreto del Papa Francisco.

En mayo de 2023 está prevista la próxima asamblea general de Cáritas Internationalis en Roma, con el nombramiento del nuevo presidente, secretario general y tesorero. Para entonces, el proceso de reforma probablemente se habrá completado.

Caritas Internationalis se someterá a una revisión "para mejorar sus normas y procedimientos de gestión, incluso cuando los asuntos financieros se han manejado bien y los objetivos de recaudación de fondos se han logrado regularmente, y así servir mejor a sus organizaciones benéficas miembros en todo el mundo".

Sin embargo, ya se llevó a cabo una reforma de los estatutos en 2019 y fue aprobada por el Papa con un rescripto del 13 de enero de 2020.

En cuanto al cambio de estatutos de Cáritas Internationalis, se trataba simplemente de pasar las competencias del Pontificio Consejo Cor Unum, que ya no existe, al Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral, que ha absorbido sus funciones.

En cuanto al reglamento, estos cambios no fueron comunicados. Pero en general aceptaron algunas de las solicitudes aprobadas por la Asamblea General de Cáritas, que preveía fomentar la presencia de mujeres en los máximos órganos de representación e incluir a dos jóvenes en los mismos órganos de representación.

En particular, se habló del Consejo de Representantes de la federación, abreviado con el nombre RE.CO., siglas de Consejo de Representantes. Estas indicaciones ya han sido implementadas y estarán operativas.

La estructura de Cáritas Internationalis fue así “ajustada” y adaptada a la reforma de la Curia.

Sin embargo, los estatutos de Cáritas Internationalis permanecieron confirmados en la estructura cuando el Papa Benedicto XVI los reformó en 2012.

Esos estatutos fortalecieron la colaboración entre Cáritas Internationalis y la Santa Sede y describieron claramente las competencias de la Secretaría de Estado del Vaticano.

No solo eso: la nueva estructura de Caritas Internationalis dio una mayor coordinación a los departamentos y organismos relacionados con la Santa Sede, que también se referían a aspectos doctrinales.

La razón de ser de la reforma de Benedicto XVI

La reforma de 2012 fue parte de un proyecto más amplio de Benedicto XVI para cumplir plenamente las disposiciones de Pastor Bonus.

Pastor Bonus es la constitución apostólica que reguló las funciones y tareas de las oficinas de la Curia, reemplazada ahora por Praedicate Evangelium del Papa Francisco.

Sin embargo, la reforma se produjo después de una crisis de gobernabilidad. En 2011, la Secretaría de Estado no aprobó la reelección de la exsecretaria general, Lesley-Anne Knight, (pero su trabajo fue elogiado por el presidente de Cáritas Internationalis en ese momento, el Cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga).

Como resultado, fue reemplazada por Michel Roy, un francés que trabajaba con Secours Catholique, Cáritas en Francia.

La no confirmación de Knight también se deriva del nuevo enfoque dado con la posterior reforma de Cáritas Internationalis.

Era un enfoque que derivaba de la formulación de la encíclica Caritas in veritate de Benedicto XVI. En ella subrayó que el desarrollo humano y la ayuda exterior no pueden separarse de la exigencia de la verdad.

La encíclica también denunció el hecho de que muchas organizaciones internacionales estaban promoviendo el aborto, la anticoncepción, la esterilización y la eutanasia. Ese fue un enfoque que Knight no compartió por completo, como explicó públicamente a los medios en ese momento.

Mientras que algunos aprobaron la partida de Knight, otros se sintieron decepcionados. A pesar de un fuerte cambio generacional en Cáritas Internationalis en los últimos años, estos sentimientos de división pueden haber permanecido en un segundo plano y alimentado algunas quejas sobre “la gestión y los procedimientos”.

¿Cómo será la nueva reforma?

El tono del comunicado de prensa del dicasterio sugiere que la reforma será más gerencial. Pero, sobre todo, es un cambio sustancial de filosofía respecto a la reforma de Benedicto XVI.

En resumen, podría ser otro cambio de paradigma por parte del Papa Francisco, comparable hasta cierto punto a sus restricciones de la Misa tradicional en latín.

Desde este punto de vista, el Papa Francisco ha identificado a varias personas para ayudar a completar sus cambios en la estructura de la Iglesia.

Al llevar a cabo la reforma, el Papa no duda en destituir a alguien como el Cardenal Luis Antonio Tagle, actual presidente de Cáritas, quien ahora tiene el mandato de “servir de enlace” con Pinelli y su personal para la próxima asamblea general.

Se rumoreaba que el Cardenal Tagle sería nombrado Prefecto del Dicasterio de Obispos. Incluso si estos rumores se confirmaran, su imagen pública se ha visto comprometida por la decisión de Cáritas. Esto también pesará en un futuro cónclave.

El Papa Francisco, sin embargo, está completando sus objetivos.

Como dijo en una de sus homilías en los días del confinamiento por el covid-19 en 2020 –y también en una reunión con la Fundación Candia en abril– sigue siendo crítico con las organizaciones humanitarias que hacen un buen trabajo pero gastan el 60 % de su presupuesto en salarios.

El Santo Padre les pidió que mantuvieran los costos al mínimo, “para que la mayor parte del dinero vaya a la gente”.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA 

Etiquetas: Cáritas, Vaticano, Papa Francisco, Cáritas Internationalis, comisario

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios