11 de diciembre de 2020 8:16 am

Twitter reabre perfil que censuró por ser crítico con la Ley Celaá

Twitter cerró el perfil de la plataforma Más Plurales, que había organizado una quedada digital para mostrar su rechazo a la reforma de la ley de educación que actualmente se está tramitando en España. Después de que muchos usuarios manifestaran su desconcierto y disgusto ante el cierre del perfil, la red social reabrió la cuenta y les devolvió los seguidores. 

La Plataforma Más Plurales convocó una quedada digital en Twitter el jueves 10 de diciembre para protestar contra la Ley Celaá y durante más de dos horas fueron trending topic en la red social. 

Ante los numerosos mensajes contrarios a la reforma de la ley de educación, Twitter cerró la cuenta de Más Plurales sin explicaciones. 

Ante las numerosas protestas de usuarios de twitter, la cuenta volvió a estar activa en la mañana del 11 de diciembre en un primer momento sin seguidores, aunque posteriormente fueron también devueltos al perfil. 

Jesús Muñoz de Priego, portavoz de Más Libres, aseguró en diversos tuits que “la libertad de enseñanza no es la única que está en claro riesgo”, calificó esta situación de “atropello injustificado” y agradeció “la movilización social”. 

Esta quedada digital seguía a cuatro concentraciones frente al Congreso de los diputados, multitudinarias manifestaciones en coche en 50 ciudades españolas. 

Los participantes manifestaron el rechazo a una Ley que se está tramitando de una manera exprés, sin dejar que la comunidad educativa pueda manifestar su opinión, como así ha sucedido hasta ahora con todas las leyes educativas. 

“Con un manifiesto desprecio a la comunidad educativa, la Ley Celaá avanza en su atropellada tramitación, alejando a la sociedad española cada vez más del Pacto de Estado por la Educación que tanto se demanda”, precisan en un comunicado. 

Además desde la Plataforma Más Plurales aseguran que “la sociedad española está diciendo bien alto a la Ministra que no quieren su ley, que las cosas no se pueden hacer de manera tan chapucera, que no es el momento, en plena pandemia, para aprobar a una velocidad de vértigo una ley de este calado y que la Ley Celaá no aborda los problemas reales de la educación española, como son el fracaso escolar y la igualdad de oportunidades. Al contrario, el supuesto “Comité de Expertos” del Ministerio de Educación ha concluido que los “problemas” más acuciantes son la educación concertada, la Educación Especial y la asignatura de Religión”. 

“Tras esta nueva Ley, lo único que se aprecia es un interés ideológico por eliminar la pluralidad y la libertad de la educación con el fin de imponer un modelo único y totalitario. Para Más Plurales, el derecho de todos a la educación no se garantiza sólo con plazas públicas sino con pluralidad de centros y libertad de elección”, insisten. 

También subrayan que “la Ley Celaá contiene importantes medidas que lesionan y limitan las libertades y derechos de las familias y los centros. En concreto, margina de manera deliberada la oferta formativa de la enseñanza concertada, elimina la demanda social y la opinión de las familias sobre la educación de sus hijos, convierte la enseñanza de la Religión en una asignatura decorativa y no contiene ni una sola medida para mejorar la situación laboral los trabajadores de la enseñanza concertada”. 

“La Ley Celaá, de manera deliberada, expulsa y excluye del sistema educativo a millones de alumnos y de familias, a decenas de miles de trabajadores y a miles de centros educativos. Todo lo contrario a lo que necesita la educación española”, insisten. 

El día 16 de diciembre se concentrarán ante el Senado y el día 20 tendrán lugar numerosas manifestaciones de vehículos en casi toda España “para seguir protestando por una Ley que consideran impuesta y aprobada sin el suficiente debate”. 

Además desde Más Plurales reiteran su intención de diálogo y piden de nuevo la retirada de la Ley y que el Ministerio de Educación se abra a la senda del diálogo y del consenso, de la que se ha olvidado de manera premeditada durante la vertiginosa tramitación de una Ley que cambia de manera radical las reglas del juego educativo y democrático que vienen existiendo en las últimas décadas.

Etiquetas: España, Educación, Redes sociales, twitter, reforma educacional, libertad de enseñanza