26 de marzo de 2018 8:19 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 2 de abril de 2018 11:13 am

Así se vivió Domingo de Ramos en Jerusalén, donde ingresó Jesús hace más de 2 mil años

POR MARÍA XIMENA RONDÓN | ACI Prensa

En Jerusalén, la ciudad en la que Jesucristo ingresó hace más de dos mil años aclamado como el Mesías, los católicos celebraron este 25 de marzo el Domingo de Ramos con Misas y procesiones en los lugares santos.

El administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén, Mons. Pierbattista Pizzaballa, presidió a las 8:00 a.m. (hora local) la Misa en la iglesia del Santo Sepulcro.

La Custodia de Tierra Santa informó que los fieles realizaron una procesión con las palmas que rodeó tres veces el Edículo, donde se conserva la tumba donde fue depositado el cuerpo de Cristo. La Eucaristía fue concelebrada por decenas de sacerdotes.

Procesión de palmas dentro de la Iglesia del Santo Sepulcro / Foto: Patriarcado Latino de Jerusalén

Celebración de la Misa / Foto: Patriarcado Latino de Jerusalén

Mons. Pizzaballa explicó al Christian Media Center que en esta solemnidad “acogemos a Jesús como rey, como Mesías, como sacerdote en nuestra vida. Debemos acogerlo por lo que es: un rey, un mesías que después nos llevará a la cruz, irá a la cruz para la salvación del mundo y por amor a todos”.

Comentó que la celebración de la Semana Santa en Jerusalén “es siempre la misma, pero es siempre nueva y siempre especial, con peregrinos que vienen de todo el mundo”.

“El significado es revivir en los mismos lugares los acontecimientos que son el origen de nuestra salvación, la muerte y la resurrección de Cristo para parecerse, incluso físicamente, una especie de octavo sacramento, en la que ha sido la experiencia de Jesús y también la nuestra”, destacó.

En la tarde del domingo, portando ramos y entonando cantos y alabanzas, miles de personas caminaron por el mismo recorrido que hizo Jesús para ingresar a Jerusalén.

La procesión partió desde la iglesia de Betfagé, en el Monte de los Olivos, y terminó en la iglesia de Santa Ana, en la Ciudad Santa, donde según la tradición vivieron los padres de la Virgen María.

Franciscanos animando el recorrido / Foto: Patriarcado Latino de Jerusalén

Recorrido con las palmas en Jerusalén / Foto: Patriarcado Latino de Jerusalén

Al terminar el recorrido, según indicó la Custodia de Tierra Santa, Mons. Pizzaballa afirmó que “no se puede leer la entrada de Jesús en la Ciudad Santa sin completarlo e iluminarlo con el relato de la Pascua. Entonces también nosotros entramos en la Pascua con Jesús”.

El Prelado manifestó que al celebrar la Semana Santa en Jerusalén “queremos decir y proclamar con determinación que somos parte de esta ciudad, que está en el origen de nuestra fe y conserva nuestra historia cristiana”.

La Custodia de Tierra Santa informó que los cristianos de Belén y Ramala, ciudades de Palestina, obtuvieron un permiso especial para participar de las celebraciones en Jerusalén.

Las celebraciones de Semana Santa en Jerusalén

El Patriarcado Latino de Jerusalén informó que en el Jueves Santo a las 8:00 a.m. se celebrará la Misa Crismal en la iglesia del Santo Sepulcro. A las 3:30 p.m. (hora local) se realizará una peregrinación hacia el Cenáculo, donde Jesús celebró la Última Cena, desde las iglesias de San Santiago y San Marcos. A las 9:00 p.m. se realizará una Hora Santa en la Basílica de la Agonía, en Getsemaní.

El Viernes Santo, 31 de marzo, a las 8:00 a.m. se celebrará la Pasión del Señor en la iglesia del Santo Sepulcro, y a las 11:30 a.m. los franciscanos presidirán el Vía Crucis. A las 8:10 p.m. tendrá lugar una procesión fúnebre en la iglesia del Santo Sepulcro.

El Sábado Santo, la Vigilia Pascual tendrá lugar a las 7:30 a.m. en la tumba de Jesús dentro de la iglesia del Santo Sepulcro. A la medianoche, el Custodio de Tierra Santa, P. Francesco Patton, presidirá una Misa en ese templo.

Al día siguiente, Domingo de Resurrección, se celebrará una Eucaristía en la iglesia del Santo Sepulcro a las 8:00 a.m.

Cabe destacar que la iglesia del Santo Sepulcro no solo es administrada por los católicos de rito latino, sino también por los greco-ortodoxos y los cristianos armenios. Por ello, los católicos disponen de horarios fijos para sus celebraciones litúrgicas.  

Etiquetas: Tierra Santa, Jerusalén, Domingo de Ramos, Santo Sepulcro, Patriarcado Latino de Jerusalén, Mons. Pierbattista Pizzaballa

Comentarios