6 de noviembre de 2022 6:32 pm

Obispos defienden la presencia de símbolos cristianos en calles de México

Por Eduardo Berdejo

Nacimiento navideño. Crédito: Pxfuel

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) defendió la presencia de los símbolos cristianos en los espacios públicos, ante el debate que habrá en la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre una demanda que busca prohibir los nacimientos navideños en las calles de un ayuntamiento de Yucatán.

El 9 de noviembre, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) analizará una demanda de amparo que pide prohibir en los espacios públicos la colocación de “objetos decorativos en alusión al ‘nacimiento de Jesucristo’ los meses de diciembre y enero”.

La demanda está centrada en el Ayuntamiento de Chocholá, en el estado de Yucatán; sin embargo, su aprobación sentaría un precedente para prohibir estos símbolos en todo el país.

Asimismo, el presidente del Frente Nacional por la Familia, Rodrigo Iván Cortés, declaró a ACI Prensa que un fallo favorable a esa demanda también afectaría la presencia de imágenes de la Virgen de Guadalupe y otras en las calles de México.

Ante ello, los obispos emitieron este domingo un mensaje para solicitar a los ministros de la SCJN que valoren los efectos que tendrá sobre el derecho a la libertad religiosa, una sentencia a favor de la demanda.

En su texto, la CEM recordó que el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos reconoce el derecho a la libertad religiosa y su manifestación “tanto en público como en privado”.

En ese sentido, indicó que un verdadero Estado laico supone la protección de este derecho, permitiendo “la libertad de creer o no creer, incluso de cambiar de credo u opciones fundamentales”.

Los obispos recordaron que en México, particularmente en la primera mitad del siglo pasado, “una corriente política sumamente intolerante quiso prohibir el ejercicio no sólo público, sino también privado de la libertad religiosa, así como de culto”.

La persecución religiosa que ocurrió durante esos años “fue una manifestación de una visión autoritaria y equívoca de la función del Estado, que no puede regir el fuero interno de las personas, es decir, su conciencia”.

“El Estado Laico –expresó la CEM– no puede ser comprendido como la ausencia, la falsa neutralidad de lo religioso. La eliminación de cualquier signo religioso supone ya la afirmación ‘de la increencia’. Esta posición ha ido configurando la corriente ‘laicista’, cada vez más desplazada en el mundo moderno”.

Los obispos explicaron a la SCJN que las creencias religiosas “tienen manifestaciones concretas que no se pueden negar”, porque estas no son una idea, “sino una opción, una forma de vida, que va haciéndose cultura”.

En ese sentido, señalaron que “pretender imponer una sociedad sin referentes religiosos es, implícitamente, querer un sólo estilo de vida, arreligioso, es decir en donde prevalezca la negación de las creencias religiosas”.

“Este modelo discrimina a los seres humanos que sí tienen opciones religiosas y es contrario al Estado Laico. Es absurdo buscar eliminar toda manifestación pública de la vida religiosa. El erario, incluso y como es en los países democráticos, debe estar al servicio de las personas, y éstas, tienen orientaciones religiosas”, afirmó la CEM.

En su comunicado, los obispos afirmaron que la Iglesia no busca privilegios, “pero sí reconocemos que nuestra identidad tiene múltiples aspectos positivos que han enriquecido a la cultura y tradición de nuestro Pueblo Mexicano”.

Por ello, pidieron a los miembros de la SCJN “valorar estos puntos y pensar en las terribles contradicciones que se generarían al votar positivamente un asunto de esta naturaleza”.

“México necesita unidad, paz. Estos surgen del encuentro de nuestra vida más allá de valores meramente instrumentales. Abramos caminos, juntos, para el diálogo y el encuentro, en la búsqueda de un sentido común, orientado por los valores más profundos de todo ser humano”, expresaron los obispos.

Etiquetas: México, Libertad religiosa, Derechos humanos, Iglesia en México, Nacimiento, símbolos religiosos, Suprema Corte