13 de agosto de 2013 7:12 pm

Así nació el Ciclo Rosa de la Pontificia Universidad Javeriana de Colombia

Redacción ACI Prensa

Así nació el Ciclo Rosa de la Pontificia Universidad Javeriana de Colombia

En un artículo recogido dentro del libro “Voces de un Vigía” del 2009, el sacerdote jesuita Gerardo Remolina Vargas, ex rector de la Pontificia Universidad Javeriana, explicó el origen del evento pro gay “Ciclo Rosa Académico”.

En el texto, titulado “La Universidad Javeriana y el ‘Ciclo Rosa’”, el ex rector aseguró que con el Ciclo Rosa la Pontificia Universidad Javeriana apostaba “a ser una genuina universidad católica, cercana a los hombres y mujeres de hoy y a sus necesidades, y dispuesta a buscar desde la fe, con ellos y desde su realidad, respuestas válidas para su situación humana”.

En el proyecto del Padre Remolina Vargas, a diferencia de lo organizado por el Padre Alberto Múnera este año, estaban considerados “debates”, y no “únicamente conferencias”.

En el concepto del ex rector de la Javeriana, para que esta sea “auténticamente Universidad”, debía ser “abierta, pluralista, incluyente”, y eso implicó organizar este evento que promueve el estilo de vida gay.

Aún así, para el ex rector de la Javeriana, era un “error” el “no programar paneles, mesas redondas, foros o seminarios, es decir, debates” entre posturas divergentes, en el marco del Ciclo Rosa.

Sin embargo, cuando ACI Prensa le consultó al Padre Alberto Múnera, director del del Instituto de Estudios Sociales y Culturales PENSAR de la Pontificia Universidad Javeriana, por qué no se invitó a una contraparte para que presente la doctrina de la Iglesia durante el evento, este señaló que en el Ciclo Rosa “no se pretende hacer polémica”.

“En los temas conflictivos no se pretende hacer polémica, y cuando se establecen en formas de contrastes se genera la polémica. Por eso preferimos hacer un análisis en sí mismo y no establecer la polémica”, dijo.

El Padre Múnera aseguró el 8 de agosto que el Ciclo Rosa "no es un ciclo para presentar la doctrina de la Iglesia", y señaló que "para eso está la Facultad de Teología".

Cuestionado por el activismo que realizan por el estilo de vida gay en Ecuador y Colombia, el sacerdote jesuita aseguró que “lo que promueven en otras partes me tiene sin cuidado".

El Ciclo Rosa fue retirado el 13 de agosto de la Pontificia Universidad Javeriana, tras la intervención del Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia y Arzobispo de Bogotá, Cardenal Rubén Salazar, y del Nuncio Apostólico en el país, Mons. Ettore Balestrero.

Sin embargo, el Padre Múnera aseguró ayer a ACI Prensa que "el Ciclo Rosa no se ha cancelado, se ha trasladado, sigue en marcha. Se trasladó de lugar gracias a su amabilidad", aunque indicó que “El Instituto PENSAR no organiza el Ciclo ahora, lo va a organizar otra instancia".

La cuenta del Ciclo Rosa Académico en la red social Twitter (@CRacademico) publicó esta tarde que el evento “NO SE CANCELA. Tendrá una nueva sede y las mismas fechas establecidas. Ni el odio ni el oscurantismo han triunfado #SeguimosEnPie”.

Horas antes publicaron que este evento promotor del estilo de vida homosexual “continúa, no se rinde ante odios ni fundamentalismos”.

En efecto, según pudo conocer ACI Prensa, el evento pro gay se realizará en las fechas establecidas, del 28 al 30 de agosto, pero en el Museo de Arte del Banco de la República - Biblioteca Luis Ángel Arango.

El Ciclo Rosa Académico no es el primer evento que envuelve en polémica a la Pontificia Universidad Javeriana en cuanto a su fidelidad a la doctrina católica.

En 2009, la Pontificia Universidad Javeriana avaló ante la Corte Constitucional de Colombia la adopción por parte de parejas homosexuales, amparándose en estudios basados en la ideología de género.

Además, el sacerdote jesuita Carlos Novoa, profesor de la Pontificia Universidad Javeriana, se ha expresado repetidamente desde 2011 en favor del aborto en Colombia, atacando al Procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez, por su postura a favor de la vida.

El apoyo al aborto del Padre Novoa fue justificado por el Rector de la Pontificia Universidad Javeriana, el también sacerdote jesuita Joaquín Emilio Sánchez García, como una "posición personal".

En abril de este año, el Padre Novoa expresó su apoyo al mal llamado “matrimonio” gay.

En julio de 2012, otro sacerdote jesuita, el Padre Alfonso Llano, ex director del Instituto de Bioética de la Pontificia Universidad Javeriana, en un artículo titulado "Me duele la Iglesia", publicado en el diario colombiano El Tiempo, pidió a la Iglesia aceptar el divorcio y abandonar el celibato sacerdotal.

Además, el P. Llano acusó a la Iglesia de oponerse a la ciencia, provocar los cismas y elevar a los altares "a tantos hombres y mujeres que no significan una invitación a llevar una vida ejemplar".

El 25 de noviembre de 2012, en un artículo titulado “La infancia de Jesús”, en crítica al libro del hoy Obispo emérito de Roma, Benedicto XVI, el Padre Llano negó la virginidad de María, asegurando que era "un punto que parecía ya superado" en la Iglesia.

Tras diversas críticas, el Prepósito General de la Compañía de Jesús (jesuitas), el sacerdote español Adolfo Nicolás, ordenó al P. Alfonso Llano "dar por terminada su vocación apostólica de escritor".

Etiquetas: lobby gay, Colombia, Pontificia Universidad Javeriana, Iglesia en Colombia

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios