15 de febrero de 2022 10:45 am

Patriarca Ecuménico y obispos se suman al Papa a favor de la paz en Ucrania

Por Almudena Martínez-Bordiú

Foto referencial. Obispos reunidos en el Vaticano. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

Los episcopados de Italia, Polonia y el Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, se sumaron al llamado del Papa Francisco para evitar una posible guerra entre Ucrania y Rusia. 

Desde que Rusia amenazó con invadir Ucrania, el Papa Francisco expresó en numerosas ocasiones sus deseos de paz y oposición rotunda a la guerra, la cual llegó incluso a definir como “una locura”.  

En el Ángelus del domingo 13 de febrero, el Santo Padre rezó por la paz y confió a la intercesión de la Virgen María y a la conciencia de los responsables políticos cada esfuerzo por la paz.

Obispos italianos piden por la paz 

Tras las palabras del Papa Francisco, la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) expresó en un comunicado su preocupación por lo que sucede en la frontera entre Ucrania y Rusia. 

“Lo que está ocurriendo preocupa al mundo entero. La mera posibilidad de que estalle un conflicto trastorna la mente de las personas, sacude sus conciencias y se suma a las muchas preocupaciones que la humanidad ya está experimentando por las pandemias que están arrasando el planeta: la pobreza, la enfermedad, falta de educación”, señalaron los obispos italianos.  

En este sentido, señalaron que “es responsabilidad de todos, empezando por los foros políticos, no sólo evitar las armas, sino también todo tipo de discurso de odio, toda referencia a la violencia y toda forma de nacionalismo que conduzca al conflicto”. 

De cara al encuentro que unirá a obispos y alcaldes del Mediterráneo el 23 de febrero, la CEI explicó que “la cooperación y el diálogo, acompañados de diplomacia, deben ser la norma y el estilo de las relaciones internacionales”. 

La paz es un bien precioso al que la humanidad no puede ni debe renunciar nunca. Invocamos a nuestro Señor Jesucristo, Príncipe de la Paz, y a la Santísima Virgen, particularmente venerada en Ucrania en la Basílica de la Madre de Dios de Zarvanytsia, para que se evite un terrible flagelo. Invitamos a todas las Iglesias de Italia a unirse a esta intención de oración”, pidieron los obispos italianos.  

El apelo de los obispos polacos 

Por su parte, el presidente de la Conferencia Episcopal de Polonia, Mons. Stanisław Gądecki, hizo público un mensaje en el que pidió al Patriarca de Moscú y toda Rusia, Kirill, a los obispos ortodoxos y católicos del país “buscar el respeto mutuo y la amistad”. 

Unamos nuestras fuerzas espirituales como fieles en Cristo en las diferentes confesiones de Rusia, Ucrania y Polonia para alejar el espectro de otra guerra en nuestra región", pidió Mons. Stanisław Gądecki. 

Asimismo, los obispos polacos mostraron su unión a Ucrania debido a “una historia común y una santa fé cristiana”. También llamaron a la oración por la paz “para evitar el sufrimiento y la muerte de miles de seres humanos inocentes, especialmente los más débiles e indefensos, que no tendrán la fuerza ni la oportunidad de escapar al estallido de la guerra”. 

“Toda guerra es una tragedia de la humanidad que rompe la vida de miles de personas, de ambos bandos, y de sus familias. Muchos de ellos, de ambos bandos, quedan mutilados, y muchos millones llevan heridas interiores difíciles de curar después”, lamentó el Arzobispo.

Asimismo, en nombre de la Iglesia en Polonia, Mons. Gadecki señaló que “desde el punto de vista humano y desde el punto de vista del juicio divino, estos dos pueblos deberían tener mucho en común y luchar no por el odio, sino por el respeto mutuo y la amistad. Sin embargo, una condición indispensable es el respeto de los derechos de los pueblos, incluido el derecho a la autodeterminación y la integridad territorial”. 

También repitió las palabras del Santo Padre y aseguró que “toda guerra es una locura”, y pidió que “el Señor convierta los corazones de los gobernantes del ansia de guerra y destrucción, convirtiéndolos en misericordia y paz”. 

Patriarca Bartolomé I se une al llamado del Papa Francisco  

Asimismo, el Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, quiso unirse al Santo Padre en el llamado a la paz y señaló durante una homilía en Estambul que “el uso de la fuerza no es la respuesta” y advirtió que una guerra en Europa “podría convertirse en una tercera guerra mundial”. 

“Es una cuestión de elección y debe ser el objetivo de todas las fuerzas involucradas en este contexto geopolítico extremadamente complejo y sensible. Es deber de todos nosotros rezar y contribuir activamente a la resolución pacífica de los conflictos, respetando y protegiendo incondicionalmente los derechos humanos y la dignidad de la persona”, aseguró el Patriarca Ecuménico. 

Bartolomé I indicó que “no hay otra forma de conservar y asegurar la paz que a través del diálogo, que elimina las condiciones que conducen a la violencia y a la guerra. La paz nace del respeto mutuo y la cooperación”. 

“La Iglesia debe ser un mensaje claro de reconciliación y paz, amor y justicia, fraternidad y solidaridad. Invitamos a todas las partes involucradas a seguir el camino de diálogo y el respeto del derecho internacional para poner fin al conflicto y permitir que todos los ucranianos vivan en armonía. Las armas no son la solución. Por el contrario, sólo pueden causar guerra y violencia, dolor y muerte”, defendió el Patriarca Ecuménico. 

Por último, recordó las palabras de “nuestro amado hermano el Papa Francisco: la guerra es una locura”. Bartolomé I pidió encontrar una solución pacífica “a esta peligrosa escalada, que se cierne opresiva y amenazante sobre el pueblo ucraniano. El silencio y la indiferencia no son una opción. No hay paz sin vigilancia constante. Por tanto, estamos todos condenados a la paz y destinados a una lucha continua para imponerla y defenderla”. 

La situación en Ucrania    

El peligro ante una posible invasión en Ucrania por parte de Rusia continúa levantando tensiones a nivel internacional.  

Esta situación se ha visto provocada debido a las exigencias de Rusia a la OTAN y Estados Unidos para que ninguna ex república soviética se una a la alianza occidental.     

Rusia amenazó con realizar un despliegue militar en Ucrania si éste continuaba sus esfuerzos por ser admitido en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).    

A pesar de los esfuerzos diplomáticos entre Occidente y Rusia, la situación en Ucrania continúa agravándose. El viernes 11 de febrero, el presidente de Estados Unidos Joe Biden amenazó a Rusia con “repercusiones severas y rápidas” si decidía finalmente atacar el país ucraniano.  

Desde Washington se denunció el riesgo de una invasión “inminente” de los soldados rusos en Ucrania, que en estos momentos se encuentra acorralado por cerca de 100.000 soldados que se encuentran en la frontera, donde acaban de comenzar a realizar maniobras militares. 

Este martes 15 de febrero, el portavoz del Ministerio de Defensa Ruso informó sobre la retirada de algunas de sus tropas que realizaban ejercicios cerca de la frontera con Ucrania.

Etiquetas: obispos, Ucrania, Patriarca Bartolomé I, El Papa Francisco