2 de febrero de 2022 - 9:23 PM

Al descubierto la depravación del magnate del porno Hugh Hefner, financista del aborto

POR DAVID RAMOS | ACI Prensa

Hugh Hefner en 1978. Crédito: Alan Light.
Hugh Hefner en 1978. Crédito: Alan Light.

El documental Secrets of Playboy (Los secretos de Playboy) ha revelado graves episodios de depravación y abusos del fallecido magnate de la pornografía Hugh Hefner, uno de los grandes promotores y financistas de la industria del aborto en Estados Unidos.

La serie de diez episodios, que son transmitidos semanalmente por la cadena de televisión A&E, presenta testimonios de mujeres relacionadas con Hefner, como Jennifer Saginor, Holly Madison y P. J. Masten, una ex “madre conejita”, responsable de adiestrar a las jóvenes que se convertían en “conejitas” de Playboy.

Hugh Hefner falleció a los 91 años, el 27 de septiembre de 2017, más de seis décadas después de publicar la primera edición de su revista pornográfica.

La muerte de Hefner ocurrió ocho días antes de que saliera a la luz un artículo en el New York Times sobre los abusos del productor de cine Harvey Weinstein contra mujeres, que detonó el movimiento de denuncias #MeeToo (Yo también), que reveló una serie de episodios de acoso y violaciones sexuales en la industria del entretenimiento en Estados Unidos.

Holly Madison, que apareció como una de las “novias oficiales” de Hefner en el programa de telerrealidad “Girls of the Playboy Mansion” (Las chicas de la mansión Playboy), comparó la vida al interior de esa casa como “una secta”, donde era “fácil” quedar aislado del mundo exterior.

“Tenías un toque de queda a las nueve en punto. Se te animaba a no invitar a amigos. Realmente no se te permitía irte a menos que fueran como a unas vacaciones familiares”, dijo.

En el documental también se expone que en la mansión de Hugh Hefner se usaba frecuentemente el sedante Quaalude para que las jóvenes mujeres accedieran a tener relaciones sexuales con diversas personas.

Era el caso de Sonda Theodore, novia de Hefner en la década de 1970, que recordó que recurría al Quaalude y a drogas para poder resistir el ritmo de orgías diarias impuesto por el fundador de Playboy.

También acusaron a Hefner de mantener guardados videos y fotografías de contenido sexual obtenidas sin consentimiento, con el propósito de chantajear a las mujeres. Holly Madison dijo que se trataba de “una montaña de porno de venganza esperando para salir”.

Crystal Hefner, viuda del fundador de Playboy, confirmó la historia de Madison. En un mensaje publicado en Twitter dijo que “encontré miles de esas fotos de cámaras desechables de las que hablas Holly Madison. Inmediatamente los rompí y destruí cada una de ellas por ti y las innumerables mujeres que había en ellas”.

P. J. Masten reveló que en la mansión del magnate del porno se realizaron horrorosos episodios de zoofilia.

Hugh Hefner, el héroe de la industria del aborto

El fundador de Playboy es frecuentemente elogiado como uno de los líderes de la revolución sexual que se disparó en la década de 1960. De hecho, en un artículo de portada de la revista estadounidense Newsweek, en 1986, Hefner se presenta como “un feminista”.

Además, no dudó en destinar abundante dinero para las causas del feminismo, entre ellas el aborto.

La multinacional del aborto Planned Parenthood, acusada de traficar con órganos y tejidos de bebés abortados en sus instalaciones, figura como una de las organizaciones que apoya actualmente la "Fundación Hugh M. Hefner".

También recibe apoyo de la fundación de Hefner el Instituto Guttmacher, organización abortista que recibe su nombre por Alan Frank Guttmacher, quien fue presidente de Planned Parenthood y vicepresidente de la Sociedad Americana de Eugenesia.

La fallecida abogada Harriet Pilpel, asesora legal de Planned Parenthood, fue en tres ocasiones integrante del jurado de los Premios Hugh M. Hefner de la Primera Enmienda, que premian supuestamente a quienes ayudan a preservar el derecho a la libertad de expresión en Estados Unidos.

En una entrevista de 2010 con la revista Vanity Fair, Hefner recordó que “fuimos los amicus curiae, amigos de la corte, en (el caso) Roe vs. Wade, que le dio a las mujeres el derecho a decidir”.

Con la sentencia de la Corte Suprema en Roe vs. Wade, en 1973, se abrió las puertas al aborto legal en todo Estados Unidos.

La desgracia del legado de Hugh Hefner ya la recordaba Bill Donohue, presidente de la Liga Católica de Estados Unidos, en un artículo publicado el 28 de septiembre de 2017 tras la muerte del fundador de Playboy.

“Cualquiera que piense que el legado de Hefner es uno de liberación necesita explicar por qué aquellos que eran los más propensos a practicar su filosofía acabaron siendo cualquier cosa menos faros de la felicidad. ¿Quieren pruebas? Solo pregunte a los psiquiatras y los funerarios en Hollywood”, escribió Donohue en esa ocasión.

Etiquetas: Aborto, pornografía, No al Aborto, Defensa de la vida, Hugh Hefner, Playboy, porno, industria pornográfica

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios