El Arzobispo de Managua (Nicaragua), Cardenal Leopoldo Brenes, no viajó al Vaticano para participar en el consistorio que presidió el Papa Francisco, debido a los problemas de salud de su madre.

El sábado 27, el Papa Francisco presidió un consistorio en el que creó a 20 nuevos cardenales, y al que asistieron purpurados de diferentes partes del mundo.

Sin embargo, el Cardenal Brenes, en cuyo país la Iglesia Católica está siendo perseguida por la dictadura de Daniel Ortega, no pudo viajar a la Santa Sede.

ACI Prensa pudo conocer que el motivo fue el problema de salud que afronta la madre del Purpurado, Lilliam Solórzano de Brenes.

El 23 de agosto, el Movimiento de Oración por los Sacerdotes (Mosayre), invitó a los fieles a rezar por la madre del Cardenal Brenes y pedir “que el Señor derrame bendiciones de salud sobre ella”. Este llamado fue replicado por las redes sociales de la Arquidiócesis de Managua.

Más en América