23 de enero de 2022 - 8:58 PM

Arzobispo denuncia que el aborto es el “sacramento” del secularismo anticristiano actual

POR DAVID RAMOS | ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Luma Pimentel / Unsplash.
Imagen referencial. Crédito: Luma Pimentel / Unsplash.

Mons. Salvatore Cordileone, Arzobispo de San Francisco (Estados Unidos), denunció que para el secularismo anticristiano de nuestros días el aborto se ha convertido “en su sagrado sacramento”.

Al presidir en la Catedral de Santa María de la Asunción la Misa por la Caminata Anual por la Vida de la Costa Oeste, realizada en San Francisco el sábado 22 de enero, Mons. Cordileone advirtió que el secularismo anticristiano “híper agresivo” es ya “una especie de religión”, que tiene “dogmas infalibles, rituales, santos, declaraciones de credo y condena de las enseñanzas heréticas, junto a castigos para los herejes que las defienden y se atreven a decirlas en público”.

Incluso, continuó, “esta nueva religión imita las religiones paganas, es decir, demoníacas, del antiguo mundo bíblico”.

“La nueva religión secular de nuestro propio tiempo asume esta práctica en una forma casi sacramental: en efecto, el aborto se ha convertido, para ellos, en su sagrado sacramento, aquello que consideran más sagrado, la doctrina y la práctica sobre la que está construido todo su sistema de creencias”, señaló.

El Prelado indicó que “por eso es que vemos una reacción tan visceral y violenta a incluso la más mínima regulación del aborto en la ley, regulaciones que incluso aquellos que creen que debería seguir siendo legal verían como razonables, tales como el consentimiento informado y el consentimiento de los padres”.

“No debería sorprender que el primero en denunciar la Ley del Latido del Corazón de Texas fue el Templo Satánico, y precisamente alegando la privación de libertad religiosa: ellos necesitan el aborto para realizar sus rituales religiosos”, dijo.

El 1 de diciembre de 2021, la Corte Suprema comenzó a escuchar los argumentos orales en el caso Dobbs vs. Jackson Women's Health Organization, sobre una ley del estado de Mississippi que restringe la mayoría de abortos posteriores a las 15 semanas de gestación.

Un fallo favorable a la ley provida de Mississippi podría afectar a las sentencias de Roe vs. Wade, que legalizó el aborto en todo Estados Unidos en 1973, y a Planned Parenthood vs. Casey de 1992, en la que la Corte Suprema reafirmó el primer fallo y estableció que “un Estado no puede prohibir a ninguna mujer tomar la decisión final de interrumpir su embarazo antes de la viabilidad”.

Se considera que un bebé es “viable” fuera del vientre materno alrededor de las 24 semanas de gestación, aunque en los últimos años bebés nacidos alrededor de las 21 semanas de embarazo han sobrevivido.

La Corte Suprema podría emitir una sentencia en este caso en los próximos meses.

Una señal esperanzadora sobre un posible fallo provida es que la Corte Suprema determinó que la Ley del Latido del Corazón, implementada en Texas a inicios de septiembre de 2021, se mantenga en vigor mientras dure el proceso judicial iniciado por abortistas en un intento de anularla.

El Arzobispo de San Francisco destacó luego que la “reacción extrema de los protagonistas de esta nueva religión” en estos días, se debe al progreso logrado en el trabajo de “afirmar la dignidad y la inviolabilidad de la vida humana en el vientre”.

Tras agradecer a los defensores de la vida que han trabajado arduamente para estos logros, Mons. Cordileone subrayó que “estamos, por supuesto, en un momento muy crucial, mientras rezamos con gran esperanza por una decisión de la Corte Suprema que respete este principio sagrado en el caso Dobbs vs. Jackson Women’s Health en la ley de Mississippi, prohibiendo el aborto después de las 15 semanas de gestación”.

“Pero no pensemos que podemos relajar nuestros esfuerzos incluso con la decisión correcta. Sea como sea, nuestros esfuerzos continuarán”, expresó.

El Arzobispo advirtió que “el demonio no se detendrá hasta que sea derrotado y regresado definitivamente al infierno, cuando Nuestro Señor regrese”.

“Siempre habrá ataques contra la dignidad de la vida humana, y se intensificarán”, dijo.

Como ejemplo, Mons. Cordileone recordó que Gavin Newsom, gobernador de California y miembro del Partido Demócrata, prometió convertir ese estado en un “santuario” del aborto.

El término de “santuario” para un estado o una ciudad en Estados Unidos se suele referir a aquellas jurisdicciones en las que las autoridades locales deciden no colaborar con la aplicación de las leyes federales sobre temas migratorios, buscando evitar las deportaciones de extranjeros que ingresaron de forma irregular al país.

En esa lógica, un estado santuario, en el caso de que el fallo de Roe vs. Wade sea revertido por la Corte Suprema, permitiría la realización libre de abortos sin respetar las leyes de alcance nacional.

Esto, dijo el Prelado, significa que California se convertiría en “un estado santuario para el asesinato, para el asesinato de los inocentes, un estado santuario para la adoración de Moloc”.

Mons. Cordileone resaltó que por eso “continuaremos trabajando para construir una cultura de la vida, defendiendo la vida”.

El Prelado destacó así la importancia de darle “amor y apoyo y todo lo que necesiten a las mujeres en embarazos en crisis, para que ellas sepan que son valoradas, respetadas y que tienen amigos caminando junto a ellas en ese momento de angustia, dándoles la oportunidad de tomar la decisión más feliz de todas, la decisión de la vida”.

El Arzobispo de San Francisco alentó además a no olvidar la última Bienaventuranza: “es la Bienaventuranza en la que Nuestro Señor cambia de la tercera persona, ‘Bienaventurados los’, a la segunda persona, ‘Bienaventurados seréis’, haciéndola así muy directa y personal”.

“Bienaventurados seréis cuando os injurien, os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa”, recordó el Prelado.

Mons. Cordileone indicó que al vivir esta Bienaventuranza “sabremos que tendremos causa para alegrarnos, porque sabremos que estamos complaciendo a Dios e identificándonos con Su Hijo: ‘Alegraos y regocijaos porque vuestra recompensa será grande en los cielos’”.

Etiquetas: Aborto, No al Aborto, Defensa de la vida, Mons. Salvatore Cordileone, Aborto en Estados Unidos, Arquidiócesis de San Francisco

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios