Recursos


Día 1

Programa:

  • 12:30 p.m. (hora local) llegada al Aeropuerto internacional Boryspil de Kiev. Ceremonia de bienvenida.
  • 5:55 p.m. Llegada al Palacio Presidencial "Mariyinskyi" en Kiev y encuentro con el Presidente en la "Sala Azul".
  • 6:30 p.m. Encuentro con los representantes del mundo de la política, la cultura, la ciencia y la empresa en la "Sala Blanca" del Palacio. Discurso del Santo Padre.

Noticias del día


"Vengo como hermano en la fe", dice el Papa al comenzar histórica visita a Ucrania

KIEV, 23 Jun. 01 (ACI).- El Papa Juan Pablo II llegó hoy a Ucrania en una histórica visita llena de complejidades y posibilidades de diálogo ecuménico, señalando que llegaba como peregrino de la paz y la hermandad.

El Airbus 321 de la compañía Alitalia en el que llegó el Pontífice aterrizó a las 12:19 p.m. -hora local- en el aeropuerto Boryspil de la capital ucraniana, Kiev, histórica cuna del cristianismo en el mundo eslavo.

Al bajar del avión, el Santo Padre fue acogido por el Presidente de la República de Ucrania, Leonid Maksimovich Kuchma, el Primer Ministro Anatoliy Kinakh, el Arzobispo de Lviv de los Ucranianos, Cardenal Lubomyr Husar, el Arzobispo de Lviv de los latinos, Cardenal Marian Jaworski y del Nuncio Apostólico Mons. Nikola Eterovi.

Al tomar la palabra, Juan Pablo II señaló que había esperado "largamente esta visita y he rogado intensamente para que ella pudiera realizarse". "Por fin, con íntima emoción y alegría, he podido besar esta amada tierra de Ucrania. Doy las gracias Dios por el regalo que hoy me es concedido", agregó el Pontífice.

El Papa señaló que llegaba "en un contexto de alegre acogida", deseoso de hacerse peregrino en los célebres templos de Kyiv, "cuna de la cultura cristiana de todo el oriente europeo".

"Movido por el amor"

"Vengo como hermano en la fe a abrazar a muchos cristianos que entre las pruebas más duras han perseverado en la adhesión fiel a Cristo"; dijo el Papa, y señaló que venía "impulsado por el amor, para expresarles a todos los hijos de esta Tierra, a los Ucranianos de cada pertenencia cultural y religiosa, mi consideración y mi amistad cordial".

"Con los ojos del corazón -dijo el Pontífice, en un pasaje especialmente emotivo de sus palabras iniciales- me parece, en efecto, ver difundirse sobre esta Tierra vuestra bendita una nueva luz: la que emanará de la renovada confirmación del selecto grupo en el lejano 988, cuando Cristo fue aquí acogido como Camino, Verdad y Vida'".

Luego de agradecer efusivamente al Presidente Leonid Kuchma y a los "venerados Hermanos Obispos del Iglesia grego-católica y de la Iglesia Católica romana", Juan Pablo II recordó la "desmesurada carga de sufrimientos" de los cristianos ucranianos y felicitó también a estas comunidades que "ahora están reaccionando con entusiasmo y os reorganizáis buscando luz y consuelo en vuestro glorioso pasado".

"Peregrino de paz y de hermandad, confío ser acogido con amistad también de cuantos, incluso no perteneciendo a la Iglesia católica, tienen el corazón abierto al diálogo y a la cooperación", dijo el Papa, al señalar que "no he venido aquí con intentos de proselitismo, sino para testimoniar a Cristo junto con todos los cristianos de cada Iglesia y Comunidad eclesial y para invitar a todos los hijos y las hijas de esta noble Tierra a volver la mirada hacia El que ha entregado su vida por la salvación del mundo".

Encuentro y perdón

En este marco fraterno, el Pontífice se dirigió a los ortodoxos, ante quienes "nos sentimos animados a esperar en un futuro de siempre mayor entendido en el camino hacia la comunión plena". "Postrados delante del Dios común, reconocemos nuestras culpas. Mientras pedimos perdón por los errores cometidos en el pasado antiguo y reciente, aseguramos a nuestra vez el perdón por los errores padecidos", agregó el Papa; al señalar que "el recuerdo del pasado no frena hoy el camino hacia un recíproco conocimiento, que favorezcan la hermandad y la colaboración".

El Santo Padre hizo luego un rápido elenco de las numerosas pruebas y dificultades padecidas por el pueblo ucraniano, desde las guerras hasta los exterminios y hambrunas; y refiriéndose luego a los profundos cambios esperanzadores, señaló que "es importante no decepcionar las esperanzas que ahora palpitan en el corazón de muchos, sobre todo entre los jóvenes".

Un inicio auspicioso

Los primeros pasos de la visita papal a Ucrania estuvieron marcados por un clima auténticamente auspicioso. "¡Os abrazo a todos, queridos ucranianos, de Donezk a Leópolis, de Kharkiv a Odessa y a Simferopol!", dijo el Papa, antes de concluir señalando que "con el ánimo colmado de estos pensamientos, cumplo los primeros pasos de una visita ardientemente deseada y hoy felizmente iniciada".

El viaje a Ucrania, país ex soviético del centro de Europa con 50 millones de habitantes, es el número 94 del Papa fuera de Italia y apunta a reforzar la fe de los católicos y promover el diálogo con las iglesias ortodoxas; un proceso dificultado por el Patriarcado de Moscú, que acusa a la Iglesia Católica de "proselitismo" en un país que considera su "área de influencia".

Breve y sentida oración a la Madre

KIEV, 23 Jun. 01 (ACI).- En el traslado desde el aeropuerto internacional Boryspil hacia la Nunciatura Apostólica de Kiev, el Papa Juan Pablo II se detuvo en la Iglesia greco-católica di San Nicolás, donde se encuentra la venerada imagen de la Virgen de Zarvaniza, a quien encomendó los frutos de su viaje.

El Pontífice pronunció ante el venerado icono la siguiente oración compuesta por él:

"Oh Santa Virgen María, Señora de Zarvaniza,
te doy gracias por el don de encontrarme en la Rus' de Kyiv,
desde la cual la luz del Evangelio se difundió a toda la región.
Frente a tu imagen milagrosa,
custodiada en esta iglesia de San Nicolás,
a Ti, Madre de Dios y Madre de la Iglesia,
confío mi viaje apostólico a Ucrania.
Santa Madre de Dios,
extiende tu manto maternal sobre todos los cristianos
y sobre todos los hombres y mujeres de buena voluntad,
que viven en esta gran Nación.
Guíalos hacia tu Hijo Jesús,
que es para todos camino, verdad y vida".

Por qué es difícil el viaje que emprende el Papa

MADRID, 23 Jun. 01 (ACI).- En un artículo editorial con significativos detalles, el analista internacional español Juan García Pérez explicó cuáles son las dificultades que rodean el actual viaje del Pontífice a Ucrania.

Según el periodista del diario ABC, para hacerse una idea del complejo rompecabezas que rodea este viaje pastoral, es necesario hacer "un rápido reconocimiento al terreno" de Ucrania, donde es posible identificar las diversas comunidades cristianas: Los Greco-católicos -llamados "uniatas" despectivamente por los ortodoxos-, que conservando la tradición bizantina, se unieron a Roma. Católicos de rito latino. La propia ortodoxia dividida entre la comunidad "autocéfala" -que acoge la visita del Papa- y la que responde al patriarcado de Moscú -opuesto a la visita-.

Según explica García Pérez, "Los greco-católicos o uniatas son vistos hoy por los ortodoxos como una doble amenaza: porque han recuperado los lugares de culto y porque la dura persecución que han sufrido ha fortalecido su vigor espiritual frente a un culto ortodoxo en ocasiones en decadencia".

El periodista explica además que el Patriarcado de Moscú, del que depende la mayoría comunidad ortodoxa, ve la visita del Pontífice como "una amenaza", sobre todo porque algunos grupos de ortodoxos han acogido la visita papal, agudizando así más las disputas internas.

En efecto, según explica García Pérez, "Con la caída del imperio soviético, se produjeron o consolidaron varias escisiones. La rama más importante de la ortodoxia en Ucrania es la Iglesia vinculada al patriarcado de Moscú y gobernada por el Patriarca Vladimir. Pero hay otra iglesia autocéfala independiente y una tercera, el sedicente Patriarca de Kiev, al frente del cual se encuentra el Patriarca Filareto".

En este escenario, complicado por la frágil situación política del país, el periodista de ABC señala que el Pontífice conoce "la forma de actuar de Europa oriental y por ello, conjuga la tenacidad en el propósito con el tono fraternal en las expresiones. Prefiere asumir iniciativas arriesgadas a respetar pasivamente un 'status quo' que dejaría todo en la situación actual".

"Dar un paso encierra riesgos graves pero quedarse parado consolida el fracaso. Por ello, los cristianos de todas las Iglesias y no sólo los católicos deberemos acompañar con la oración esta iniciativa, valiente y arriesgada, de Juan Pablo II", concluye el experto.

Hoteles llenos, millones de peregrinos y TV en directo por la visita del Papa

KIEV, 23 Jun. 01 (ACI).- "En las ciudades de la visita no entra ni un alfiler". Con estas palabras, los periódicos principales de Ucrania han expresado el fenómeno sin precedentes de ver todas las instalaciones hoteleras completamente copadas en las ciudades que visitará el Papa durante su visita.

Según los periódicos "Ekspres" y "Visokiyy Zamok" de Lviv, por lo menos dos millones de peregrinos se desplazarán con ocasión de la visita del Papa, especialmente a Lviv (Leópolis), en Ucrania occidental, cuna de la Iglesia greco-católica, donde el Papa pasará tres días -del 25 al 27 de junio- y beatificará a 28 mártires de la II Guerra Mundial.

Muchos periodistas no han encontrado aún alojamiento en Kiev y en Leópolis porque todos los hoteles están reservados desde hace meses. Y según la Agencia Fides, incluso el Arzobispo católico de Moscú, Tadeusz Kondrusiewicz, tiene dificultad para encontrar una habitación. Lo mismo sucede a otros Prelados que llegan de otros Países.

Por su parte, la televisión ucraniana está ofreciendo amplia cobertura del viaje papal con muchas horas de transmisión en directo, prefiriendo la información a las polémicas. En efecto, desde la llegada del Papa a Kiev hoy, hasta su partida de Leópolis para Roma, a las 7:00 p.m. del miércoles 27, el primer canal de la TV estatal transmitirá 18 horas en directo, un récord sin precedentes en el país.

Los eventos transmitidos en vivo incluirán:

Las cuatro Misas del Papa en Kiev y en Leópolis Los encuentros con las autoridades religiosas Los encuentros con políticos y hombres del mundo secular.

En Leópolis, donde se prevé la mayor concentración de personas, las autoridades han prohibido la venta de tabaco y de bebidas alcohólicas durante los tres días de estadía del Papa en la ciudad, con el fin de evitar episodios desagradables y suciedad en las calles.

El Papa pide a políticos, intelectuales y empresarios de Ucrania actuar según el Evangelio

KIEV, 23 Jun. 01 (ACI).- Durante un encuentro con políticos, hombres y mujeres de la cultura y empresarios de Ucrania, con el que se cerró la primera jornada papal en el Kiev, el Papa Juan Pablo II pidió a todos construir la nación del futuro inspirados en la profunda tradición cristiana del país.

"Saludo a una Tierra que ha conocido el sufrimiento y la opresión, manteniendo una adhesión a la libertad que nadie nunca ha logrado doblegar", dijo el Papa, al reafirmar que venía "como peregrino de paz", para "rendir homenaje a los sagrarios de vuestra historia y para unirme con vosotros en el invocar la protección divina sobre vuestro futuro".

El Pontífice recordó que "sobre el suelo de tu Tierra, encrucijada entre el occidente y el oriente de Europa, las dos grandes tradiciones cristianas, la bizantina y la latina se han encontrado, encontrando ambas favorable acogida". "¡Sí! es el Cristianismo el que ha inspirado, queridos ucranianos, vuestros mayores hombres de cultura y arte, y ha rociado con abundancia las raíces morales, espirituales y sociales de vuestro País", enfatizó el Santo Padre.

Pasado y futuro

"Los ancianos de vuestro pueblo recuerdan con nostalgia el tiempo en que Ucrania fue independiente. A aquel período, bastante breve, siguieron los años terribles de la dictadura soviética y la dura carestía de los principios de los años treinta, cuando vuestro País, 'granero de Europa', ya no logró saciar ni a sus propios hijos, que murieron por millones", dijo el Pontífice, al recordar la dramática historia ucraniana.

Juan Pablo II también se refirió a la opresión del nazismo y la del régimen comunista, "que siguió pisando los más elementales derechos humanos, deportando ciudadanos inermes, encarcelando a los disidentes, persiguiendo a los creyentes, intentando hasta borrar la idea misma de libertad e independencia en la conciencia del Pueblo".

"Felizmente, el gran giro de 1989 por fin ha permitido a Ucrania recobrar la libertad y la plena soberanía", agregó, al destacar que el país "ha alcanzado aquella anhelada meta de modo pacífico e incruento y ahora está empeñado con tenacidad en una obra de atrevida reconstrucción social y espiritual".

"Yo mismo os animo a perseverar en el esfuerzo necesario para superar las dificultades que todavía existen, asegurando el pleno respeto de los derechos de las minorías nacionales y religiosas", señaló el Papa, al destacar que "una política de sabia tolerancia no dejará de atraer consideración y simpatía al pueblo ucraniano, asegurándole un puesto desatacado en la familia de los pueblos europeos".

Construir sobre la fe

El Papa recordó que los valores del Evangelio, "que forman parte de vuestra identidad nacional", ayudarán a los ucranianos a edificar "una sociedad abierta y solidaria, en el que cada uno pueda ofrecer con justicia su específico aporte al bien común".

Así, al recordar los regímenes totalitarios del siglo XX, señaló que éstos fracasaron por minar "tres pilares de cada civilización auténticamente humana": "El reconocimiento de la autoridad divina, del que manan las irrenunciables orientaciones morales de la vida". "El respeto por la dignidad de la persona, creado a imagen y semejanza de Dios". "El deber de ejercer el poder a servicio de cada miembro de la sociedad sin excepciones, empezando de los más débiles e indefensos". "El haber renegado de Dios no ha hecho más libre el hombre. Lo ha expuesto más bien a diversas formas de esclavitud, rebajando la vocación del poder político al nivel de una fuerza brutal y opresiva", dijo el Pontífice. Con este preámbulo, el Santo Padre se dirigió a cada uno de los grupos presentes.

Políticos

"¡Hombres de la política! No olvidáis esta severa lección de la historia. Vuestra tarea es servir al pueblo, asegurando paz e igualdad de derechos a todos. Resistid a la tentación de aprovechar el poder para intereses personales o de grupo. Siempre tened en el corazón la suerte de los pobres y obrad siempre de modo legítimo para que se garantice a cada uno el acceso al justo bienestar".

Intelectuales

"¡Hombres de la cultura! Tenéis una gran historia en los hombros". "A os corresponde el ejercicio de una inteligencia crítica y creativa en todos los ámbitos del saber, conjugando el patrimonio cultural del pasado con las instancias de la modernidad, de modo que contribuyan al auténtico progreso humano, en la senda de la civilización del amor. En este contexto, deseo calurosamente que la enseñanza de las ciencias eclesiásticas pueda recibir el reconocimiento que le corresponde, también de parte de la autoridad civil". "¡Y en particular para vosotros, hombres entregados a la búsqueda científica, valga como advertencia perenne la terrible catástrofe social, económica y ecológica de Chernobyl! Las potencialidades de la técnica deben ser conjugadas con los inmutables valores éticos, para que sea asegurado el respeto debido al hombre y a su inalienable dignidad".

Empresarios

"¡Empresarios y operadores económicos de la nueva Ucrania! El futuro de la Nación también depende de vosotros. Vuestro aporte audaz, inspirado siempre en los valores de la competencia y la honestidad, favorecerá a impulsar la economía nacional, para reponer la confianza a cuantos se ven tentados de dejar el País para buscar en otro lugar un puesto de trabajo. Tened siempre presente, en el vuestro obrar, el bien común y los justos derechos de todos. "Fijáos en la persona y no en el provecho como fin de toda economía que respeta la dignidad humana. Obrad siempre en la legalidad, que es garantía de justicia".

Comentarios