El Arzobispo de Arequipa, Mons. Javier del Río, pidió a la nueva presidenta del Perú, Dina Boluarte, a trabajar “por el bien común” del país y superar “intereses particulares e ideologías ajenas a la identidad peruana”.

En un comunicado compartido con ACI Prensa, la Arquidiócesis de Arequipa señaló que su Arzobispo “lamenta muchísimo la situación a la que se ha tenido que llegar en nuestro país”.

El Prelado además “saluda al Congreso de la República, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional del Perú por su pronta acción a favor del orden constitucional e invoca a la ciudadanía en general a mantener la tranquilidad”.

El Arzobispado de Arequipa dijo además que Mons. Javier del Río “eleva oraciones para que Dios inspire la conformación de un gabinete de unidad nacional, en el que superándose intereses particulares e ideologías ajenas a la identidad peruana, trabaje por el bien común de nuestra patria”.

Pedro Castillo, el golpe de estado y la crisis en Perú

Cerca del mediodía del miércoles 7 de diciembre, cercado por las crecientes acusaciones de corrupción contra él y su entorno, el entonces presidente Pedro Castillo anunció, de forma inconstitucional, la disolución del Congreso de la República, estableció un “gobierno de excepción” y un toque de queda desde las 10:00 p.m.

Más en América

Casi dos horas después de dar el golpe de estado, Castillo emprendió camino desde Palacio de Gobierno hacia la embajada de México, país al que había solicitado asilo político.

En medio de la crisis, el Congreso del Perú lo destituyó con 101 votos a favor, seis en contra y 10 abstenciones.

En simultáneo, sin haber llegado muy lejos de Palacio de Gobierno, y con la Policía y el Ejército comprometidos con mantener el orden constitucional, Pedro Castillo fue arrestado por los agentes que hasta entonces le servían como escolta presidencial.

La justicia peruana ha determinado una detención preliminar por siete días para Pedro Castillo por el presunto delito de rebelión.

Casi cuatro horas después del golpe de estado de Pedro Castillo, su hasta entonces vicepresidenta, Dina Boluarte, juramentó como nueva presidenta del Perú, la primera mujer en acceder a ese cargo.

Exactamente un año atrás, el 7 de diciembre de 2021, en un evento político, Boluarte, que llegó al poder junto a Castillo y su partido de izquierda, Perú Libre, había asegurado que “mi lealtad con el presidente Pedro Castillo es a prueba de balas”.

(El artículo continúa después)

“Si al presidente lo vacan yo me voy con el presidente”, dijo en esa ocasión.

Desde el proceso electoral que lo llevó al poder en 2021, Pedro Castillo y su partido han sido acusados de estar vinculados con el grupo terrorista Sendero Luminoso, causante de decenas de miles de muertes en Perú.