La Conferencia Episcopal de Colombia inició el miércoles 26 de octubre el proyecto “Iglesias Particulares Seguras y Protectoras”, para ayudar a las diócesis a implementar políticas de protección y prevención de abusos sexuales contra menores y personas vulnerables.

El proyecto es auspiciado por la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) y se desarrollará hasta octubre de 2023, con el objetivo de capacitar a más de 1.200 personas de los equipos diocesanos de protección a menores y encargados de los procesos canónicos.

Según informó la CEC en su sitio web, la primera etapa se realizará en un año y comprende las diócesis sufragáneas de las arquidiócesis de Florencia, Villavicencio, Nueva Pamplona, Bucaramanga, Popayán y Cartagena.

En ese sentido, los talleres comenzaron el 26 de octubre “con la participación de la Arquidiócesis de Florencia, las diócesis de Mocoa-Sibundoy y San Vicente del Caguán, y los vicariatos apostólicos de Leticia y Puerto Leguizamo”, indicó la CEC.

Estos culminarán mañana viernes 28, y cuentan “con el acompañamiento de los miembros del Consejo Nacional para la Cultura del Cuidado de la Conferencia Episcopal de Colombia”.

En este caso participan unos 150 sacerdotes, 23 seminaristas, 30 trabajadores diocesanos, 120 profesores, 30 agentes de pastoral social y otros evangelizadores de movimientos apostólicos, parroquias e institutos de vida consagrada.

Más en América

El proyecto también consiste en la difusión de las líneas guías “Cultura del Cuidado en la Iglesia Católica Colombiana”.

Para mayor información sobre el proyecto, se pueden comunicar con Diana María Guzmán al correo electrónico iglesiasseguras@cec.org.co y al celular 3133211877.