16 de julio de 2020 - 3:43 PM

Cardenal Dolan sobre informe de AP: Se inventó una historia para golpear a la Iglesia

Redacción ACI Prensa

Cardenal Timothy Dolan. Crédito: Bohumil Petrik / ACI Prensa
Cardenal Timothy Dolan. Crédito: Bohumil Petrik / ACI Prensa

El Arzobispo de Nueva York, Cardenal Timothy Dolan, aseguró que el informe publicado la semana pasada por Associated Press (AP) sobre la ayuda del gobierno para mantener los empleos en las instituciones católicas, fue algo que se “inventó” con la aparente intención de “golpear a la Iglesia” en Estados Unidos.

Así lo indicó el Cardenal en un mensaje publicado el 14 de julio en el sitio web de la Arquidiócesis de Nueva York, luego que AP publicó hace unos días una nota en la que se afirma que “la Iglesia Católica Romana de los Estados Unidos utilizó una exención especial y sin precedentes de las normas federales para acumular al menos 1.400 millones de dólares en ayudas al coronavirus respaldadas por los contribuyentes”.

El texto de AP indica además que “muchos millones de dólares van a las diócesis que han pagado enormes acuerdos o han buscado protección por bancarrota debido a los encubrimientos de abuso sexual del clero”.

Al respecto, el Cardenal Dolan dijo que si bien apoya y respeta la libertad de prensa, también debe precisar que con su informe, AP “inventó una historia donde no había una e intentó golpear a la Iglesia”.

AP indicó además que la recaudación “de la Iglesia podría haber alcanzado –o incluso superado– los 3.500 millones de dólares”, de un total de 696 mil millones de dólares que el gobierno de Estados Unidos estableció en el fondo de Programa de Protección de Cheques de Pago, para ayudar a mantener los empleos en Estados Unidos.

La nota de AP señala asimismo que “a medida que la economía se desplomó y las tasas de desempleo se elevaron, el Congreso permitió que los grupos religiosos y otras organizaciones sin fines de lucro” también recibieran el beneficio para mantener “a los estadounidenses empleados”.

AP indica además que las diócesis, parroquias, escuelas y otros ministerios católicos recibieron “al menos 3.500 préstamos”. Entre las diócesis están la Arquidiócesis de Nueva York, la Diócesis de Orange y la Diócesis de Wheeling-Charleston

Sobre el informe de AP, el Cardenal Dolan dijo que es “escurridizo, cargado de insinuaciones, sobre diócesis, parroquias, escuelas, organizaciones caritativas y otras instituciones católicas que correctamente han recibido ayuda del gobierno federal para pagarles a sus empleados durante la crisis del COVID-19”.

“Muchos medios recogieron la noticia en la que se implicaba que había algo malo en el hecho de que instituciones católicas recibieran dinero del Programa de Protección de Cheques de Pago”, aseguró.

Al ser consultado sobre si el informe de AP era cierto, el Cardenal dijo que “mi respuesta simple es no, para nada. Era equívoco en el mejor de los casos y claramente falso en el peor”.

El Purpurado explicó que el programa de protección busca mantener el empleo de muchas personas “en estos tiempos difíciles. A las instituciones religiosas se les invitó y se les permitió participar ya que emplean a muchos en todo el país”.

En el caso de Nueva York la cifra es seis mil empleos de tiempo completo y 400 de tiempo parcial.

Sin esta asistencia, por ejemplo, “la secretaria de la parroquia o el maestro de tu hijo en una escuela católica, podría haber perdido su trabajo fácilmente. Entonces el dinero no fue a ‘la Arquidiócesis’ sino a nuestros trabajadores”.

“Un segundo problema es que el artículo trata de hacer algún tipo de conexión entre la crisis de abusos sexuales” en la Iglesia y el programa de protección. “No se equivoquen, el dinero que recibió la Arquidiócesis de Nueva York fue usado exclusivamente para los propósitos de la ley, que es seguir pagando los salarios y beneficios a los empleados”, resaltó.

Ni un centavo de ese dinero se usó de ninguna forma para las víctimas o sobrevivientes del abuso sexual”.

En tercer lugar, continuó el Cardenal, “el artículo de AP se centra solo en la Iglesia Católica, como si los católicos fueran los únicos que participan del Programa de Protección de Cheques de Pago. De hecho las organizaciones religiosas de todos los credos han participado en el programa, como era la intención”.

A nivel nacional, explicó el Cardenal, “la Administración de Pequeños Negocios aprobó más de 88 mil préstamos para organizaciones religiosas, sosteniendo más de un millón de empleos. ¿Por qué entonces enfocarse solamente en la Iglesia Católica, a menos que los reporteros tengan algún sesgo contra la Iglesia (que sospechamos sí tienen)?”.

El mismo día en que se publicó el informe de AP, los obispos de Estados Unidos emitieron una declaración en la que explican por qué se vieron obligados a solicitar préstamos del gobierno en medio de la pandemia del coronavirus que ha generado una grave crisis económica y que ha generado, entre otras cosas, que más de 100 escuelas católicas se hayan visto forzadas a cerrar.

“La Iglesia Católica es la proveedora no gubernamental más grande de servicios sociales en los Estados Unidos. Cada año, nuestras parroquias, escuelas y ministerios sirven a millones de personas necesitadas, sin importar su raza o religión”, afirmó el Arzobispo de Oklahoma City y jefe del Comité de Justicia Doméstica y Desarrollo Humano del episcopado estadounidense, Mons. Paul S. Coakley.

Sobre el informe de AP, el Cardenal Dolan dijo finalmente que es “tan impreciso y deja tal impresión dañina, que me pareció importante dejarles claras las cosas a todos ustedes”.

Etiquetas: Iglesia, Cardenal Dolan, Obispos de Estados Unidos, Associated Press, dinero, Nueva York, coronavirus, Covid-19

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios