Hoy la Iglesia recuerda a San Auxibio, obispo, sobrino de San Marcos Evangelista

San Auxibio | San Auxibio, 19 de febrero / ACI Prensa

Cada 19 de febrero, la Iglesia recuerda a San Auxibio de Solias, conocido también como Auxibio de Solos o Soles (hoy Chipre). Según la tradición Auxibio fue sobrino de San Marcos Evangelista, pues era hijo de una hermana de este.

San Auxibio vivió en el siglo I y fue el primer obispo de la isla de Chipre, a cuya comunidad  sirvió alrededor de 50 años. Como se sabe, Chipre es una isla ubicada en el mar Mediterráneo, frente a la costa sur de Turquía, en una posición geográfica que resultó decisiva para la expansión del cristianismo primitivo.

San Auxibio y San Marcos

Auxibio nació en Roma, en el seno de una familia pagana. Su padre deseaba que contrajera matrimonio de acuerdo a la costumbre romana, para asegurar una posición política, pero él estaba más cerca de hacerse cristiano que de pensar en casarse, así que prefirió apartarse del seno familiar.

Fue así como Auxibio llega a Chipre y se encuentra con San Marcos, su tío, de quien sabía había dejado todo para seguir las enseñanzas de un tal Jesús de Nazaret. Eran los tiempos posteriores al martirio de San Bernabé, acontecido en la isla en la década del sesenta. Bernabé, judío levita nacido en Chipre y pariente de Marcos, fue uno de los doce apóstoles de Cristo y el primero en evangelizar la isla. Fue Bernabé quien ganó a Mateo para la causa de Jesucristo.

San Marcos contribuyó enormemente a que Auxibio conozca la fe en Jesucristo y cuando lo vio comprometido realmente le concedió el bautismo. Luego lo instruiría en la tarea de anunciar el Evangelio. Una vez que Auxibio estuvo listo, Marcos lo envió a predicar a la ciudad de Solos, al norte de Chipre. En ese lugar empezó a proclamar el Evangelio, pero con excesiva discreción. Aun así, su vida ejemplar produjo conversiones, entre ellas la de un sacerdote pagano, adorador de Júpiter.

Más en Mundo

Obispo por orden de Pablo

Concluida la predicación de San Marcos en Alejandría (ciudad de la que sería Patriarca más adelante) se fue al encuentro de San Pablo. El Apóstol pediría a San Tito -su cercano colaborador- que ordenase obispo a Auxibio, persuadido por el testimonio favorable de Marcos. Como obispo, San Auxibio dejó atrás los temores y se convirtió en gran predicador. Su santidad condujo a muchos hacia Cristo. Gracias a él, en Solos se llegó a formar una comunidad cristiana próspera y ejemplar.

En el ocaso de su vida, el obispo se consagró a la formación del presbiterado y de los candidatos al sacerdocio. Antes de morir, San Auxibio exhortó a su futuro sucesor (llamado también Auxibio) y a la Iglesia en Chipre a permanecer firmes en la fe. Según la tradición, el santo obispo entregó su alma a Dios en el año 102.

Para conocer más sobre San Auxibio, ingresa AQUÍ

Para conocer más sobre San Marcos, lea este artículo de la Enciclopedia Católica.

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email.

Dona a ACI Prensa

Si decides ayudarnos, ten la certeza que te lo agradeceremos de corazón.