6 de enero de 2022 - 4:23 PM

Benedicto XVI y Múnich: ¿Por qué resurge una antigua acusación de encubrimiento?

POR ANDREA GAGLIARDUCCI | ACI Prensa

Catedral de Múnich en Alemania. Crédito: Thomas Wolf, www.foto-tw.de vía Wikimedia (CC BY-SA 3.0 de)
Catedral de Múnich en Alemania. Crédito: Thomas Wolf, www.foto-tw.de vía Wikimedia (CC BY-SA 3.0 de)

Una acusación contra el ahora Papa Emérito Benedicto XVI por supuestamente encubrir un caso de abuso en la Arquidiócesis alemana de Múnich y Freising resurgió esta semana, más de 10 años después de que el Vaticano la rechazó con firmeza.

La acusación resurgió en los medios alemanes luego que el 4 de enero, el diario Die Zeit publicó una extensa nota sobre el manejo de la Arquidiócesis del caso del P. Peter Hullermann, acusado de abusar de al menos 23 menores de entre 8 y 16 años de edad; entre 1973 y 1996.

El sacerdote, identificado en los medios alemanes solo como “H”, fue suspendido en la Diócesis de Essen en 1979 tras haber sido acusado de abusar de un niño de 11 años.

El sacerdote fue enviado en 1980 a la Arquidiócesis de Múnich, liderada por el entonces Cardenal Joseph Ratzinger -futuro Benedicto XVI-, quien estuvo en el cargo entre 1977 y 1982. Hullermann fue hallado culpable de abuso de menores en una parroquia de la Arquidiócesis en 1986.

El Arzobispo alemán Georg Gänswein, actual secretario personal de Benedicto XVI, dijo a Die Zeit que “la acusación de que él sabía de la historia previa (la acusación de abuso sexual) en el momento de la decisión de admitir al Padre H. (en la Arquidiócesis) es equivocada. Él no conocía la historia previa”.

El diario alemán publicó su artículo antes de la anunciada presentación de un importante informe de la Arquidiócesis, que debería conocerse a finales de este mes, como respuesta a los casos de abusos perpetrados por clérigos.

El informe, realizado por la firma de abogados de Múnich, Westpfahl Spilker Wastl, se titula “Reporte sobre Abusos Sexuales de Menores y Adultos Vulnerables por parte de clérigos, así como (otros) empleados en la Arquidiócesis de Múnich y Freising entre 1945 y 2019”.

CNA Deutsch, agencia en alemán del Grupo ACI, informó que Die Zeit también publicó el 4 de enero una entrevista con dos abogados canonistas que acusaron al Cardenal Reinhard Marx, Arzobispo de Múnich desde 2008, de no manejar bien el caso Hullermann.

El Cardenal Marx, cuya renuncia no fue aceptada por el Papa Francisco en junio de 2021, no respondió a preguntas de Die Zeit, referidas a la inminente publicación del reporte sobre abusos.

¿Qué sucedió cuando la historia se publicó por primera vez?

El caso Hullermann se conoció por primera vez en marzo de 2010, cuando fue publicado por el diario Süddeutsche Zeitung, de Múnich.

El 12 de marzo de 2010 la Arquidiócesis de Múnich publicó una declaración en la que su entonces vicario general, Mons. Gerhard Gruber, asumió “toda la responsabilidad” por no haber evitado que Hullermann siguiera ejerciendo su ministerio.

La Arquidiócesis ofreció un relato detallado del caso. Indicó que la Diócesis de Essen solicitó a la Arquidiócesis de Múnich que aceptara a Hullermann como capellán en enero de 1980, para que así el sacerdote pudiera recibir terapia.

A Hullerman se le dio hospedaje en una rectoría para permitir que recibiera terapia. “El Arzobispo entonces (Ratzinger) tomó parte de la decisión”, dijo la Arquidiócesis.

“Sin embargo, y en un cambio de decisión, H. fue luego asignado, sin ninguna restricción, a la asistencia pastoral en una parroquia de Múnich por el entonces vicario general”, indicó la Arquidiócesis.

“Desde entonces (1 de febrero de 1980 al 31 de agosto de 1982) no hubo quejas o acusaciones contra H.”.

Según la declaración, Mons. Gruber reconoció que “la repetida participación de H. en el cuidado pastoral parroquial fue un error grave. Asumo toda la responsabilidad por esto. Lamento profundamente que esta decisión resultó en una ofensa a menores y pido perdón a todos los afectados”.

El caso fue recogido por medios internacionales, incluyendo el diario New York Times, que indicó que el futuro Papa alemán fue copiado en un memorándum, luego de una reunión el 15 de enero de 1980, que afirma que Hullermann iba a ser destinado a una parroquia justo después del tratamiento “médico psicoterapéutico”, por estar involucrado en abusos de menores.

El artículo citaba al P. Lorenz Wolf, vicario judicial de la Arquidiócesis de Múnich, quien dijo que ese fue un memorándum de “rutina” que “muy poco probablemente podría haber llegado al escritorio del Arzobispo”.

El sacerdote añadió que no se puede descartar que el Cardenal Ratzinger podría haberlo leído.

El Vaticano respondió destacando que la declaración de la Arquidiócesis de Múnich “confirma, por lo tanto, su posición según la cual el entonces Arzobispo (Cardenal Ratzinger) no conocía la decisión de reinsertar al sacerdote H. en la actividad pastoral parroquial".

La revista alemana Der Spiegel sugirió en abril de 2010 que Mons. Gruber fue presionado para asumir la responsabilidad de la decisión sobre Hullermann, pero en una carta al Süddeutsche Zeitung, el entonces vicario general insistió en que no fue así.

Cuando se conoció la historia, Hullermann fue suspendido de su puesto en el pueblo bávaro de Bad Tölz, adonde había sido transferido en 2008.

CNA Deutsch informó que el sacerdote, ahora de 74 años, estaría viviendo en la Diócesis de Essen desde la primavera de 2021.

Lo más reciente

Die Zeit indicó que pudo ver un decreto, de 43 páginas de 2016, del tribunal eclesiástico de la Arquidiócesis de Múnich.

El documento, dijo el diario, declara que Hullermann ya no puede ejercer su ministerio sacerdotal y le ordenaba hacer una contribución financiera a los niños de una fundación.

El diario refiere que el decreto, que menciona a Ratzinger por su nombre, critica fuertemente a las autoridades de la Iglesia por no prevenir los abusos de Hullermann, y alega que estas “deliberadamente se abstuvieron de sancionar esa ofensa”.

En un correo electrónico enviado a Die Zeit, Mons. Gänswein insistió en que esto no se aplica a Benedicto XVI ya que “no tenía conocimiento de las acusaciones de abuso sexual”.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Etiquetas: Benedicto XVI, Iglesia en Alemania, Cardenal Marx, abusos, obispos de Alemania

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios