Existen muchas versiones de la Biblia en español. Aquí presentamos algunas de las traducciones más confiables de las sagradas escrituras.

Biblia de Navarra

La Biblia de Navarra es una versión católica de las sagradas escrituras elaborada por encargo de San Josemaría Escrivá de Balaguer a la Universidad de Navarra.

Su traducción fue realizada a partir de los textos originales en hebreo y griego. Además, cuenta con notas explicativas en las que destacan las abundantes citas de los Padres de la Iglesia.

Biblia Cantera-Iglesias

Francisco Cantera Burgos y Manuel Iglesias fueron los encargados de dirigir la dirección de la traducción de esta edición de la Biblia.

Más en Mundo

Fue publicada por la Biblioteca de Autores Cristianos en 1975 y se trata de una revisión de la Biblia Bóver-Cantera haciendo una traducción directa del hebreo, arameo y griego. 

En su traducción se destaca la transliteración de nombres de lugares y personas.

Biblia de Magaña

Esta es la primera versión de la Biblia traducida en México a partir del texto griego de la Septuaginta. 

Su autor fue el sacerdote mexicano Agustín Magaña Mendez, cuya intención era presentar una edición de fácil lectura de la Palabra de Dios.

Debido al lenguaje sencillo empleado tanto en su traducción como en los comentarios al pie de página, la Biblia de Magaña es una excelente Biblia pastoral.

(El artículo continúa después)

Biblia Nácar-Colunga

Los sacerdotes dominicos Eloíno Nácar Fúster y Alberto Colunga Cueto publicaron en 1944 la primera edición de la Biblia Nácar-Colunga.

Esta versión se caracteriza por ser una traducción crítica, literal y directa de la palabra de Dios, por lo que es una de las versiones de la Biblia más confiables en español.

También cuenta con abundantes ilustraciones y extensas notas explicativas.

Biblia Straubinger

La Biblia Straubinger, también conocida como Biblia Platense, es una traducción realizada por el sacerdote y profesor de Sagrada Escritura alemán Juan Straubinger.

Es conocida como Biblia Platense porque fue elaborada durante el exilio del padre Straubinger en La Plata, Argentina, a causa de la Segunda Guerra Mundial.

Para los comentarios, el padre Straubinger realizó una completa explicación de los aspectos geográficos, históricos y arqueológicos de los textos Bíblicos, lo cual la convierte en una buena Biblia de estudio.