16 de enero de 2017 - 5:20 PM

2,5 millones celebran a la Divina Pastora en Venezuela

POR MARÍA XIMENA RONDÓN | ACI Prensa

En medio de la aguda crisis económica, política y social que se vive en Venezuela, en la ciudad de Barquisimeto, la cuarta más importante del país ubicada en el estado de Lara se realizó el 14 de enero la tradicional procesión de la Divina Pastora a la que asistieron más de 2.5 millones de personas.

Los fieles se comenzaron a congregar desde la madrugada del 14 de enero y acompañaron la querida imagen mariana en los 7,5 kilómetros que duró el recorrido de la procesión con aplausos, cantos y oraciones.

En la procesión, el Arzobispo de Barquisimeto, Mons. Antonio López Castillo, pidió “la intercesión de la Virgen Santísima para que en forma pacífica pueda lograr cambiar esta situación por un ambiente de prosperidad, de libertad y de paz” para Venezuela.

El municipio de Barquisimeto puso a disposición de los asistentes tiendas para brindar asistencia médica e hidratación. El recorrido terminó en la Catedral local, donde se celebró la Misa. Allí también varias personas compartieron su testimonio de fe.

El alcalde de la ciudad, Alfredo Ramos, dijo que esta procesión debía ser una muestra de la inmensa manifestación mariana del pueblo venezolano y que esperaban que brinde “reconciliación para superar las dificultades y saludamos  la iniciativa de convertir a Barquisimeto en la capital de la espiritualidad y del turismo”.

Asimismo, en una conferencia de prensa, Mons. López Castillo, indicó que en la procesión de este año se buscó resaltar la “Ruta del Encuentro” con la que la Iglesia busca concientizar a los católicos sobre lo que significa vivir los sacramentos.

La Divina Pastora es la Patrona del estado de Lara y es una de las devociones más multitudinarias de América Latina.

La imagen de esta advocación mariana llegó a Venezuela en 1706 y fue colocada por error en el templo de Santa Rosa, una iglesia que no le correspondía. Cuando la quisieron mover no se pudo y decidieron dejarla allí.

En 1812 un terremoto destruyó la iglesia, pero la imagen permaneció intacta.

En 1855 el P. José Macario Yépez, párroco de la iglesia, pidió la intercesión de la Divina Pastora para que se detuviera la epidemia del cólera que diezmaba a la población.

Además, sacó a la imagen en procesión y ofreció su vida a cambio del fin de la enfermedad. Murió días más tarde a causa de la epidemia.

Desde entonces comenzó la tradición de sacar en procesión por las calles de Barquisimeto a la Divina Pastora.

También te puede interesar:

Etiquetas: Venezuela, Obispos de Venezuela, Crisis en Venezuela, procesión, Virgen, Divina Pastora

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios