5 de septiembre de 2017 - 10:29 AM

Austeridad y transparencia: Palabras clave para el viaje del Papa Francisco a Colombia

POR DAVID RAMOS | ACI Prensa

Mons. Elkin Fernando Álvarez Botero, Obispo Auxiliar de Medellín y Secretario General del Episcopado Colombiano. Foto: Eduardo Berdejo (ACI Prensa)
Mons. Elkin Fernando Álvarez Botero, Obispo Auxiliar de Medellín y Secretario General del Episcopado Colombiano. Foto: Eduardo Berdejo (ACI Prensa)

La austeridad y la transparencia, así como que todos se sientan responsables del evento, han sido palabras claves para organizar la visita del Papa Francisco a Colombia, explicó el Secretario General de la Conferencia del Episcopado Colombiano (CEC), Mons. Elkin Fernando Álvarez Botero.

En declaraciones para ACI Prensa, el también Obispo Auxiliar de Medellín destacó que el Papa Francisco “es campeón” en austeridad, tanto por su vivencia personal como por las exigencias que hace para un viaje apostólico.

“Si comenzamos solo por lo que el Papa pide para una visita apostólica: que el carro no sea blindado, que no haya lujos, que no va a montar en carro de lujo, estas cosas. Inclusive pensar en maneras de hospedar a su delegación y a él mismo que no representen unos gastos exorbitantes”, destacó.

“Yo he participado de la preparación y puedo confesar, no puedo entrar ahora en detalles, que realmente hemos recortado muchas cosas. No todo se puede recortar, hay unas cosas que exigen, pero sí se han recortado muchas situaciones”, añadió.

El Prelado destacó también la importancia de la transparencia, pues “esto tiene un especial significado en un continente en donde todos los días se producen escándalos de corrupción. Nuestro país no es la excepción”.

“Sé que pasa en otros países latinoamericanos con mayor o menor amplitud, pero la visita del Papa en la cuestión de manejos de fondos tiene que ser transparente. Las cuentas claras siempre y que se vea de dónde vienen los recursos”, dijo.

“Esto ha sido un empeño y hemos tenido que sacrificar, por ejemplo poner un tope a las donaciones porque se necesita ejercer cierto control”.

Un tercer punto importante, destacó, “es que todos nos sintamos responsables”.

“Si todos colaboramos desde nuestras limitaciones lo podemos lograr. Eso lo llamamos en Colombia la dinámica del ‘todos ponen’. Si todos los católicos ponemos una mínima cantidad, un dólar, todos nos sentimos responsables”, señaló.

La visita del Papa es pastoral

El Secretario General de la CEC abordó también la polémica suscitada en Colombia luego de que algunos sectores trataran de politizar la visita del Papa al país.

“Nosotros somos conscientes de las fuerzas que se mueven en este sentido. Pero yo lo explico de una forma muy sencilla: el Papa viene a traernos el mensaje del Evangelio, el mensaje de la fe. Su visita tiene un marcado carácter pastoral. Pero esto tiene que incidir en la realidad concreta de nuestro país”.

Mons. Álvarez Botero indicó que “estamos viviendo un camino en que anhelamos construir la paz. El querer la paz no significa que haya un sesgo hacia determinada corriente política o hacia algún movimiento en especial. No, la paz que queremos construir como el Papa la predica, y cómo la siente el Evangelio, es la paz de Cristo”.

Esta paz, subrayó, no está “asociada a un proyecto político”, sino que “es el gran don de Dios, el que nos quiso dejar ya resucitado, con esas palabras ‘mi paz les dejo, mi paz les doy’”.

“Si el Papa no nos hablara de la paz, estaría recortando también el mensaje de Cristo”, dijo.

“Veámoslo desde esta perspectiva: necesitamos construir la paz. Y hagamos que el mensaje del Papa supere simplemente las controversias políticas que se dan en torno al proceso de paz en Colombia o estas cosas”, alentó.

El Prelado colombiano destacó también que “a medida que han avanzado los días, que nos acercamos más a la llegada del Santo Padre, nosotros mantenemos viva la expectativa, es una ilusión grande. La misma sensación que uno tiene cuando viene algo importante que se ha estado preparando y de repente ve que está encima”.

“En este momento hubiéramos querido optimizar muchas de las cosas que nos preparaban para escuchar bien el mensaje del Santo Padre, pero creo que estamos en un buen nivel y que por lo tanto lo vamos a recibir con el corazón abierto, deseoso de su mensaje y sabiendo que es la visita del sucesor de Pedro entre nosotros”, dijo.

Mons. Álvarez Botero destacó que hay en el pueblo colombiano “una expectativa generalizada” por “sentir la cercanía del Papa”.

“Y esta es una expectativa común para personas de fe y personas de no fe, porque sienten que el Papa interpreta las aspiraciones humanas”, destacó.

“Es el término muy colombiano entre nosotros, coloquial: el Papa llega, quiere decir el Papa está cerca, es capaz de entendernos, como que hace sintonía entre él y su auditorio”.

“Aquí domina esa sensación de que tener al Papa cerca es tener confianza, es tener seguridad, es recibir un mensaje bueno, y todos quieren sentir la cercanía del Papa.

Deberíamos aprovechar esto, profundizar en la cercanía no solamente de un líder humano, es la cercanía del Sucesor de Pedro, y que nos invita a confirmar la fe, es decir a asegurarnos en la fe y con todo lo que ella implica. No solamente desde el punto de vista litúrgico, por así decirlo, sino también el aspecto de la práctica de nuestra fe”.

“Yo creo que del Papa se admira la coherencia de tal manera que igual coherencia debería producir en la vida de todos los cristianos”, señaló.

Unidad en los obispos

Además, la visita del Papa Francisco a Colombia tiene una repercusión especial en el propio Episcopado, pues trae “el afianzamiento de la fe también para el colegio episcopal y el fortalecimiento de la comunión”.

“Creo que esta experiencia de comunión entre nosotros y con el Santo Padre de parte de los obispos, se ha avivado mucho en esta etapa de preparación”, indicó el Prelado.

“No es que en el episcopado existan grandes brechas. Nos comprendemos, nos amamos, sentimos muy viva la fraternidad, pero el tener al Santo Padre es multiplicar esa fuerza porque se hace concreta la comunión que siempre hemos mantenido con el Papa”, señaló.

El Secretario General de la CEC destacó además que “el Papa Francisco es maestro en discernimiento, discernimiento de las situaciones. Entonces, digamos que el Episcopado se coloca a su lado para discernir la hora presente y determinar caminos pastorales que puedan ayudarnos. Con todas las implicaciones de ese discernimiento”.

“Digamos, de frente a Dios, cuya palabra, siguiendo un término bíblico, desnuda nuestra vida, de frente a él la Iglesia tiene que establecer rutas, caminos. Y si el Papa va adelante con toda seguridad tendremos la ruta”, aseguró.

También te puede interesar:

Etiquetas: Colombia, Francisco, Viaje del Papa Francisco a Colombia

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios