El reconocido apostolado católico Courage Internacional, que ayuda a personas con atracción al mismo sexo, alentó al inicio de junio a dedicarle una oración especial como “Acto de Confianza” al Sagrado Corazón de Jesús.

El apostolado católico, que tiene presencia en más de una docena de países, señaló que el Sagrado Corazón de Jesús es “una devoción arraigada con gran amor entre los miembros del apostolado Courage pues nos recuerda el misterio del amor de Dios por cada hombre y mujer, fuente inagotable de misericordia y salvación”.

“Contemplamos, pues, este misterio con gran humildad y pedimos a Jesús que nos ayude a configurar nuestros corazones cada vez más con el suyo, de tal forma que podamos llegar a decir, ‘Ya no soy yo quien vive, sino Cristo quien vive en mí’”, expresó, recordando la carta de San Pablo a los Gálatas.

A continuación el texto completo del “Acto de Confianza” al Sagrado Corazón de Jesús:

¡Oh Corazón de Jesús!
Pongo toda mi confianza en Ti.
De mi debilidad todo lo temo,
pero todo lo espero de tu bondad.
A tu Corazón confío mis intenciones.
¡Jesús mío!, yo cuento contigo,
me fío de Ti, descanso en Ti.
¡Estoy seguro en tu Corazón!

Más en Mundo

Para conocer más sobre el trabajo y apostolado de Courage Internacional, puede ingresar a https://couragerc.org/espanol

¿Qué enseña la Iglesia Católica sobre la homosexualidad?

La enseñanza católica sobre la homosexualidad está resumida en tres artículos del Catecismo de la Iglesia Católica: 2357, 2358 y 2359.

En estos artículos la Iglesia enseña que los homosexuales “deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta”.

La homosexualidad como tendencia es “objetivamente desordenada” y “constituye para la mayoría de ellos (los homosexuales) una auténtica prueba”.

Apoyado en la Sagrada Escritura, la Tradición ha enseñado siempre que “los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados”, “no proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual”, y por tanto “no pueden recibir aprobación en ningún caso”.

(El artículo continúa después)

“Las personas homosexuales están llamadas a la castidad” y “mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana”.