19 de mayo de 2022 6:31 pm

Obispo pide "orar sin cesar" a Dios por el fin de la sequía en México

Por David Ramos

El Obispo de Saltillo (México), Mons. Hilario González García, hizo un llamado a los fieles a rezar con fervor a Dios, suplicándole que ponga fin a las sequías y los incendios forestales que agobian el norte del país, y conceda “la lluvia necesaria”.

En un comunicado remitido a ACI Prensa este 19 de mayo, Mons. González García dijo que “ante el incendio forestal que acontece en la Sierra de Arteaga y de Saltillo los invito a orar sin cesar por el don de la lluvia”.

“Que el Dios de la creación escuche nuestro clamor y tenga misericordia de nosotros”, exhortó.

“El incendio no solo causa estragos en contra del medio ambiente, afecta sin duda a nuestros hermanos que habitan en esta región”, dijo el Prelado.

El Obispo de Saltillo, en el estado mexicano de Coahuila, hizo además “un llamado a su generosidad para que participen de las actividades de donación y recolección de víveres, que serán de mucha ayuda para los brigadistas y campesinos”.

“Pido la maternal intercesión de María Santísima para que Dios, dé fortaleza a los brigadistas, auxilio a los campesinos y sabiduría a nuestras autoridades”, expresó.

Este 19 de mayo, el Gobierno del estado de Coahuila confirmó que “se mantienen activos 9 incendios forestales”.

Los incendios forestales se producen en medio de una intensa sequía que afecta a cerca del 80% del país.

De acuerdo al informe más reciente de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), estados del norte de México como Baja California, Baja California Sur, Aguascalientes y Sonora tienen el 100% de sus municipios afectados por la sequía.

Otros estados con importante parte de su territorio afectado por la sequía son Coahuila, Chihuahua, Nayarit, Nuevo León, Sinaloa y Durango.

El Obispo de Saltillo también alentó a los fieles católicos a rezar esta plegaria a Dios por el fin de la sequía:

Dios todopoderoso, de quien depende todo nuestro ser, actividad y vida, concede a nuestros campos y a nuestras ciudades la lluvia necesaria, a fin de que, asegurado nuestro sustento diario, podamos, con tranquilidad, buscar los bienes eternos. Por nuestro Señor Jesucristo, que vive y reina contigo, en la unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amen.

Etiquetas: México, Desastres Naturales, Obispos de México, Iglesia en México, Lluvias, Incendios, Incendios forestales, desastre natural, sequías