Expulsan a 6 jesuitas de su residencia en Nicaragua tras la incautación de la propiedad

Imagen referencial de sacerdotes Imagen referencial de sacerdotes | AM113 - Shutterstock

La policía y fiscales de la dictadura en Nicaragua desalojaron a seis jesuitas de su vivienda en Managua a pesar de presentar evidencia de propiedad, así lo ha denunciado el sábado la Provincia Centroamericana de la Compañía de Jesús.

“A comienzos de la tarde del 19 de agosto, la policía nicaragüense se presentó junto a miembros del poder judicial en la vivienda de los jesuitas, residencia Villa Carmen (al lado de la Universidad Centroamericana, pero propiedad de la Compañía de Jesús), para exigir su desalojo argumentando que esa vivienda es también propiedad del Estado de Nicaragua”, denuncia el comunicado difundido en la noche de ayer.

Los miembros de la comunidad religiosa entregaron a las autoridades “la documentación de escritura de propiedad que afecta a la vivienda como un bien diferente de la UCA y propiedad de la Compañía de Jesús”, asegura la Orden jesuita. Sin embargo, estas pruebas fueron pasadas por alto por los agentes, que ignoraron la documentación y ordenaron a los jesuitas abandonar el lugar.

Ante la situación, los seis miembros de la comunidad acataron las órdenes y se retiraron sin incidentes, llevándose consigo sólo algunos objetos personales.

Los jesuitas desalojados se encuentran actualmente la Comunidad de San Ignacio, en Managua, donde llegaron con seguridad.

La Provincia Centroamericana de la Compañía de Jesús reaccionó con indignación ante el incidente.

Más en América

En su comunicado, expresaron: “Condenamos enérgicamente este acto de violencia contra nuestra comunidad y reafirmamos nuestra confianza en que el Señor de la Historia continuará protegiendo a los jesuitas de Nicaragua durante este difícil período”.

Por su parte, la Conferencia de Provinciales Jesuitas de América Latina y El Caribe (CPAL) ha señalado en un comunicado que “este es un acto más de un espectáculo donde la verdad, la justicia y el respeto a los derechos inalienables de los seres humanos se enfrentan a medidas que buscan acallar las voces que se levantan y apoyan la lucha por un país donde se respeten los derechos de todos, su integridad y su búsqueda de vivir libremente en su propio país”.

El desalojo de los 6 jesuitas ocurre cuatro días después de que la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo decidiera expropiar todos los bienes de la UCA a la Compañía de Jesús, alegando que es un “centro de terrorismo”.

El cierre de la universidad fundada en 1960 por los Jesuitas ha dejado a más de 9.500 estudiantes sin acceso a la educación y ha recibido la condena nacional e internacional.

Este acto de hostigamiento y represión es uno de los últimos ataques sufridos por la Iglesia desde las protestas antigubernamentales de 2018 y que también han afectado a otras instituciones católicas y disidentes.

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email.

Dona a ACI Prensa

Si decides ayudarnos, ten la certeza que te lo agradeceremos de corazón.