El Gobierno de España prohíbe a manifestantes en su contra rezar el Santo Rosario

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez. El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez. | Crédito: Pool / Palacio da La Moncloa.

La Delegación del Gobierno en Madrid envió en la tarde de ayer en España a un Inspector jefe de la Policía Nacional y unos 20 agentes para impedir el rezo del Santo Rosario en un lugar público cercano a la sede del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), donde se suceden las protestas contra el Ejecutivo. 

Desde el pasado día 3 de noviembre, centenares de españoles se han manifestado de manera ininterrumpida cada tarde en las inmediaciones de la sede socialista, en protesta por los acuerdos alcanzados para formar Gobierno. 

Estos pactos involucran a la coalición comunista Sumar, partidos nacionalistas, incluidos los herederos políticos de la banda terrorista ETA y los responsables del intento de golpe de Estado secesionista en Cataluña perpetrado en octubre de 2017. 

Con algunos de sus responsables, prófugos de la justicia, el PSOE ha acordado aprobar una ley de amnistía contra la que se han manifestado numerosas instituciones del Estado, así como algunos obispos a título individual

También la Conferencia Episcopal Española ha emitido un comunicado reciente en el que expresa su preocupación por la situación política y social de España.

El responsable de esta convocatoria, José Andrés Calderón, dio cuenta de las actuaciones policiales a través de sus redes sociales, donde denunció que suponen “una persecución a una España que ora pacíficamente”.

Más en España

Este rezo público se viene realizando desde el día 12 cada día a las 19:30 horas en las escalinatas del templo dedicado al Inmaculado Corazón de María situado en la misma calle Ferraz de la capital, a unos 40 metros de la sede nacional del PSOE. 

Sin embargo, la Delegación del Gobierno decidió este lunes “que no se celebre la concentración” que tiene por objetivo rezar por la nación, alegando que no estaba correctamente comunicada según la ley. 

Además, la Delegación del Gobierno anuncia que impedirá las convocatorias de los días 28, 29 y 30 de noviembre.

En conversación telefónica con ACI Prensa, Calderón señala que se había comunicado la concentración por la vía de urgencia el pasado sábado, pero que, desde entonces, hasta 10 minutos antes del momento de comenzar el Santo Rosario, no había tenido comunicación formal. 

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email.

En circunstancias normales, los ciudadanos han de comunicar cualquier convocatoria en la que se prevea la asistencia de más de 20 personas con 10 días de antelación, salvo que se considere de urgencia.

Al llegar al lugar, Calderón apreció que no iba a ser una tarde más, pues era evidente la presencia de varias furgonetas de la Policía Nacional en las que se desplazan las Unidades de Intervención Policial (UIP), conocidas como antidisturbios. 

Al final, la mayoría de los convocados se desplazaron hasta la cercana calle del Pintor Rosales. Sin embargo, según denuncian testigos, algunas personas decidieron permanecer en el lugar protestando por la medida y la Policía procedió a detener al menos a una mujer sexagenaria.

Este martes está previsto que vuelvan al mismo lugar y a la misma hora a rezar el Santo Rosario por España. “De rodillas”, puntualiza Calderón, que está dispuesto a ser él esta vez el detenido. 

En la mañana de este martes, Calderón ha publicado un mensaje en X (anteriormente, Twitter) en el que llama a "todo católico y persona decente" a rezar en Santo Rosario.

Convocatoria en la Inmaculada

A las pocas horas de lo sucedido, tanto los responsables de lo que se ha conocido como “el Rosario de Ferraz” como el Rosario de Hombres y los Jóvenes de San José, a través de Tekton Centro Televisivo, han convocado un Rosario Nacional por la Unidad de España el próximo 8 de diciembre. 

El objetivo es que los fieles acudan a rezar “delante de la principal iglesia o catedral de cada pueblo o ciudad. En comunión con el Rosario de Ferraz (Madrid)”. En la capital se mantiene la convocatoria junto al templo de la Inmaculada donde se reza desde hace días. 

En el cartel anunciador que se distribuye por redes sociales, se pueden leer dos citas de santos españoles relativas al Rosario y España. Una se atribuye a San Antonio María Claret (“En el Santo Rosario está cifrada la salvación de España”) y la otra se refiere a una revelación privada de Cristo a Santa Maravillas de Jesús: “España se salvará por la oración”. 

Cartel convocando en 2023 a un Rosario por España el día de la Inmaculada, su patrona. Crédito: Rosario en Ferraz
Cartel convocando en 2023 a un Rosario por España el día de la Inmaculada, su patrona. Crédito: Rosario en Ferraz

Campaña del P. Juan Manuel Góngora

A raíz de los hechos acaecidos en la tarde del lunes en Madrid, el P. Juan Manuel Góngora, sacerdote diocesano de la Diócesis de Almería (España), ha iniciado una campaña dirigida a la Fiscalía de Madrid en la que pide que investigue la “presunta prevaricación que afecta gravemente a los derechos fundamentales”.

A través de la plataforma HazteOir.org, el sacerdote reivindica el artículo 16 de la Constitución Española que reconoce que “todos tenemos derecho a la libertad ideológica y religiosa y a manifestarla públicamente como nos parezca oportuno”, explica en la campaña.

El P. Góngora, conocido por su participación en redes sociales y miembro del programa La sacristía de la Vendée, defiende que este derecho sólo está limitado si afecta al orden público. En este sentido, añade: 

“¿Y afecta al orden público rezar pacíficamente? Los creyentes sabemos de la fuerza de la oración, de la eficacia transformadora de la oración. Pero ¿afectar al orden público? Ni una explicación por parte del delegado del Gobierno. ¡Inaceptable!”.

El sacerdote indica que “la gente de Ferraz sabe del poder de la oración. Por eso acuden a rezar. Porque saben que ahí está cifrada la salvación de España. Y quizás también lo sepa el delegado del Gobierno. Y quizás por eso prohíben rezar en público”.

“¿Harán lo mismo con los musulmanes que a diario rezan en las calles? La doble vara de medir es cada vez más insoportable. Y ya es hora de defender nuestros derechos cristianos”, subraya.

Dona a ACI Prensa

Si decides ayudarnos, ten la certeza que te lo agradeceremos de corazón.