5 de noviembre de 2021 6:37 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 6 de noviembre de 2021 9:51 am

Sacerdote hace dura crítica a “cura influencer” que publicó foto con actor porno

Por David Ramos

El P. Daniel Pajuelo posa junto al actor porno Ángel Muñoz García, conocido como “Jordi”, en una publicación de su cuenta en Instagram.

El P. Francisco Javier “Patxi” Bronchalo, de la diócesis española de Getafe, hizo una dura crítica al presbítero Daniel Pajuelo, conocido en redes sociales como “smdani”, por difundir una fotografía suya bromeando junto a un actor de películas pornográficas.

A través de Twitter, el P. Bronchalo, autor de "Cuando el sexo te atrapa. Entender, afrontar y sanar el problema de la pornografía”, señaló que “una foto así, de un cura y un actor porno, en una red social llena de adolescentes, lo único que hace es contribuir a normalizar la pornografía y a qué muchos piensen que está bien, al fin y al cabo es un cura el que sale”.

No me vengáis ahora con que Jesús comía con prostitutas y pecadores, que ya lo sé. No me seáis infantiles. Jesús busca la salvación de ellos. Desconozco la intención de la foto, no me parece importante, pero el efecto para muchos adolescentes es el que ya os he descrito”, dijo.

El P. Daniel Pajuelo, sacerdote de la congregación de la Compañía de María (Marianistas), publicó este 5 de noviembre en su cuenta de Instagram, donde tiene más de 135 mil seguidores, una fotografía junto al actor porno Ángel Muñoz García, conocido como “Jordi”.

A manera de broma, el P. Pajuelo escribió debajo de la foto: “He conocido a este chico, Jordi. Me comentan que es el joven ruso que desarrolló la vacuna Sputnik”.

El P. Pajuelo, que fundó junto a la religiosa Xiskya Valladares la plataforma de evangelización iMisión, es muy conocido en redes sociales. En YouTube tiene más de 1,2 millones de seguidores.

“Smdani” ha estado continuamente envuelto en controversias por su constante apoyo a la agenda LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales). En junio de este año publicó en Twitter la imagen de un corazón con los colores de la bandera gay bajo el mensaje “la diversidad es don, no amenaza”.

El P. Bronchalo señaló que en su libro abordó “el daño que hace la pornografía. A mí me lo hizo en la adolescencia. A mucha gente tiene atrapada. Y he estudiado el tema para tratar de ayudar a otros”.

“La pornografia cosifica a las personas, es decir, nos hace verlas como objetos para usar, especialmente a las mujeres. Es lo contrario de amar. Nunca se ha hablado más de defensa de la mujer que en nuestro tiempo. Nunca ha estado tan atacada como con el porno”, dijo.

El sacerdote indicó luego que “la pornografía es muy adictiva. En el cerebro funciona igual que una droga. Esto es ciencia”.

La pornografía, continuó, “destroza vidas, rompe matrimonios, incapacita a los jóvenes a amarse bien en el noviazgo. Hay gente que tiene que llegar a ir a grupos de terapia o centros en los que desengancharse”.

“La edad media en que un niño ve una imagen pornográfica son 8 años. Imaginaros el efecto que causa en su cerebro. A los 12 ya hay muchos que están enganchados a eso que ven”, señaló.

“¿Os acordáis cuando todo el mundo fumaba? Hoy se conocen los efectos del tabaco y su relación directa con enfermedad cardiacas y pulmonares. Con el tiempo veremos cada vez más que el consumo de pornografía, hoy normalizado, traerá cada vez efectos sociales más devastadores”.

Para el P. Bronchalo, la fotografía del P. Pajuelo junto al actor porno “contribuye también a la normalización. Es hacer un favor a la industria del porno”.

¿Habéis pensado alguna vez que hay detrás de un joven que se hace actor o actriz porno? ¿Por qué entran ahí?”, cuestionó.

El sacerdote español advirtió que “detrás de un chico o chica que entra en este mundo hay muchas heridas psico-afectivas”.

“Una búsqueda rápida en Google la hará encontrar muchos testimonios de chicas que entraron ahí huyendo de su casa, o buscando llenar carencias afectivas a causa de maltratos, abusos o abandonos”, dijo.

“Otra búsqueda rápida en Google os hará ver el drama que muchos han vivido. El porno es mentira, es ficción. Horas y horas de grabación, un mercado de carne en el que se compite y gana quien esté dispuesto a hacer cosas más vejatorias”, denunció.

El P. Bronchalo dijo luego que “quizás mientras escribo esto algún vecino está consumiendo pornografía, víctima de un enganche serio”.

Quizás en la escena que está viendo haya una mujer que está drogada, o un hombre que ya está muerto”, expresó.

ACI Prensa remitió consultas a la Compañía de María en España sobre las publicaciones del P. Pajuelo, tanto a través del correo electrónico como de las redes sociales. A pesar de que vieron los mensajes, hasta el cierre de esta edición los Marianistas no han contestado.

En medio de la controversia causada por su fotografía, el P. Daniel Pajuelo eliminó la publicación en su cuenta de Instagram.

En Twitter, el P. Pajuelo escribió: “Amigos, he borrado la última foto que subí a mi feed de Instagram. Creo que puede expresar un mensaje perjudicial que nada tiene que ver con lo que intento comunicar con mi misión en las Redes. Os agradezco a quienes con caridad y respeto me habéis ayudado a verlo”.

Precisamente horas antes, el P. Bronchalo había pedido públicamente al P. Pajuelo eliminar su publicación: "Es una imprudencia. Somos servidores de Dios y sanadores de las almas rotas. Actuemos así".

Tras la eliminación de la publicación del P. Pajuelo, el P. Bronchalo le agradeció por la decisión, pues "no todo vale". Además, dijo que borró el hilo de Twitter, pues "no le hacía bien a él que siguiera habiendo alusiones a algo que ha rectificado".

"En próximos días publicaré un hilo explicando que hay detrás de la industria porno y su blanqueo", anunció.

Actualización, 6 de noviembre a las 9:51 -5GMT: Se ha agregado el mensaje del P. Francisco Javier “Patxi” Bronchalo tras la eliminación de la foto del P. Daniel Pajuelo junto al actor porno.

Etiquetas: pornografía, Redes sociales, twitter, Instagram, porno, industria pornográfica, Daniel Pajuelo