Sacerdote pide ayuda para construir mil viviendas para damnificados por lluvias en Perú

Sacerdote pide ayuda para construir mil viviendas para damnificados por lluvias en Perú El Padre Omar muestra los mil módulos por construir. Crédito: Facebook P. Omar Buenaventura

El P. Omar Sánchez Portillo, sacerdote conocido por su vasta labor solidaria con los más pobres y necesitados del Perú, pide ayuda para construir mil viviendas para los damnificados por las lluvias e inundaciones.

Las fuertes lluvias en Perú han dejado miles de damnificados y al menos 50 fallecidos.

Estos desastres naturales, particularmente en el norte del país, siguen causando estragos en la población, de manera especial entre los más necesitados, lo que ha motivado que diversos organismos de la Iglesia Católica como Cáritas organicen campañas de solidaridad.

Ante los desastres naturales, el gobierno del Perú declaró el 26 de marzo el estado de emergencia durante 60 días en los departamentos norteños de Lambayeque, Piura y Tumbes.

Un urgente pedido de ayuda

El P. Sánchez compartió en su página de Facebook varias fotografías en las que aparece junto a mil módulos temporales de vivienda que están por armar, además de piezas para confeccionar aulas escolares, comedores populares, baterías de baños y salones de usos múltiples.

Más en América

Estos módulos están "sin uso hace 4 o 5 años. No importan las razones. Lo único que importa es que los tiempos de Dios son siempre perfectos", continuó.

"Te necesitamos. Tenemos que sacarlos de ahí a la brevedad. La razón: Las personas más vulnerables los necesitan para tener un lugar seguro y digno, con algo de calor de hogar. ¡Ayúdanos!", exhortó el también director de la Asociación de las Bienaventuranzas, institución con la que sirve a los más pobres del país.

"Tenemos para sacar 120 inmediatamente. Pero nos falta para los otros casi 900. En un tráiler de plataforma entran 4 módulos, y cada tráiler cuesta más o menos 800 soles. Necesitamos 250 viajes de tráiler, además de los montacargas y adicionales de logística. Haz números", continuó.

El sacerdote reconoció que está pidiendo mucho dinero, pero recordó que durante la pandemia se logró recaudar 180 mil dólares en dos horas para una planta de oxígeno, y que al final de esa campaña se reunió 1,5 millones de dólares con los que se instalaron ocho plantas en total.

"¿Por qué ahora no? Para Dios no hay nada imposible", destacó el P. Sánchez.

Para colaborar con esta obra, puede hacer su donación en:

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email.

BCP Cuenta Corriente Soles 1949189007050
CCI 00219400918900705090

O al Yape 953104642 de la Asociación de las Bienaventuranzas.

Dona a ACI Prensa

Si decides ayudarnos, ten la certeza que te lo agradeceremos de corazón.