La Arquidiócesis de Popayán (Colombia), llamó a los fieles a no solicitar los servicios religiosos de Héctor Alirio Vélez Vélez, pues se ha descubierto que no es sacerdote católico y que presentó documentación falsa tomando el nombre de una prelatura brasileña.

En un comunicado publicado el 10 de octubre, la Arquidiócesis señaló que Vélez Vélez, con cédula de ciudadanía 94263198, se había presentado como sacerdote en febrero de 2020 ante el entonces Arzobispo, Mons. Luis José Rueda Aparicio.

Héctor Vélez afirmó que era un sacerdote incardinado en la Prelatura de Tefé (Brasil) y para ello presentó un “documento falso”, supuestamente expedido por el obispo de esa jurisdicción el 7 de febrero de 2020.

En ese sentido, fue nombrado vicario parroquial de la parroquia San Lorenzo, de Caldono, Cauca.

Luego que Mons. Rueda fue nombrado Arzobispo de Bogotá, el nuevo Administrador Apostólico, Mons. Omar Sánchez Cubillos, puso a Vélez Vélez como administrador parroquial de la parroquia Nuestra Señora del Carmen de Timba, Cauca.

Más en América

Sin embargo, el 13 de noviembre de 2021, en su visita pastoral a esta parroquia, Mons. Omar Sánchez “personalmente recibió denuncia de una conducta, presuntamente constitutiva de abuso sexual, contra algunas niñas menores de 18 años, por parte del señor Héctor Alirio Vélez Vélez”.

Siguiendo el Código de Derecho Canónico, el 16 de noviembre se le suspendió el ejercicio ministerial y fue denunciado penalmente ante la Fiscalía General de la Nación – Seccional Popayán.

Posteriormente, durante la investigación canónica “se recibieron por diversos medios, informaciones creíbles que el señor Héctor Alirio Vélez Vélez no era sacerdote católico”.

“Hechas las averiguaciones con la Prelatura de Tefé, Brasil, se confirmó que, efectivamente él no había recibido la ordenación presbiteral católica y, por consiguiente, no debe celebrar válidamente los sacramentos de la Iglesia”, señaló la Arquidiócesis de Popayán.

Sin embargo, denunció, el 16 de septiembre de 2022 Héctor Vélez Vélez suplantó durante una Misa al actual párroco de la parroquia Nuestra Señora del Carmen de Timbá, P. Gerardo Antonio González Zamorano.

En ese sentido, la Arquidiócesis señaló que presentará la denuncia por el delito de falsedad personal y recordó a los fieles que la persona que se hace pasar por sacerdote católico incurre en pena de excomunión inmediata.

(El artículo continúa después)

También en 2019

El 20 de agosto de 2019 la Prelatura de Moyobamba (Perú), publicó en su cuenta de Twitter un comunicado sobre el “diácono Héctor Alirio Vélez Vélez”, emitido por la Diócesis de Alto Solimões (Brasil).

En el texto, el Obispo de Alto Solimões, Mons. Adolfo Zon Pereira, señaló que “no entregó ninguna carta de presentación para el señor Héctor Vélez Vélez”, quien se presenta ante los prelados “para ser acogido en sus respectivas diócesis para realizar una experiencia pastoral de cuatro años”.

“El señor Héctor Vélez Vélez no es presbítero y hace uso de documentación falsa para presentarse ante los señores obispos, tanto en su contenido como en los sellos utilizados en dicha documentación. También presenta fotografías falsas de su ordenación presbiteral”, indicó el comunicado de la prelatura brasileña.