10 de enero de 2020 6:40

Atacan con pintas proaborto histórica iglesia de Alemania

Redacción ACI Prensa

Iglesia St. Elisabeth (Berlin-Schöneberg) / Crédito: Jörg Zägel (CC BY-SA 3.0)
Iglesia St. Elisabeth (Berlin-Schöneberg) / Crédito: Jörg Zägel (CC BY-SA 3.0)

Entre la noche del 8 y la madrugada del 9 de enero, unos desconocidos atacaron con varias pintas proaborto la histórica iglesia de Santa Isabel en el distrito de Schöneberg, ubicado en la ciudad de Berlín (Alemania), en represalia por haber acogido un evento provida en el 2019.

Según un medio alemán, la policía estatal constató que los desconocidos mancharon el edificio con varias letras en blanco y negro, y que una las manchas medía aproximadamente 3 x 2.50 metros. 

A las pocas horas de realizarse el acto vandálico, salió a la luz una carta anónima que confesaba el ataque en el sitio web del Centro de Medios Independientes, también conocido como “Indymedia”, una red global participativa de periodistas independientes con una tendencia política de izquierda.

Según esta carta, el ataque responde a que en la parroquia se realizó, en septiembre de 2019, un congreso provida de las organizaciones Youth for Life y ProLife Europe, en el marco de la “Marcha por la Vida”.

“Los llamados ‘activistas por los derechos de la vida’ de la plataforma de la ‘Marcha por la Vida’ siempre enfatizan su relación con la fe cristiana, lo cual es bastante obvio por las biografías de sus oradores, que son fundamentalistas y, por tanto, transfóbicos, homofóbicos, antisemitas, misóginos, patriarcales y conservadores de derecha. Sin embargo, estas ideologías no son un remanente de las tradiciones cristianas tradicionales; por el contrario, experimentan un impulso socialmente aceptable en la corriente del cambio hacia la derecha en Europa, así como de los Estados Unidos o Brasil”, apunta la carta.

El escrito también acusó que la “propaganda” empleada por la “Marcha por la Vida” está dirigida a reclutar “activistas de derecha” a través “de centros de asesoramiento, refugios para mujeres, centros juveniles, consejerías, consultorios médicos y centros de terapia, que a primera vista no se relacionan con los derechos cristianos”.

“Para nosotros, la institución de la iglesia está inevitablemente conectada al patriarcado y, por lo tanto, a una ideología inhumana. Es un dominio masculino. La interpretación de la Biblia impone una montaña de reglas a las mujeres, a diferencia de los hombres, exigiendo su sumisión (…). También podríamos señalar a los evangélicos en torno a Bolsonaro y Trump para mostrar un campo enorme donde el nacionalismo de derecha, los intereses del capital, el racismo, la misoginia y, de hecho, todo lo conservador y misántropo parece combinarse bajo el disfraz de valores cristiano-occidentales”, sostiene el texto.

En otro punto, la carta afirma que es importante “atacar las estructuras detrás de la nueva derecha, las pequeñas (propiedades de la iglesia) y grandes (las personas detrás)”.

Al final de la misiva se saluda a los grupos proaborto “What the fuck!” y “Feministische Autonome Zelle”, y a la activista Kristina Hänel, conocida como la cara visible de la lucha por reformar la ley que regula el aborto en el país europeo.

“Del 25 de abril de 2020 al 2 de mayo de 2020, se llevará a cabo una ‘Semana por la Vida’ de los ‘activistas de los derechos de la vida’”, concluye el escrito.

En una carta abierta, la asociación de grupos alemanes que organiza la “Marcha por la Vida”, “Bundesverband Lebensrecht” (Asociación Federal por el Derecho a la Vida), reaccionó al ataque y rechazó con firmeza las acusaciones.

“Este congreso debía servir para conectar a la red de defensores de la vida en toda Europa. Sin embargo, los asesinos ven la ‘Marcha por la vida’ alemana en Berlín como una plataforma para oradores ‘fundamentalistas, transfóbicos, homofóbicos, antisemitas, misóginos, patriarcales y conservadores de derecha’”, escribe la Asociación Federal por el Derecho a la Vida.

Además, la asociación provida dijo que la carta publicada en Indymedia “consiste en ignorancia”, debido a que la Semana de la Vida “no está organizada por activistas por los derechos de la vida, sino en realidad por las grandes Iglesias”.

También acusó a los autores de la carta de promover falsedades. “No reclutamos a ningún derechista u otra clientela, sino promovemos exclusivamente la causa, es decir, el derecho irrestricto de cada ser humano a su vida, sin importar de dónde venga, qué aspecto tiene, cuál es su actitud religiosa o política o dónde se encuentra”, expresó la Asociación Federal por el Derecho a la Vida.

“Si eso es ser de ‘derecha’, entonces lógicamente lo contrario es ser de ‘izquierda’, es decir, misantropía, xenofobia, hostilidad hacia los niños, odio a los cristianos, musulmanes y judíos, etc.”, añadió la asociación provida.

Finalmente, la Asociación Federal por el Derecho a la Vida hizo “un llamado a todas las personas comprometidas con la dignidad humana y los derechos humanos a defender pública y claramente estos valores y contra las consignas de odio y los ataques cobardes”.

Hace unos días un grupo de feministas se adjudicó el incendio del automóvil del blogger y periodista provida alemán Gunnar Schupelius, que promueve la asistencia a la Marcha por la Vida en su país con sus escritos en el diario BZ, donde labora.

El ataque fue perpetrado el 31 de diciembre en Berlín-Wilmersdorf por Feministische Autonome Zelle (FAZ), el grupo feminista que se adjudicó el atentado a través de una publicación en el blog alemán Chronik

Las feministas intentaron justificar el acto de violencia diciendo: “...mientras no se permita a las mujeres controlar sus cuerpos, perseguiremos a los agitadores de este terror y nos vengaremos por su propaganda de canibalismo social”.

También acusaron al periodista de ser él quien ataca a mujeres, migrantes y homosexuales.

El 27 de diciembre de 2019 el grupo feminista también atacó una iglesia evangélica en Tübingen y no se disculpó por el uso de la violencia. Se causaron daños a la propiedad por alrededor de 40 mil euros (44 mil dólares aproximadamente), indicó un medio local.

En octubre de 2019, en Berlín, se perpetró otro ataque contra un centro de asesoramiento para mujeres embarazadas en situación de necesidad. 

La presente nota fue elaborada con información de CNA Deustch, agencia en alemán del Grupo ACI. 

Etiquetas: Aborto, Alemania, feministas, ataque a iglesias, Berlín, feminismo

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios