5 de enero de 2022 - 10:06 PM

Ante peligro de muerte puedes encomendar a un moribundo a Dios con esta plegaria

POR DAVID RAMOS | ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: James / Unsplash.
Imagen referencial. Crédito: James / Unsplash.

Ante el peligro de muerte, especialmente en la situación de emergencia que vive el mundo a causa de la pandemia de COVID-19, y en la ausencia de un sacerdote, un fiel bautizado puede encomendar el alma de un moribundo a Dios con una antigua y tradicional plegaria.

La plegaria “Yo te encomiendo” está recogida en el antiguo Rito de Extremaunción, que como todo texto que cuenta con autorización eclesiástica no prescribe.

El texto ha sido recopilado en la Enciclopedia Católica de ACI Prensa.

Con la oración se encomienda el alma de la persona moribunda, pidiendo a Dios que sea recibida por “la espléndida asamblea de los Ángeles”.

“El Senado de los Apóstoles, que ha juzgar al mundo, venga a ti; el triunfante ejército de los Mártires salga a tu encuentro; recíbate el coro de las Vírgenes con alegres cánticos y tengas feliz descanso en el seno de los Patriarcas”, añade.

San José Patrono de los moribundos, te anime con gran esperanza; la Santa Madre de Dios, María, vuelva benigna a ti sus ojos; Jesucristo se te muestre dulce y afable, y mande colocarte entre los que eternamente le asisten”, continúa la plegaria.

Es importante precisar que el rezo de esta plegaria no suple en modo alguno los ritos sacramentales propios del sacerdote, y esta oración se propone ante la situación extrema de la falta de un presbítero cercano al momento de la muerte.

Para leer el texto completo de la plegaria “Yo te encomiendo” puede ingresar a: https://ec.aciprensa.com/wiki/Extremaunci%C3%B3n:_Rito#Yo_te_encomiendo

Etiquetas: Muerte, Oración, muertos

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios