El Papa Francisco sigue con atención diálogos con el ELN en Colombia

El Papa Francisco sigue con atención diálogos con el ELN en Colombia Papa Francisco. Crédito: Vatican Media

El Nuncio Apostólico en Colombia, Mons. Luis Mariano Montemayor, aseguró que el Papa Francisco sigue con mucha atención las negociaciones de paz que el gobierno de Gustavo Petro mantiene con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

En entrevista con el diario colombiano El Tiempo, el representante vaticano indicó que por "expresa solicitud" del Santo Padre le informa sobre cómo va el proceso de paz, cuya primera etapa se desarrolló en Venezuela del 21 de noviembre al 12 de diciembre.

"Cumplo con las tareas del Santo Padre. Me puso a apoyar los acuerdos de paz con las FARC y su aplicación y también a tratar de que el ELN volviera a una mesa de negociaciones con el Estado. El Santo Padre está enterado de todo lo que está ocurriendo aquí. Él sigue con mucha atención las negociaciones con el ELN", afirmó.

El gobierno de Juan Manuel Santos firmó en el 2016 el Acuerdo de Paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Al año siguiente esa administración inició el diálogo con el ELN.

Sin embargo, en el gobierno de Iván Duque se rompieron las negociaciones luego del atentado que el ELN cometió en enero de 2019 contra una escuela de cadetes de la Policía, que dejó 22 muertos y 68 heridos.

En el nuevo proceso iniciado por el presidente Petro, la Iglesia Católica participa como "acompañante permanente" a través de su representante, Mons. Héctor Fabio Henao.

Más en América

"Yo podría decir que el Santo Padre está satisfecho porque las partes están sentadas conversando", afirmó Mons. Montemayor durante la entrevista publicada el 26 de diciembre.

El Nuncio Apostólico añadió que para el Papa Francisco "es muy importante el estado de las democracias" y que quiere apoyar todo lo que signifique su consolidación; y sobre todo la "lucha contra la inequidad de nuestras economías, porque eso genera la pobreza que es una lacra de América Latina. Él me ha dicho con su acento porteño 'adelante'".

Hay que tener fe en la paz de Colombia

Durante la entrevista, el diplomático vaticano indicó que si bien Colombia lleva varias décadas de conflictos internos, "siempre hay que tener fe" y "entender que hay avances evidentes: hoy las FARC como tal no existen, los paramilitares tampoco".

"Hay sucesos que a diario nos sacuden, pero también es evidente que en la actualidad estamos mejor que años atrás", señaló.

En ese sentido, el Prelado se refirió al paro armado que el ELN llevó a cabo en el departamento del Chocó del 15 al 20 de diciembre y que coincidió con la visita pastoral que, junto a Mons. Henao, realizó a las diócesis de Quibdó e Istmina-Tadó.

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email.

El Nuncio comentó que se trató de "un paro armado insólito, precipitado; es más, creo que poco pensado", y que no permitió llevar adelante todo el programa pastoral "porque tampoco podemos arriesgar la vida de nadie".

Sin embargo, apuntó que no cree que haya habido una intención de la guerrilla de poner trabas a la Iglesia, pues "nunca nos han impedido la acción pastoral". Más bien, expresó, "pienso que no leyeron bien todo el contexto o la repercusión".

"Colombia tiene todas las posibilidades de paz y hay que intentarlas", subrayó el Nuncio, y aseguró que es optimista sobre las negociaciones entre el gobierno y el ELN, pues además del acompañamiento de la ONU y la Iglesia, "hay todo un universo diplomático que tiene el foco puesto que cree en esta posibilidad".

Mons. Montemayor aclaró que ello no significa desconocer lo que esta guerrilla ha hecho durante años. "Con la Iglesia Católica, por ejemplo, ellos han sido muy duros, nos han matado a miembros de nuestra comunidad. Pero hay que mirar hacia adelante", señaló.

La situación en el Chocó

Mons. Montemayor explicó que en zonas de este departamento hay enfrentamientos entre el ELN y el Clan del Golfo –conocido también como autodefensas gaitanistas– "porque cada una quiere el control de los campos de coca".

En la población "hay una situación de miedo y de desconfianza generalizados. Por eso la importancia de alcanzar alivios humanitarios. Hay que lograr que haya libertad de circulación (…), sin tener miedo de que los van a matar o que los pueden detener", expresó.

El representante del Papa también indicó que es urgente "iniciar un desminado humanitario" en el río San Juan, pues las comunidades "a veces no pueden ir siquiera a buscarse el pan porque el territorio está minado".

El Nuncio también se refirió al narcotráfico y señaló que "para hacer la paz no se puede ignorar este fenómeno, porque es el que financia la compra de armas". "En varias regiones hay confrontaciones muy fuertes por el control de los cultivos", recordó.

Dona a ACI Prensa

Si decides ayudarnos, ten la certeza que te lo agradeceremos de corazón.