Estas son las controversiales películas de Martin Scorsese sobre la fe católica

Martin Scorsese Martin Scorsese asiste a la alfombra roja de 'El Irlandés' durante el 14º Festival de Cine de Roma. | Crédito: Claudio Bottoni - Shutterstock

El galardonado director de cine Martin Scorsese ha abordado el tema de la fe católica de manera controvertida a lo largo de su exitosa carrera en Hollywood. Dos de sus películas más destacadas en este sentido son La última tentación de Cristo (1988) y Silencio (2016).

En este artículo, exploraremos las razones que suscitaron controversia en las películas mencionadas de Martin Scorsese, reconocido con el premio Oscar al mejor director por “Los Infiltrados” (2006). Además, en este 2024, Scorsese tiene previsto iniciar la producción de una nueva película sobre Jesús titulada A Life of Jesus.

La última tentación de Cristo

Esta controvertida película de 1988  se basó en una adaptación de la novela del escritor griego Nikos Kazantzakis, fallecido en 1957. El elenco incluyó a Willem Dafoe como Jesús; Barbara Hershey, como María Magdalena; y la estrella de rock David Bowie, como Poncio Pilato.

El filme retrató a Cristo como un ser humano con dudas, tentaciones y conflictos internos, incluyendo visiones de una vida mundana que incluye matrimonio y relaciones sexuales.

Esta representación de Jesús como un hombre con debilidades humanas, incluyendo la tentación de evitar su destino en la Cruz, fue duramente criticada y calificada como “sacrílega” por muchos fieles y destacadas figuras católicas de la época, incluidos varios obispos de Estados Unidos, Santa Teresa de Calcuta y la Madre Angélica, fundadora de EWTN.

Más en Controversias

En agosto de 1988, la película fue calificada como “moralmente ofensiva” por el departamento de comunicación de los obispos católicos en Nueva York.

“Busqué en vano el mensaje de amor. Scorsese nos ha dado un Cristo enojado, un Cristo torpe, un Cristo más de este mundo que del próximo”, indicó en ese entonces el Obispo de Greensburg, Mons. Anthony G. Bosco, de acuerdo al archivo de Los Ángeles Times.

La Madre Teresa, por medio de su portavoz, Robert Ziener, comentó que si los católicos intensificaban sus oraciones, “Nuestra Santísima Madre se encargará de que esta película sea retirada de vuestra tierra”.

Por su parte, la Madre Angélica, declaró al diario The Signal: “Esta película es la burla más blasfema de la Eucaristía que jamás se haya perpetrado en este mundo. Esta es una película sobre el holocausto que tiene el poder de destruir almas eternamente. No quiero ver a personas inocentes perder sus almas porque a algunas personas no les importe”.

Silencio

Titulada en inglés Silence, es la adaptación de la novela de 1966 escrita por el autor japonés Shusaku Endo, que narra la persecución de un grupo de jesuitas en el Japón del siglo XVII. En este periodo histórico, la fe cristiana estaba prohibida y aquellos que la practicaban enfrentaban torturas y ejecuciones, como fue el caso de San Pablo Miki y sus 25 compañeros mártires.

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email.

La producción de Scorsese plantea interrogantes sobre la fe y el aparente silencio de Dios frente al sufrimiento, lo que la convierte en una obra tanto reflexiva como polémica. Esto es especialmente evidente en las crisis de fe experimentadas por su protagonista, quien finalmente abandona su misión de evangelización en Japón y reniega de su fe. El jesuita termina integrándose a la sociedad japonesa, adoptando un estilo de vida secular, asumiendo un nombre japonés, contrayendo matrimonio y viviendo el resto de sus días en el país hasta su fallecimiento.

El obispo español Mons. José Ignacio Munilla criticó la película en el 2017, y manifestó que Silence era una proyección de una “mentalidad relativista”.

Mons. Munilla explicó que la película “le decepcionó” porque no es fiel al martirio que aconteció en aquel tiempo. “Los padres jesuitas, ellos por delante, dieron un testimonio de fidelidad en medio de aquella prueba martirial y, desde luego, la apostasía en ningún momento fue la que allí primó”, afirmó.

“Esta película lo que está planteando es que los que iban al martirio eran los fieles más sencillos que no tenían una formación teológica y cultural. Pero los jesuitas que estaban más formados, terminaban apostatando. Como si con la fe adulta de los jesuitas se les puede permitir hacer esta distinción: 'apostato por fuera aunque por dentro siga siendo cristiano; pero el pueblo menos formado debe ir al martirio de cabeza'. Eso, históricamente, es totalmente falso. En aquel momento los evangelizadores que predicaron al pueblo fueron los que abrieron el martirio, quienes iban por delante”, criticó.

Silencio está protagonizada por Andrew Garfield, Adam Driver, Tadanobu Asano, Ciarán Hinds y Liam Neeson, quienes rodaron la película en Taiwán entre enero y mayo del 2015.


Dona a ACI Prensa

Si decides ayudarnos, ten la certeza que te lo agradeceremos de corazón.